Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EDUCACIÓN

Cuatro alumnos de Pamplona, Tudela y Tafalla reciben los premios extraordinarios de Bachillerato 2010-2011

  • Se trata de Naiara Salinas Barbosa, del colegio Vedruna; Miguel Angel Nuño Viguria, del colegio San Ignacio, ambos centros en Pamplona; Iñigo Zuberdía Lafuente, del IES Benjamín de Tudela; y Leire Arbona Puértolas, del IES Sancho III el Mayor de Tafalla

0
08/09/2011 a las 17:37
Etiquetas
  • E.PRESS.PAMPLONA
Cuatro alumnos de centros de Pamplona, Tudela y Tafalla han obtenido los premios extraordinarios de Bachillerato 2010-2011, que concede el Gobierno de Navarra a los mejores expedientes académicos en los estudios de este ciclo.

Se trata de Naiara Salinas Barbosa, del colegio Vedruna; Miguel Angel Nuño Viguria, del colegio San Ignacio, ambos centros en Pamplona; Iñigo Zuberdía Lafuente, del IES Benjamín de Tudela; y Leire Arbona Puértolas, del IES Sancho III el Mayor de Tafalla, según ha informado el Gobierno de Navarra en una nota.

Cada uno de los galardonados recibirá un reconocimiento oficial y económico de 450 euros, y un diploma acreditativo de dicho premio, que se verá reflejado en su expediente académico.

Asimismo, disfrutarán de la exención del pago de matrícula en el primer curso de los estudios superiores en un centro público y optarán al Premio Nacional de Bachillerato que convoca el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte.

A esta convocatoria podían optar alumnos que hubieran superado sus estudios de Bachillerato en un centro Navarra durante el curso 2010-2011, con una calificación media igual o superior a 8,75 puntos.

Para conseguir este premio, los galardonados debieron superar una prueba que consistía en tres partes: un comentario de texto de carácter lingüístico, histórico o filosófico a elegir por el candidato; un análisis de texto en la primera lengua extranjera cursada por el alumno; y el desarrollo de un tema, respuesta a cuestiones y ejercicios prácticos de cada una de las dos materias elegidas por el estudiante, de acuerdo con la modalidad cursada.

Las pruebas podían ejecutarse en castellano o en euskera, según el modelo lingüístico en el que el alumno hubiera realizado sus estudios.





Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual