Más Navarra Más Navarra

El Tiempo: Cargando...

Club del Suscriptor   Iniciar sesión   Regístrate

FAUNA EN EL CANAL DE NAVARRA

Cuando cae la noche en el Canal

IVÁN BENÍTEZ . PAMPLONA.    

  • Al anochecer, el Canal de Navarra explosiona de vida. Los drenajes han evitado el aislamiento poblacional y el temido efecto barrera

Actualizada 30/07/2011 a las 01:02
7
Compartir
Imprimir Enviar
Imagen de la noticia

Una gineta avanza al anochecer por uno de los drenajes. A la izquierda, asegurado con piedras, el receptor de infrarrojos que va unido por cable a la cámara. REPORTAJE GRÁFICO: LUIS SANZ AZCÁRATE

Imagen de la noticia

Garduñas en el Tramo 5 . Estos mamíferos miden entre 40 y 50 cm y su peso oscila entre 1 y 2 kg.

Imagen de la noticia

El zorro es el animal que más utiliza estas estructuras. En la imagen, cruza uno de los pasos del río Elorz en el Tramo 3.

Imagen de la noticia

Comadreja.

Imagen de la noticia

Un gato montés.

Imagen de la noticia

Un corzo cae al canal en el Tramo 3. Gracias al biólogo, autor de esta imagen, el animal salió ileso del agua. LUIS SANZ

Imagen de la noticia

Corzo al amanecer en un paso superior específico para la fauna . Los jabalíes y los corzos son las especies más sensibles al efecto barrera. L. SANZ

Imagen de la noticia

Turón.

Imagen de la noticia

Dos tejones.

SSUCEDE al anochecer. Repentinamente. El Canal de Navarra explosiona. De vida. Se transforma. El agua fluye, pero los animales no se detienen a beber. Sólo caminan. Utilizan los drenajes y los pasos específicos habilitados para ellos. El canal se convierte en un enclave desconocido y singular.

¿Por qué de noche? Muy sencillo, indica el biólogo Luis Sanz Azcárate, autor de las fotografías de este reportaje. "El 99,9% de los animales son de hábitos nocturnos. Viven de noche. ¿Impacto? Claro que existe impacto. Es difícil saber cuánto. Lo cierto es que no se esta produciendo aislamiento poblacional", explica Sanz, "el canal y los desagües han disminuido el efecto barrera y han aliviado el posible impacto ambiental".

Los efectos ambientales adversos que pueden provocar las infraestructuras lineales (carreteras, canales, etc) son muchos y de muy diversa índole (las carreteras son las infraestructuras lineales donde más se ha estudiado el efecto barrera). "Estos efectos pueden impactar directa y negativamente sobre la fauna terrestre. En este caso -aclara Sanz- hemos detectado en el canal todo tipo de animales. Para comprobarlo estamos realizando un seguimiento para evaluar la situación". Drenajes, pasos específicos y túneles permiten que se conserve este hábitat, a priori, fragmentado tras la construcción de este río de cemento. "El jabalí y el corzo forman parte de las especies más sensibles. Necesitan extensas áreas de campo". El Canal de Navarra, que prevé alcanzar una longitud de 177 km, parte desde el embalse de Itoiz y llega hasta Ablitas, mediante la construcción de 16 tramos de canal junto a otros 4 ramales (un total de 20 tramos). El canal se está construyendo en 2 fases. En la actualidad mide 99 kilómetros.

Según el Estudio de Impacto Ambiental (EIS), la fauna terrestre es muy variada: tritones palmeados, ranita de San Antonio, culebras bastardas, víboras áspid, turones, visones, garduñas, tejones, ginetas, zorros, corzos, liebres, conejos, gato montés, jabalíes... Los biólogos manifiestan optimistas que incluso la nutria ha aparecido en zonas próximas al canal. Algo que confirma Luis Sanz. "Las hemos visto en más de un drenaje del Tramo 3".

Antes de la construcción del canal, el propio EIS adelantaba en un informe que el principal impacto sobre la fauna provendría del "efecto barrera" que provocaría la estructura. Un efecto -enfatiza el documento- que generaría mortalidad por caída al agua, agotamiento, y por el aislamiento de la poblaciones. La magnitud -decían- perjudicaría a las diferentes especies, sin que se considere que vaya a alcanzar un nivel significativo si se llevan a cabo las medidas propuestas para permeabilizarlo. Subrayaban la importancia de adecuar las obras de drenaje con pasos para anfibios reptiles y pequeños mamíferos, construyendo pasos y rampas de salida necesarios para los mamíferos de mayor tamaño. "El canal estará vallado -refería el informe- pero la existencia de varios túneles concebiría las discontinuidades necesarias para que la propia valla no suponga una barrera continua". Y recordaban algunos aspectos importantes sobre el vallado y las rampas de escape: "La altura estará condicionada al tipo de fauna del entorno. En las zonas donde se ha localizado la presencia del corzo, en el tramo 6, las vallas situadas a pie de terraplén tendrán 1,8 m de altura. En el resto de los tramos, la altura será de 1,5m. En las zonas de presencia de jabalí, la parte inferior de la valla va reforzada por un cable metálico de un grosor mayor. Para evitar que los jabalíes, conejos y otros mamíferos se metan por debajo, se ha enterrado una malla metálica a 30 cm. Las rampas de escape en el canal son similares a las construidas para que los vehículos puedan acceder. Con estas pendientes se facilita la salida del agua de los animales que han caído por accidente -concluía el estudio-.

La realidad es hoy bien distinta. Así lo determina la nueva memoria del plan de vigilancia ambiental del Canal. Esta memoria recoge las conclusiones que confirman lo que ya predecía el Estudio de impacto ambiental sobre la importancia de los drenajes a la hora de disminuir el efecto barrera del Canal de Navarra.

CLAVES DEL SEGUIMIENTO

Mortalidad en el Canal de Navarra

Durante este tiempo, se ha constatado que la mortalidad de fauna silvestre terrestre generada por el canal es muy baja. Ningún año se han recogido más de cinco mamíferos silvestres ahogado.Casi todos los incidentes están relacionados con jabalís y unos pocos con corzos. Anecdóticamente, también se ha contabilizado un solo incidente con tejón, zorro y garduña. Se han recogido ocho mamíferos domésticos (perros, gatos y una oveja) en el interior del canal y siete aves.



Comentarios

  • alaitz
    (30/07/11 21:37)
    #7

    Muy buenas las fotos da alegria ver que todavia queda fauna autoctona,muy bien lo de los pasos de un lado a otro,ahora que algun desalmado furtivo no aproveche esta buena noticia,se demuestra que las obras por grandes que sean si se planifican bien son compatibles con toda forma de vida.

    Responder

  • Isidro
    (30/07/11 19:24)
    #6

    Efectivamente, unas fotos preciosas, que los furtivos agradecerán, sabiendo el procedimiento que se utiliza. La tentación vive arriba.

    Responder

  • CAT
    (30/07/11 13:16)
    #5

    Preciosa noticia y muy bonitas fotos!!!! GRACIAS

    Responder

  • Aranzadi
    (30/07/11 11:57)
    #4

    Me ha encantado este pequeño reportaje, sobre todo por las fotos. A veces da la sensación de que las obras humanas se están comiendo toda la naturaleza silvestre a nuestro alrededor... Es una sensación muy agradable recordar que la vida bulle mucho más allá de lo que nuestros (mis) ojos ignorantes perciben.

    Responder

  • Larun
    (30/07/11 11:43)
    #3

    Si salen de paseo por nuestra tierra, se pueden encontrar mucha más vida de la que parece. Más hacia el atardecer. Lunes pasado una corzo con su cría; no es difícil verlos. Eso sí hay que salir.

    Responder

  • ablitas¿07
    (30/07/11 09:47)
    #2

    Muy buena e interesante noticia. :)

    Responder

  • Ariadna
    (30/07/11 07:37)
    #1

    Que belleza poder saber que siguen ahí esos animales silvestres tan hermosos, bonita noticia y bonita labor.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio

Enlaces recomendados
© Diariodenavarra.es

Grupo La información Iogenia Digital

Enlaces recomendados Pie 2
Enlaces recomendados Pie 3