Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CONSUMO

Aumentan las quejas por las facturas al usar el móvil desde el extranjero

  • La conexión a internet desde el teléfono cuando se viaja puede provocar facturas de varios miles de euros

Imagen de la noticia

Aumentan las quejas por las facturas al usar el móvil desde el extranjero

Una pareja usa su móvil mientras contempla una puesta de sol en una terraza en la playa. ARCHIVO

0
Actualizada 28/08/2011 a las 00:04
  • DN . PAMPLONA

Las facturas que las compañías de telefonía móvil giran a sus clientes cuando éstos viajan al extranjero a veces pueden provocar más de un susto. Cada vez son más los usuarios que se quejan de facturas "desorbitadas" de varios miles de euros con consumos que, en ocasiones, ni siquiera han realizado.

La Asociación de Consumidores Irache ha certificado, en lo que va de verano, un "incremento" en las quejas sobre este tema, entre las más de 5.200 consultas y reclamaciones que han recibido hasta el momento. "A un socio le cobraron 2.551 euros por haber utilizado internet durante su estancia en Colombia", exponen desde la asociación.

Estos altos costes a veces son errores de cobro, aunque en otras las facturas son correctas "porque las conexiones a internet desde el extranjero pueden multiplicar su coste", añaden. Por este motivo, es conveniente pedir por escrito las tarifas tanto para llamadas como mensajes y conexiones a internet que la compañía aplica desde el país de destino antes de comenzar las vacaciones.

Aún con todo, Irache recuerda que la Unión Europea ha establecido un coste máximo de llamadas (tanto enviadas como recibidas) y de mensajes. Desde julio del año pasado, no se puede cobrar más de 0,35 euros por minuto (más IVA) cuando se efectúan llamadas y 0,11 euros cuando se reciben. "Las compañías deben enviar un mensaje gratuito a los consumidores que les informe sobre las tarifas máximas al entrar en otro país europeo", recalcan desde Irache.

También el coste de internet está regulado. "Los clientes sólo podrán superar los 50 euros al mes cuando se encuentren en otro país europeo si dan su autorización o si han pactado un límite diferente", explican.

Estas quejas se suman a las habituales en periodo estival: retrasos en los vuelos, cancelaciones, pérdida o deterioro de equipaje e incluso problemas en el alquiler de vehículos.

Sorpresas al reservar un apartamento o un hotel a través de internet

El apartamento o el hotel de vacaciones en ocasiones no sólo no son el soñado sino que su parecido con lo acordado también es difícil de encontrar. La asociación Irache da fe de ello, tras recibir varios quejas de navarros que, al abrir la puerta de su alojamiento de vacaciones, se han encontrado con más de una sorpresa, sobre todo, cuando se ha reservado o contratado a través de internet.

Menos habitaciones de las acordadas, una peor ubicación, una limpieza deficiente o unos servicios que no se ajustan a las condiciones fijadas son algunos de los peros con los que han tenido que lidiar los consumidores. Por ejemplo, Irache ha atendido a una familia que alquiló un apartamento en Málaga de tres habitaciones. Al llegar éste sólo contaba con dos dormitorios. También una pareja que había contratado un hotel en primera línea de playa y con gimnasio se encontró con un alojamiento a cinco kilómetros del agua y con dos máquinas de deporte en mal estado.

Contrato por escrito

En estos casos, se pudo conseguir una devolución de parte del coste (720 euros y 600 en el segundo), pero para ello, advierten desde Irache es conveniente "firmar un contrato por escrito o, cuando menos, conservar por escrito las condiciones pactadas, así como tomar fotos si éstas no se cumplen".

No obstante, recuerdan desde la asociación, también los propietarios pueden verse afectados por el comportamiento de sus clientes que en algunos casos puede llegar a la estafa. De hecho, a un dueño de una casa rural le estafaron 7.000 cuando un clientes inglés le envió un cheque de 8.700 euros como anticipo. Tras ingresarlo en el banco, ese mismo cliente le pidió que le traspasase 7.000 euros porque los necesitaba en ese momento. Una vez efectuada la operación, el banco comunicó al propietario que el cheque ingresado era falso, por lo que perdió el dinero que le había traspasado, explican desde Irache.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual