Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CONSUMO

Arreglar el calzado no siempre merece la pena

  • Aumenta el calzado barato y de baja calidad que llega a las tiendas de reparación de calzado. Los materiales sintéticos están sustituyendo al tradicional cuero y caucho.

Imagen de la noticia

José Manosalvas García en la tienda de reparación de calzado, en la calle pintor Zubiri, del barrio de Iturrama. CALLEJA.

0
Actualizada 31/10/2011 a las 01:05
  • M. CARMEN GARDE . PAMPLONA

E L negocio de remendar calzado no se está beneficiando de la crisis, tal y como auguraron algunos expertos. No solo no hay más volumen de trabajo en las tiendas de reparación de calzado, sino que se observa un aumento de zapatos baratos, de baja calidad que, en muchas ocasiones, no merece la pena arreglar. En estas ideas coinciden varias de la veintena de tiendas de reparación de calzado que aún existen en Pamplona.

Una de ellas es Curtidos Ripa, en la calle Tafalla. "Lo que viene con la crisis es más calzado de peor calidad. La relación precio del arreglo y precio de un par nuevo de ese tipo de calzado hace que mucha gente se lo piense. De todos modos, hay veces que es mejor no coger esos trabajos porque no siempre se puede dar garantía de que perdure el arreglo. Casi un 40% de lo que viene de ese tipo de calzado lo echo para atrás", cuenta el responsable del establecimiento, Alfredo Ripa.

A juicio de este profesional, el zapato que merece la pena arreglar es el que ha costado dinero, confeccionado con materiales de calidad como son el cuero y caucho (goma). "Cuando el zapato te ha costado cien euros o más, sí merece la pena arreglarlo, pero si no hay que pensarlo...". Ripa señala como barato el calzado que se vende en las denominadas " tiendas de chinos" y en algunas franquicias de ropa.

De plástico y cartón

Jesús Rípodas Alzueta regenta otra de las tiendas más veteranas de la ciudad en el barrio de San Juan. Afirma que sigue manteniendo el volumen de trabajo. "Eso de que la crisis nos iba a favorecer no es en absoluto cierto", cuenta. Tampoco cree que los consumidores estén alargando más la vida del calzado, pero coincide con sus colegas en que se nota un claro aumento del calzado "made in China". "Es una zapato de material plástico, con suela de plástico y plantillas de cartón. Suele resbalar mucho". Este tipo de calzado supone el 20% del que entra en su tienda. "Va aumentando porque las chicas jóvenes prefieren tener tres pares de botas que uno. Lo que pasa es que es un calzado en el que el pie no transpira y que con una lluvia se deforma y se estropea", añade.

Rípodas prefiere el calzado "clásico", el de cuero con suela de caucho o de cuero. "Si se les pone unas suelas y tapas cuando los compras no se deforman tanto y aguantan más, pero mucha gente viene cuando ya los ha usado un tiempo".

Para Jesús Rípodas los arreglos en el calzado de peor calidad suelen ser más costosos y requieren mayor esfuerzo a los zapateros. "Hay que trabajarlos de manera diferente. Por eso, lo primero es la honestidad con el cliente. Se le dice el presupuesto para que valore si, realmente, le merece la pena el arreglo".

En más de una ocasión, los clientes desechan la opción de poner suelas y tapas nuevas. "Hay veces que la gente no se deja asesorar y quiere arreglar un determinado para de zapatos porque les tiene cariño y no encuentran otros parecidos".

"Se ve poco calzado nuevo"

Colocar suelas y tapas a un zapato nuevo de calidad que se haya adquirido antes de que se gaste mucho, para que el deterioro no sea irrecuperable, es uno de los consejos que suelen dar en las tiendas de calzado. Sin embargo, no siempre se suele cumplir. "Antes venía mucho zapato recién comprado para que le pusiéramos tapas y suelas antes de estrenarlo. Ahora, en cambio, se ve muy poco", cuenta José Manosalvas García, en la tienda Calzados Fuente del Hierro, en el barrio de Iturrama. "Supongo que la crisis se nota en todos los lados". Para este profesional, es "lógico" que muchas personas se planteen el arreglar o no un determinado tipo de calzado. "Si hoy por 30 euros puedes comprar un zapato y le dices que arreglarlo le va a costar 15 pues entiendes que ellos se lo piensen antes de tomar una decisión. Al final, arreglarlo o no es una postura muy personal".

EN CIFRAS

ENTRE 6 Y 9 euros

TAPAS. Depende del tamaño del tacón, pero es lo que viene a costar cambiar las tapas de un par de zapatos, según consulta en varias zapaterías.

ENTRE 9 Y 15 euros

SUELAS. Es lo que vienen a costar en las tiendas de reparación de calzado poner unas suelas a un par de zapatos, según consulta en varios establecimientos.

ENTRE 16 Y 23 euros

TAPAS Y SUELAS A LA VEZ. Es el dinero que pueden cobrar en las tienda de reparación de calzado por cambiar las dos tapas y las dos suelas de un calzado.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra