Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
HOY EN LA EDICIÓN IMPRESA

La nueva renta social sólo llegará a quienes lleven dos años en Navarra

  • Se incumple la exigencia de un año recogida en el Acuerdo Programático

La nueva renta social sólo llegará a quienes lleven dos años en Navarra

La nueva renta social sólo llegará a quienes lleven dos años en Navarra

Un hombre pide ayuda en las calles de Pamplona esta misma semana.

BUXENS
21/02/2016 a las 06:00
  • AINHOA PIUDO. PAMPLONA
La nueva Renta Garantizada que ha diseñado Derechos Sociales, hasta ahora llamada Renta de Inclusión Social y antes Renta Básica, establece como requisito para cobrar la prestación “tener una residencia efectiva en Navarra durante dos años, independientemente de la situación administrativa” del solicitante. Así se fija en el documento de trabajo que el vicepresidente Laparra ha puesto a disposición del resto de fuerzas del cuatripartito, y que eleva el límite de un año de residencia prometido en el Acuerdo Programático. El cambio en lo pactado ya ha suscitado la crítica pública de Bildu, que reclama “que se cumpla” con el plazo de doce meses firmado y manifiesta su “sorpresa” por la modificación. También entidades como la Red de Lucha contra la Pobreza o la Plataforma por la Renta Básica han venido reclamando la residencia de un año como exigencia mínima, frente a los dos años, que ya contemplaba la Renta de Inclusión Social.

Fuentes del departamento justifican el cambio como un modo de “equilibrar” el presupuesto, dotado en la partida inicial con 57 millones de euros, ya que se amplía la prestación por varías vías. Por un lado, se incrementan las cuantías para las unidades familiares a partir de dos miembros como un modo de combatir especialmente la pobreza infantil. Sin embargo, se rebaja las de las unipersonales de 655,2 a 600 euros, de modo que tampoco se cumple que el Salario Mínimo Interprofesional sea la cifra de referencia para establecer el resto de parámetros. Además, se incluye a grupos hasta ahora excluidos, como los mayores de 65 años sin cargas familiares o los inmigrantes irregulares sin hijos mayores de 16 años. Por último, se elimina el tope temporal de 30 meses (36 meses en ciertos casos excepcionales), y se cobrará la ayuda siempre que persista la situación de necesidad. Por todo ello, se prevé que se incremente el número de beneficiarios, que en 2015 fue de 12.875 unidades familiares (28.839 personas), con un coste para las arcas forales de 63,8 millones de euros.

El nuevo modelo de renta establece como prioridad “incentivar el empleo y la inserción socio-laboral” de las personas beneficiarias a través de una doble vía: los cobradores de la prestación tendrán la obligación de “estar disponibles para trabajar y aceptar las ofertas de empleo e itinerarios de formación” que se les brinden desde los servicios sociales y empleo, a la vez que la Administración se compromete a “ofrecer un empleo social protegido u otra opción de empleo y/o formación” a aquellas personas que lleven dos años percibiendo la renta. Por otro lado, se hacen compatibles ciertos ingresos por rentas de trabajo con seguir dentro del sistema de la Renta Garantizada.

Lea el resto de la noticia en la edición impresa de Diario de Navarra.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual