Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Pactos de Gobierno

​Barkos aconseja a Sánchez no negociar con Iglesias que sea vicepresidente

  • La presidenta de Navarra afirma que la exigencia del líder de Podemos le recuerda la que ella vivió cuando Bildu le reclamó ostentar una vicepresidencia

Actualizada 17/02/2016 a las 13:52
  • efe. pamplona
La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, ha aconsejado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que no incluya en los asuntos a negociar con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, su exigencia de ser vicepresidente en un eventual Gobierno de izquierdas.

Barkos afirma que la exigencia del líder de Podemos de ser vicepresidente como condición imprescindible para conformar un ejecutivo de coalición con Sánchez le recuerda la que ella vivió el pasado mes de julio, cuando Bildu le reclamó también públicamente ostentar una vicepresidencia para apoyarle en su investidura.

Uxue Barkos, de Geroa Bai y que gobierna desde hace ocho meses con un cuatripartito del que forma parte Podemos, ha explicado que cuando se le reclamó ceder una vicepresidencia a Bildu "no" lo hizo y que su respuesta fue decir públicamente: "Yo nombraré a los miembros del Gobierno".

Barkos señala que, frente a ello, buscó para su gobierno personas con perfil técnico que pudieran contentar a las cuatro formaciones que le dan apoyo.

La presidencia recuerda que al inicio de aquellas negociaciones la posición de Podemos era "de la misma rotundidad" que la que exhibe ahora Pablo Iglesias, pero que se supo llegar a un acuerdo que "no es fácil" pero sí posible.

"Fue difícil y duro, sí -agrega Barkos-. Todos arrancamos las negociaciones con posiciones de partida rotundas. Hoy ya trabajamos con más matiz".

En las negociaciones para el gobierno foral, rememora, hubo también otros dos elementos determinantes: "Altas dosis de inteligencia, por supuesto, y generosidad".

A la presidenta de Navarra le ha funcionado, según cuenta, haber cerrado en primer lugar un documento de trabajo, un programa de gobierno, en el que se ha pactado "incluso el ámbito donde trabajar los desencuentros futuros".

Barkos estima, además, que la posibilidad del acuerdo se puede visualizar no sólo en Navarra, sino también en Baleares, en Castilla-La Mancha o en Aragón, donde se han logrado acuerdos con Podemos.

La presidenta navarra equipara el proceso de negociación de un Gobierno para España con un pil-pil, "una situación efervescente, en la que sabemos que hay temperatura larvada pero no está saltando a borbotones" y que lleva, incluso, a cambiar "de perspectiva y convicción, sino cada hora, cada día".

"Hay una obligación clara, una responsabilidad clara, de las formaciones, de uno y otro lado, llamadas a dirigir este proceso para hacer un gobierno. Repetir elecciones será una mala respuesta a la ciudadanía y sus instituciones, las comunidades autónomas, los ayuntamientos...Queremos ver la situación despejada, de un modo u otro. Ver estabilidad".

La presidenta interpreta que, en el actual proceso de negociación, se constata "un drama en el PP", que consiste en que "al final de una legislatura en la que ha tenido la mayoría absoluta, ha perdido la capacidad de llegar a acuerdos en la Cámara", de tener puentes de diálogo con las demás formaciones, "a un lado y a otro".

A su juicio, la sociedad espera de los partidos que sean capaces de consensuar "un gobierno con capacidad de acuerdo, y con ambición, y eso viene del refresco".

Barkos argumenta que "hay proyectos que languidecen de alguna manera en un momento político" a pesar de disponer de mayoría parlamentaria. "En Navarra pasó un poco eso", concluye.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual