Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
COMPLEJO HOSPITALARIO DE NAVARRA

Salud propone que la gestión de las cocinas del CHN vuelva a ser "parcialmente pública"

  • La propuesta sobre la que se está trabajando "se podría hacer efectiva siempre y cuando la situación presupuestaria así lo permita"
  • Consiste en llevar a cabo una reversión parcial, es decir, que personal del CHN se pueda encargar del aprovisionamiento y elaboración de las comidas

Una trabajadora, emplatando la comida

Las cocinas del CHN pueden preparar hasta 26.000 raciones

Una trabajadora, emplatando la comida.

U.L.
Actualizada 12/02/2016 a las 09:29
Etiquetas
  • EUROPA PRESS. PAMPLONA
El Servicio Navarro de Salud (SNS) va a proponer en la próxima Mesa Sectorial asumir la gestión pública de las cocinas del CHN, una propuesta sobre la que se está trabajando y que, en todo caso, "se podría hacer efectiva siempre y cuando la situación presupuestaria así lo permita".

La propuesta del departamento de Salud consiste en llevar a cabo una reversión parcial, es decir, que personal del Complejo Hospitalario de Navarra se pueda encargar del aprovisionamiento y elaboración de las comidas, y que por el momento una empresa externa continúe ocupándose de las tareas auxiliares de emplatado, distribución y limpieza.

Así lo ha dado a conocer este jueves en rueda de prensa el consejero de Salud del Gobierno foral, Fernando Domínguez, quien ha recordado que "la reversión al sector público de las cocinas del CHN está recogida en el acuerdo programático".

"Con esta propuesta, el SNS persigue buscar un equilibrio entre el beneficio global, calidad y garantías sanitarias, que supone para los pacientes y para sus familias esta iniciativa; y el coste económico de la reversión, que implicaría un gasto añadido anual de 700.000 euros aproximadamente", ha detallado.

Según ha expuesto Domínguez, "mejorar la calidad de la alimentación en el CHN como elemento esencial de apoyo en muchos procesos de recuperación de las personas hospitalizadas es una de las preocupaciones del SNS". Por otra parte, ha añadido, "la reversión parcial supondría mejorar el control de la calidad de los alimentos y de la seguridad alimentaria de la comida del Complejo Hospitalario de Navarra".

En este sentido, el consejero de Salud ha remarcado que "en un centro hospitalario las dietas deben ser consideradas como parte integrante del plan terapéutico, ya que deben estar encaminadas a la curación, especialmente en algunos casos o tipos de procesos como postoperatorios, enfermedades endocrinas, diabetes, personas mayores, niños o enfermos inmunodeprimidos o sometidos a tratamientos de quimioterapias".

Del mismo modo, ha remarcado, "se considera prioritario recuperar la cantidad percibida por todos los pacientes, lo que consideramos que se logrará alcanzar con esta propuesta", que el SNS va a llevar a la próxima Mesa Sectorial, prevista para la semana del 22 de febrero, y que "dependerá siempre de la situación presupuestaria".

Preguntado por cuándo puede ser efectiva la reversión parcial, Domínguez ha incidido en que se trata de "una propuesta", que "tenemos que ajustar también a las posibilidades presupuestarias" y que, por lo tanto, "en este momento decir un plazo parece prematuro".

Según ha indicado, el contrato con Mediterránea de Catering acaba en septiembre y ha incidido en la idea de que "el cuándo se haga depende fundamentalmente de la disponibilidad presupuestaria que tengamos".

LA ELABORACIÓN DE LAS COMIDAS, EN LAS COCINAS ACTUALES

Asimismo, al ser cuestionado por si el SNS se plantea dejar el sistema actual de línea fría, el consejero ha explicado que "se está creando en este momento un grupo técnico de trabajo que va a ser el que estudie la mejor opción". "La línea fría es válida perfectamente para algunos alimentos, pero no para otros. Podría ser también que al final se optase por una línea mixta. Será el grupo de trabajo quien lo determine", ha subrayado.

Ha detallado Domínguez que la elaboración de las comidas se realizaría en las cocinas actuales y que Salud compraría las cocinas actuales a Mediterránea de Catering. "Hay una opción de compra en el propio pliego de condiciones en el contrato que suscribió con el SNS", ha expuesto el consejero, para explicar que el coste de la compra de las cocinas "depende del tiempo y el momento que se haga" y que costaría "entre 2,5 millones y 2,8 millones, más o menos".

Sobre el planteamiento de que personal del Complejo Hospitalario de Navarra se pueda encargar del aprovisionamiento y elaboración de las comidas, ha afirmado que "la idea es que se creen alrededor de una treintena de puestos de trabajos públicos" para encargarse de esta tarea.

En cuanto a si la empresa externa que continúe ocupándose de las tareas auxiliares de emplatado distribución y limpieza podría ser Mediterránea de Catering u otra empresa, Domínguez ha afirmado que "esa opción para la distribución de los alimentos se tendría que licitar y salir a concurso público".

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual