Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Apuestas y rarezas

'Ten minutes older', de niñez y poetas

  • 'Ten minutes older' son diez minutos en la vida de un grupo de niños y niñas que asiste a una proyección

Fotograma de Ten minutes older, de Herz Frank (1978).

'Ten minutes older', de niñez y poetas

Fotograma de 'Ten minutes older', de Herz Frank (1978).

CEDIDA
Actualizada 09/02/2016 a las 09:05
  • Andrea Caprarulo
Es un corto de 10 minutos. Se esconde entre otros cinco en una sesión múltiple y única pero, de tan potente, da nombre a la sección aniversario del festival (Ten years older) y vuelve a verse en el Punto de Vista (fue clausura en la edición de 2007).

Ten minutes older (Herz Frank, 1978) no son más que diez minutos en tiempo real. Diez minutos en la vida de un grupo de niños y niñas que asiste a una proyección. Que envejecen diez minutos con y en esa proyección.

“Tale about good and evil”, un cuento sobre el bien y el mal, se lee en la pantalla al comienzo de la pieza. Es la única pista. No vemos la obra. Por alguna razón sabemos, nos dicen, que se trata de marionetas. No sabemos a qué escenas reaccionan los pequeños espectadores con sus risas, sus asombros y sus llantos. Tal vez, podemos imaginarlo, tampoco importa.

Frank recorre sigilosamente con su cámara de 35 mm ese espacio oscuro y busca, se acerca, se detiene. Encuadra, desenfoca. Y vuelve a buscar. Juega con muecas, gritos y saltos que se asoman y se esconden tras la sombra de la sala.

Frank es un poeta. De hecho, es uno de los creadores en la década del ’60 de la Riga School of Poetic Documentary Cinema en Letonia, una escuela que prestaba especial atención al lenguaje visual del documental.

Como buen poeta, Frank juega. Explora la poesía en los espectadores dentro su filme y despierta la poesía en nosotros, sus espectadores.

“Todo niño que juega se comporta como un poeta, pues se crea un mundo propio o, mejor dicho, inserta las cosas de su mundo en un nuevo orden que le agrada”, escribía Sigmund Freud en su conferencia El creador literario y el fantaseo (1907/08). Y sigue: “(el niño) toma muy en serio su juego, emplea en él grandes montos de afecto”. En Ten minutes older, el niño juega con la pantalla, queda hipnotizado por lo que ve y nosotros, atrapados por su mirada. Todos jugamos, acaso todos somos poetas por diez minutos.

Ver o volver a ver esta pieza sutil y tierna es buena excusa también para recorrer los otros 15 Ten minutes older que se filmaron varios años después en homenaje a la obra de Frank. En 2002, con pretexto del cambio de milenio, 15 cineastas son invitados a crear un corto de 10 minutos con su particular visión del concepto de tiempo. Bernardo Bertolucci, Jim Jarmusch, Claire Denis, Aki Kaurismäki, Wim Wenders, Spike Lee, Werner Herzog, Víctor Erice son algunas de las firmas que se pueden degustar en las dos partes del proyecto: The Cello y The Trumpet.

Pase: Martes 9, 22:30 hs. Sala Gola.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual