Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Festival Punto de Vista

'Il Planeta Azzurro', en la sesión inaugural

  • Un paseo por la campiña italiana a lo largo de la noche y el día, la vida y la muerte

'Il Planeta Azzurro', en la sesión inaugural

'Il Planeta Azzurro', en la sesión inaugural

Un fotograma de 'Il Planeta Azzurro'.

CEDIDA
08/02/2016 a las 06:00
  • ANDREA CAPRARULO
La película elegida para la apertura del Festival Punto de Vista 2016 es una declaración de intenciones. Un festival que cumple diez años, que dedica una de sus secciones a la relación entre cine y tiempo, inicia camino con un filme que propone detenerse a contemplar, sin hilo narrativo aparente más allá que el propio paso de eso que nos ocupa y preocupa tanto, el tiempo.

'Il Pianeta Azzurro' (1982), filmada en 35 mm por el italiano Franco Piavoli, convierte sus 83 minutos de duración en un paseo por la campiña italiana a lo largo de las cuatro estaciones, de la noche y el día, la vida y la muerte.

Es el concepto de flaneur de Walter Benjamin trasladado del bullicio de la ciudad al medio de la naturaleza. Ver transformarse los colores, convertirse el hielo en río en lluvia en bruma y en hielo otra vez. Observar en lugar de participar, de perpetrar, de consumir, de consumar.

Imágenes macro y sonidos en primerísimo primer plano invaden el fotograma. Antenas, tentáculos, ojos, cabellos, babas, humores animales y humanos que atraen, cautivan y repelen. Y una no sabe si cerrar los ojos fuerte hasta que la cámara se aleje o ceder a la hipnosis que impulsan la fascinación, la lucha, el clímax, el llanto, la agonía.

Piavoli no crea emociones directamente, las provoca con la observación, con la contemplación en la que sumerge al espectador. Consigue encadenar una serie de situaciones y objetos, una sucesión de elementos que crea una textura de imágenes -el correlato objetivo para T.S. Eliot-, capaz de generar, a través de la experiencia sensorial, esa emoción que busca suscitar cualquier obra de arte.

La formación pictórica de Piavoli compone paisajes impresionistas y hay un lirismo en la pieza que evoca a 'El espejo', de Andréi Tarkovski. “Únicamente puedo decir que la imagen se extiende hasta el infinito y lleva al absoluto”, escribía el director ruso en su libro 'Esculpir el tiempo', mientras el italiano elige la imagen frente al verbo, la metáfora frente a la palabra, herramienta sobrevalorada y sobreexplotada en algunos cines y que pasa a ser actriz (muy) secundaria en este filme (Único pase: Lunes 8, 20:30 hs, Sala de Cámara).

MIRADAS COMPARADAS

En un registro opuesto y más cercano al documental clásico, otra de las secciones del festival, el Homenaje a Pío Caro Baroja, recupera dos piezas del documentalista que recorren Navarra en otoño e invierno. De la poética de Piavoli al viaje etnográfico de Baroja, ver las tres piezas (o al menos una de las del navarro) puede resultar un ejercicio comparativo para aquellos asistentes al festival que se animen a la propuesta. (Homenaje a Pio Caro Baroja: Martes 9, 20 hs, Sala de Cámara)

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual