Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
HOY EN LA EDICIÓN IMPRESA

Estragos en cadena de la procesionaria

  • La plaga de la procesionaria alcanza cotas desconocidas en los últimos años. Irritaciones de piel y muertes y lesiones graves en perros mantienen en vilo a la ciudadanía

Estragos en cadena de la procesionaria

Estragos en cadena de la procesionaria

Jose Juan Lavilla, junto a un pino del Perdón con procesionaria.

DN
Actualizada 07/02/2016 a las 14:16
  • NATXO GUTIÉRREZ. PAMPLONA
El lunes, a eso de la una de la tarde, Claudia Castilla Baiget adivinó una reacción extraña en el comportamiento de su perro, Coco. El animal, un Bichón Maltés de dos años, no había salido corriendo a su encuentro. Antes bien, con mirada apagada y casi de súplica que parecía reclamar ayuda urgente, permaneció quieto en la entrada. “Pensé -cuenta la dueña- que le había sentado algo mal. Había vomitado alguna cosa”. Con el pelaje blanco moteado de partículas de suciedad, optó por bañarle en la esperanza de que se tratase solo de una cuestión de aspecto y un malestar pasajero. Sus sospechas se tornaron en preocupación al comenzar a frotarle con agua y jabón. De inmediato, sintió una reacción cutánea en sus brazos. Su novio, Juan Manuel, que se encontraba al lado sufrió el mismo efecto, con el agravante de padecer dermatitis crónica. “Aún hoy tiene urticaria en los pies”, recuerda la joven de 23 años. Sin salir aún de su asombro por el mal que se extendía por sus cuerpos, la pareja escuchó la voz del padre de familia que, en ese instante entraba por casa en Zizur: “¡En la entrada hay procesionaria y eso es malo para los perros!”. La advertencia no pudo ser más concluyente. El diagnóstico empujó a Claudia a salir de forma precipitada hacia el hospital veterinario con el ejemplar. 48 horas de ingreso, con el oportuno tratamiento, dieron aliento de esperanza ante una amenaza mortal para los perros: la procesionaria del pino.

Lea la noticia completa en la edición impresa de Diario de Navarra.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual