Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Miguel Ángel Iriarte | autor de una tesis sobre josé javier uranga

"Uranga es una referencia de periodismo coherente y valiente"

  • El periodista de Cáseda analiza en su tesis doctoral, que defendió el pasado sábado, los rasgos fundamentales de la figura del que fue director de 'Diario de Navarra' entre 1962 y 1990

Actualizada 01/02/2016 a las 13:08
  • Jesús Rubio. Pamplona
Miguel Ángel Iriarte Franco (Pamplona, 1975) ha pasado los últimos cinco años leyendo, analizando y clasificando los artículos de José Javier Uranga Santesteban (Pamplona, 1925), el hombre que dirigió Diario de Navarra entre 1962 y 1990. Ese trabajo ha tenido como resultado una tesis doctoral, que defendió el pasado sábado en la Universidad de Navarra, en la que traza un perfil biográfico de José Javier Uranga y narra sus años como director, las dificultades que vivió en el tardofranquismo y la Transición, el atentado de ETA de 1980 en el que fue herido gravísimamente... También entra en el corazón de sus artículos, sobre todo los de la sección Desd’el gallo de San Cernin, de los que desmenuza sus temas, su estilo, su lenguaje... Iriarte, periodista de origen casedano, defiende que "no se trata de un homenaje ni de una autobiografía de encargo, sino de una investigación que procura ser científica y equilibrada, y que da cabida a distintas voces", a la vez que agradece que Uranga haya "respetado su libertad y su independencia".


¿Por qué eligió a José Javier Uranga para su tesis?

Estaba interesado en el columnismo, y pensé en fijarme en una persona que fuera cauce para entender el columnismo y su evolución. Uranga estaba cerca, su material ya estaba casi acotado y podíamos hablar con él. Además, es una persona que ayuda a entender mucho la historia de Navarra. Ha sido, como dicen algunos libros, el motor o el espejo de Navarra en unos años concretos, de 1966 a 1982, en que se configuró institucional y sociológicamente Navarra.

¿Que tipo de periodista encarna?

​Uranga ha hecho reporterismo, crónicas de toros y de viajes al extranjeros cuando nadie los hacía... Pero se ha centrado en la sección Desd’el gallo de San Cernin, donde hizo un columnismo que fue evolucionando desde lo literario a lo político. Además, fue director de un diario de máxima audiencia en unos años fundamentales.

¿Qué puede aprender de Uranga un alumno de Periodismo?

Es bueno que todos aprendiéramos los conocimientos de historia y literatura que Uranga tiene. Es un hombre tremendamente culto, que ha leído mucho y conoce la historia de Navarra, de España, del País Vasco.... Gracias a ese bagaje cultural, huye de la superficialidad. Uranga no hace una afirmación gratuita. Puede ser más o menos incisivo o irónico, pero nada superficial. Otro mensaje suyo es la coherencia. Es un hombre capaz de arriesgar su vida por sus ideas. Tras el atentado, volvió. Si no, decía, hubiera ganado ETA. Es un mensaje de coherencia.

¿En que medida ha sido importante para Diario de Navarra?

​Uranga consiguió modernizar el Diario de manera muy llamativa. El traslado de Zapatería a Cordovilla, las rotativas, la posibilidad de aumento de ejemplares, un planteamiento abierto para conectar con la realidad navarra, las ediciones especiales de Estella, Tudela, Tafalla... Hizo de Diario de Navarra un diario muy moderno que conectó con la mayoría de los navarros. Y consiguió superar un modelo de Diario muy personalista y dependiente del director anterior, Garcilaso. Uranga consigue que Diario de Navarra, junto a otros periódicos regionales, tenga una voz también en España.

¿Y para el periodismo?

Ha sido importante. Se vio tras el atentado. Periodistas de todo tipo escribieron, y escribieron bien sobre Uranga. Recuerdo el caso de Francisco Umbral, uno de los mejores columnistas literarios de España. Una vez le pregunté si piensa que ha tenido más reconocimiento por ser víctima del terrorismo que por ser periodista. Me dijo que era probable pero que le daba lo mismo. Él no se ha planteado si ha sido un gran periodista. Pero ha sido una referencia de periodismo coherente y valiente.

¿Y cuál ha sido su importancia para Navarra?

Diario de Navarra y Uranga favorecieron mucho el desarrollo industrial en la época de los planes de Huarte y Urmeneta. Apostó por la industria, el agua, el equilibrio entre Pamplona y los pueblos... por muchas cosas de las que hoy vivimos. Y tuvo un visión avanzada, también culturalmente. El Diario es un buen periódico, que puede ser de lectura única. Y eso pocos regionales lo pueden decir. Uranga hizo una colección de historia de Navarra, o los itinerarios por Navarra, que fueron una aportación muy buena. Y en los años de la Transición Uranga dio la palabra a muchas personas. Organizó mesas redondas con todos los partidos políticos. Estuvo allí y habló con todo el mundo, incluidos los comunistas, que en aquella época era mucho decir.

¿Cuáles fueron sus peores momentos?

En el tardofranquismo, lo pasó mal con los cuatro expedientes administrativos que le abrieron al periódico o a él mismo. Fueron años difíciles, de forcejeos, censura, incomodidad. Uranga coincidía con el régimen en ideas como el sentido de orden o el modo de entender a la persona ya la familia, pero en la libertad de prensa o en la libertad sindical fue por delante de los tiempos. Le costó no ser entendido. ¿Fue valiente? Fue posibilista. Si se iba más allá de cierto punto, podía suponer el cierre del periódico, echar a la calle unas familias y apagar una voz. Él estuvo en el límite. Otro momento negativo lo vivió con José Luis Rodríguez Zapatero. Le parece un político nefasto, tanto por políticas que no comparte sobre la familia o el matrimonio como por la revisión histórica que a su juicio llevó a una nueva división en dos Españas.

¿Cómo le definiría como persona?

Se define como liberal conservador. Es una persona que respeta, que quiere escuchar, aprender y que le respeten sus márgenes y derechos personales. Es un concepto conservador de libertad, enemigo del concepto de progreso indefinido. Y quiere que Navarra sea Navarra, que no interfieran ni desde Bilbao ni desde Madrid.

¿Y en el trato personal?

Yo me he encontrado una faceta muy amable y cordial. Me ha respetado mucho en la investigación. Es un periodista muy luchador, que quiere pelear por Navarra. Otras personas te dicen que ha tiene un carácter fuerte. Yo no lo he visto aunque me cuadra. Y es muy desprendido de premios y reconocimientos, aunque ha recibido pocos de Navarra . Le ha hecho mucha ilusión echar raíces en los pueblos y ha disfrutado con la Pamplona urbana y con los campos y la naturaleza.

Uranga dice que el atentado de 1980 no le cambió...

En sus ideas no. En su día a día, en el físico, sí. Los médicos hablaron que salió con un 47% de invalidez, que es mucho. Y estuvo unos años con escolta, que le agobió.

Perdonó a los autores.

Desde el principio. Como católico, quería perdonar. Y olvidar.


Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual