Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
HOY EN LA EDICIÓN IMPRESA

Cerca de 250 niños y adolescentes viven con familias ajenas a la suya o parientes

  • Las familias de acogida reciben a menores temporal o permanentemente
  • El acogimiento es diferente a la adopción y los niños pueden tener relación con su familia biológica o volver con ella

Cerca de 250 niños y adolescentes viven con familias ajenas a la suya o parientes

Cerca de 250 niños y adolescentes viven con familias ajenas a la suya o parientes

Algunos de los miembros de la junta de la Asociación de familias de acogida 'Magale'.

EDUARDO BUXENS
0
24/10/2015 a las 06:00
  • SONSOLES ECHAVARREN. PAMPLONA
La madre acaba de dar a luz pero no puede cuidar a su bebé. Su familia tampoco tiene posibilidad de hacerse cargo del recién nacido y los técnicos de Derechos Sociales buscan una pareja o una persona que quieran atenderle. De manera urgente y mientras se buscan una solución. Lo mismo ocurre con el niño de 5 años que vive en una familia desestructurada, que sufre malos tratos, y que, finalmente ha ido a vivir con su abuela. Cerca de 250 bebés, niños y adolescentes no residen en Navarra con sus padres, sino con las llamadas familias de acogida. En la mayoría de los casos (162 de 248 menores, el 65%) viven con sus abuelos, tíos, primos..., la llamada familia extensa; y en el resto (86, el 35%), con familias ajenas (que no tienen vínculos de sangre). El acogimiento es una fórmula para que los menores que no pueden vivir con sus padres biológicos no se encuentren desprotegidos. Pero no es igual a la adopción; ya que los menores pueden tener contacto con sus padres biológicos y, si las condiciones mejoran, pueden volver con ellos. El Departamento de Derechos Sociales, a través de la Subdirección de Familia y Menores, es el que se encarga de los trámites de unos menores que tienen dos familias y una tutela compartida ‘a tres bandas’ (familia de acogida, biológica y Administración). El responsable de este servicio, Agustín Oyaga Zalba, alaba la “labor generosa, comprometida y necesaria” de las familias de acogida y recuerda que se necesitan “más familias” que se ofrezcan para ser acogedoras. “Son un tesoro que es preciso atender, cuidar y potenciar”.

Consulta todos los detalles de esta noticia en la edición impresa de hoy en Diario de Navarra.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual