Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
UPN

​UPN busca nuevo líder que recupere el electorado tras la dimisión de Barcina

4
Actualizada 28/08/2015 a las 13:08
  • María Montoya. EFE. Pamplona
La dimisión de Yolanda Barcina como presidenta de UPN, tras la pérdida del Gobierno de Navarra y casi dos años antes de que expirara su mandato, abre un proceso para decidir sobre el liderazgo del partido y recuperar el electorado perdido en las últimas elecciones.

La decisión ha sido acogida de manera dispar entre los varios sectores del partido, que ya se preparaba desde el verano para la celebración de un Congreso extraordinario en el que recomponer su dirección tras ceder el Gobierno foral al cuatripartito de Uxue Barkos (Geroa Bai) y decidir Barcina abandonar la política.

Este proceso ya había despertado la inquietud en el grupo que disputó a Barcina en el IX Congreso de 2013 la candidatura a presidir UPN, donde la presidenta revalidó el cargo con un ajustado 51,58% de los votos frente a Alberto Catalán, quien tras perder aquel pulso no ha vuelto a liderar esta corriente, en la que se enmarca al predecesor de Barcina, Miguel Sanz.

Sí lo ha hecho quien acompañó a Catalán como candidata en su lista a la secretaría general de UPN, la senadora Amelia Salanueva, quien este verano, al conocer la intención de convocar en otoño un Congreso extraordinario para renovar la dirección del partido anunció su interés en postularse para la presidencia.

Hasta el momento era la única voz que claramente se había ofrecido hasta que este viernes también lo ha hecho Javier Esparza, el candidato de UPN a la presidencia del Gobierno de Navarra en las elecciones de mayo, supuestamente elegido como tal con el beneplácito de Barcina, pero distanciado de ella poco después al conocer la intención de la ya expresidenta de continuar como parlamentaria foral.

Esparza, a las puertas ya de la campaña electoral, planteó un ultimátum con su disconformidad y ganó a Barcina, quien decidió retirarse de cualquier cargo público, volver a la docencia en su puesto como catedrática de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y renunciar a la reelección al frente de UPN en un Congreso extraordinario que avanzó se convocaría este otoño.

Ayer, y en medio de las especulaciones internas sobre la idoneidad de convocar este Congreso antes o después de las elecciones generales -a las que hay sectores que abogan por concurrir junto al PP, lo que también habría que decidir-, Barcina anunció su decisión de dimitir, lo que retrasará el proceso congresual.

Así las cosas, el vicepresidente del partido Juan Antonio Sola, asumirá ahora la presidencia en funciones de UPN y la responsabilidad de convocar, en el plazo máximo de dos meses, una Asamblea extraordinaria del partido para elegir a un nuevo presidente, que sin embargo heredaría la Ejecutiva que tenía Barcina.

Sería pues, en el Congreso de UPN que previsiblemente convocaría el nuevo presidente, donde se establecería una presidencia y Ejecutivas renovadas.

Esta dilatación del proceso es vista por los sectores críticos como una estrategia de Barcina para seguir controlando el partido y dar tiempo a preparar una candidatura de su agrado, pese a que ella misma aseguró ayer que no piensa "interferir" y mantendrá una "neutralidad total, como corresponde".

Así, la ya expresidenta subrayó que desde ese momento se convertía en "una afiliada más" que trabajará por el partido "de manera leal y silenciosa".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual