Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Gobierno de Navarra

Aranburu: "Muchas cosas no están funcionando bien en el convenio"

  • A juicio del consejero de Hacienda, en los últimos años se han tenido que aplicar "demasiados parches" de manera "un tanto precipitada"

Mikel Aranburu, consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra.

Aranburu: "Muchas cosas no están funcionando bien en el convenio"

Mikel Aranburu, consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra.

JESÚS CASO
25
Actualizada 07/08/2015 a las 20:28
  • EFE. Pamplona
El nuevo consejero de Hacienda y Política Financiera del Gobierno de Navarra, Mikel Aranburu, ha subrayado que en esta legislatura "habrá más o menos dinero, pero lo que haya, lo vamos a gestionar con honradez y con total transparencia".

"A mi no me cabe ninguna duda", ha señalado en una entrevista, en la que ha repasado los objetivos de un departamento al que ha pertenecido desde hace 35 años, durante los cuales, como técnico de Hacienda, ha vivido "muy de cerca" los avatares de diez consejeros.

Por eso, este pamplonés nacido en 1955, licenciado en Derecho y también en Ciencias Económicas y Empresariales, ha vivido un "amigable" traspaso de poder con su predecesora, Lourdes Goicoechea.

Aunque todavía está analizando el estado de las cuentas, el consejero ha augurado que el techo presupuestario para el 2016, que pretende tener fijado para mediados de septiembre, será "muy parecido" al del 2015, que fue de 3.417 millones de euros.

Tras subrayar que en 2016 el objetivo de déficit bajará del 0,7 al 0,3 %, Aranburu ha comentado que, aunque la situación económica actual es "aparentemente favorable", la recuperación "es muy lenta" por lo que cree que "hay que ser prudentes".

Sin embargo, está convencido de que el acuerdo programático alcanzado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E se puede cumplir "si hacemos bien las cosas". "Este es un gobierno de cambio que viene con mucha ilusión, pero el cambio no se va a dar en seis meses ni en un año, sino durante toda la legislatura", ha advertido.

Uno de los asuntos que tendrá que negociar el consejero será la fórmula que servirá para determinar las aportaciones económicas de Navarra a las cargas generales del Estado durante el próximo quinquenio, dentro del Convenio Económico.

Una aportación que, en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para 2016, ha sido fijada de forma provisional en 616 millones de euros, una cifra que la presidenta Uxue Barkos ha abogado por corregir.

"Es bastante más que los 590 millones que habíamos liquidado ya para el año 2015 pero a mi no me ha sorprendido, ya que nosotros nos esperábamos unos 610 millones, una cifra algo menor pero no mucho menor", ha dicho para precisar que, además, al depender de diversos parámetros, es posible que finalmente sea más baja.

En cualquier caso, el consejero ha señalado que le gustaría aprovechar la legislatura para modificar "muchas cosas que no están funcionando bien en el convenio económico", un texto que regula las relaciones financieras entre Navarra y el Estado que él conoce bien por haber participado como asesor en la comisión negociadora de 1991 y haber publicado numerosas investigaciones sobre la materia.

Y es que, a su juicio, en los últimos años se han tenido que aplicar "demasiados parches" de manera "un tanto sorpresiva o precipitada", como los ajustes derivados del cambio de comercialización de Volkswagen. "Convendría sentarnos a hacer una revisión en profundidad del convenio", ha opinado.

Al hilo de esta necesidad, el consejero se ha referido a la existencia de "una presión mediática muy fuerte en el Estado en contra del convenio, en el que interesadamente se está achacando que es un privilegio".

"A mi me parece que no tiene ningún sentido esa acusación porque tampoco tendría ninguna explicación que el Estado tuviese a una comunidad privilegiada por no sé qué razón", ha afirmado Aranburu, quien ha señalado además que "el esfuerzo fiscal que están haciendo los navarros es importante". "Ni se puede considerar que esto sea un paraíso fiscal ni se puede considerar que el convenio en sí mismo sea un privilegio", ha afirmado.

"Nosotros estamos pagando muy generosamente nuestra contribución al sostenimiento de las cargas generales del Estado en función de nuestra renta, no de nuestra población, por lo que, en vez de pagar el 1,25 estamos pagando el 1,60. Eso que Navarra aceptó en su día con cierta generosidad, a lo mejor habría que revisarlo", ha agregado.

Para explicar esta aportación, ha puesto como ejemplo que la Comunidad foral paga mil euros al año por cada navarro, "desde el bebé hasta el anciano, los parados, los pobres, todo el mundo", para el sostenimiento de unos gastos como la casa real, la diplomacia o la defensa.

Respecto a Osasuna, se ha limitado a señalar que existe una ley foral que define cómo se tiene que saldar la deuda y que, al haberse aprobado con unas mayorías que ahora no se dan, se podría llegar a revisar. Mientras tanto, ha zanjado, "Hacienda lo que tiene que hacer es cumplir la ley".

El consejero ha destacado además la importancia de la reforma fiscal anunciada que, frente a "parches" y "cortapegas" de las anteriores, a su juicio va a ser "importante" porque va a ir "al núcleo de los impuestos".

Al respecto se ha posicionado a favor de establecer un sistema tributario foral ya que no le parece "lógico" renunciar a una soberanía que puede servir de mecanismo para una redistribución de la renta más equitativa o unas mejores políticas sociales.


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual