Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
SANIDAD

500 navarros expresan cada año los cuidados que desean al final de su vida

  • El registro de voluntades anticipadas de Navarra recoge las decisiones de 3.000 personas, la mayoría mujeres

0
Actualizada 03/08/2015 a las 18:23
  • DN.ES. PAMPLONA
Cada año, alrededor de 500 navarros dejan por escrito sus preferencias sobre el tipo de cuidados asistenciales y terapéuticos que recibirán al final de su vida, en el caso de que su situación física y/o psíquica no les permita expresarlo personalmente en ese momento.

Según consta en el registro de voluntades anticipadas, dependiente del Departamento de Salud y que recoge los documentos, también llamados “testamento vital”, con los criterios asistenciales e instrucciones sobre cuidados de salud deseados, actualmente son ya 3.002 las personas que han previsto estos aspectos y los han depositado en dicho registro con el objeto de que se tengan en cuenta si fuera necesario. De esta forma, en su día, podrá ser consultado y conocido por el equipo médico que vaya a prestarle atención.

La inscripción del documento en el registro, creado en 2003 (Decreto Foral 140/2003), es de carácter gratuito y puede realizarse a través de tres vías. En primer lugar, acudiendo acompañado de tres testigos (al menos dos de ellos no deben tener relación familiar o patrimonial) que confirmen la voluntariedad de la decisión. También puede darse validez al documento ante notario o, como tercera posibilidad introducida a partir de 2010 (Ley foral 17/2010, de 8 de noviembre) puede inscribirse el documento ante el empleado público encargado del registro, sin necesidad de testigos, lo que facilita los trámites.

Esta simplificación ha conllevado un aumento del número de documentos registrados, ya que, si hasta ese año la media anual era de unos 190, en los dos últimos años la media es de 500.

Los documentos presentados en Navarra se vuelcan en un registro nacional al que los sanitarios pueden acceder desde cualquier comunidad autónoma.

PERFIL DE LOS INSCRITOS

De los 3.002 registros actuales, 1.927, el 64%, corresponden a mujeres; es decir, por cada hombre que deja constancia de su voluntad lo hacen dos mujeres. Según los expertos, esta diferencia está motivada en gran parte por el papel de cuidadoras que tradicionalmente han desempeñado, encargándose del cuidado de padres, hermanos, hijos, etc, y que hace que estén muy concienciadas con la necesidad y el derecho de que cada persona elija anticipadamente los cuidados y tratamientos terapéuticos que desea para sí en el caso de que sus circunstancias se lo impidan hacerlo.

Respecto a la edad, 1.607, más de la mitad, corresponden a personas de entre 56 y 75 años (819 tienen entre 56 y 65 años, y 788, entre 66 y 75); 462 se encuentran en el rango de 46-55 años, y 403, en el de 76-85 años.

INSTRUCCIONES MÁS COMUNES

Para facilitar la expresión de las voluntades, el Departamento de Salud ofrece un documento en el que ya constan los criterios que se consideran imprescindibles para que exista calidad de vida, las situaciones médicas en las que se desea que se respeten dichos criterios y la atención sanitaria que se quiere recibir en cada caso.

En lo que se refiere a los criterios sobre calidad de vida, se cita la posibilidad de comunicarse y relacionarse con otras personas, el hecho de no sufrir dolor importante físico o psíquico y el poder ser autónomo para las actividades propias de la vida diaria. En caso de que no puedan darse estos mínimos, el documento expresa la voluntad de que no se prolongue la vida.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual