Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Elecciones autonómicas 2015

Voto en blanco, nulo y abstención, ¿a quién beneficia cada uno?

  • En las elecciones de 2011 al Parlamento foral, cuatro municipios navarros registraron más de un 7% de votos en blanco

1
Actualizada 24/05/2015 a las 20:33
  • europa press


Pincha para ver a pantalla completa


Los ciudadanos que, por el motivo que sea, no quieren apoyar a ningún partido en los comicios, se encuentran este domingo con tres posibilidades: votar en blanco, nulo, o directamente no hacerlo (abstención), ¿cuáles son las diferencias?

VOTO EN BLANCO Y SUS CONSECUENCIAS

El voto en blanco se da cuando dentro del sobre no hay nada. Es decir, una persona ha ido hasta el colegio electoral y en su sobre no ha metido ninguna papeleta. Según la actual Ley Electoral española, esta clase de voto se considera válido, por lo que se suma a los votos obtenidos por las diferentes candidaturas para hacer el reparto de escaños.

Es aquí cuando entra en juego la ley d'Hondt, el sistema de cálculo proporcional utilizado en el sistema electoral español. Conforme a éste, en cada circunscripción se excluye primero a las candidaturas que no hayan obtenido, al menos, el tres por ciento de los votos válidos emitidos, por lo que al incluir los votos en blanco una candidatura necesita más votos para lograr escaño.

Para entender esto, es mejor utilizar un ejemplo: en una circunscripción imaginaria en la que ha habido 1.000 votos a candidaturas, 200 en blanco y 50 nulos, teniendo en cuenta sólo los votos a candidaturas un partido necesitaría 30 votos (el 3%) para conseguir un escaño, mientras que al tener en cuenta los votos en blanco requeriría 36 (el 3% de 1.200).

Por lo tanto, en teoría, esta forma de voto desfavorecería a los partidos pequeños porque la misma ley d'Hondt les perjudica en las circunscripciones pequeñas. Sin embargo, Arias asegura que en la realidad ni beneficia ni perjudica porque no es común que los partidos se queden en el límite del tres por ciento de los votos.

Ahora bien, esta clase de voto tiene un significado claro: al igual que el voto nulo se considera "gamberro" y de enfado, el voto en blanco transmite la idea de que la persona está de acuerdo con el sistema electoral pero "no le satisface ninguna opción", según Arias.

VOTOS EN BLANCO EN NAVARRA EN 2011

En las elecciones de 2011 al Parlamento foral, cuatro municipios navarros registraron más de un 7% de votos en blanco (en el mapa, en color rojo). Se trata de Urzainqui, Atez, Sarriés e Irañeta.

Por el contrario, en 23 no hubo ningún voto en blanco (en el mapa, en color verde). Éstos son Arano, Armañanzas, Arruazu, Artazu, Burgui, Castillonuevo, Ziordia, Donamaria, Echarri, Eratsun, Esparza de Salazar, Garaioa, Güesa, Guirguillano, Uharte-Arakil, Izalzu, Larraona, Mués, Oronz, Sorlada, Torralba del Río, Villanueva de Aezkoa y Zugarramurdi.

EL VOTO NULO

El voto nulo, por su parte, se produce cuando dentro del sobre hay algún objeto o símbolo 'de más', es decir, cuando por ejemplo el sobre contiene más de una papeleta de dos candidaturas --si las dos son de la misma, se considera un voto válido--; cuando solo tiene una pero está marcada más de una vez o cuando en el sobre hay algún objeto o frase que no debería estar ahí.

El voto nulo se considera un voto "gamberro" y casi siempre es voluntario, pues la forma de votación española es muy simple, según explica el profesor de Ciencia Política de la Universidad de Málaga Manuel Arias. Estos votos se consideran como "voto emitido no válido" y no cuentan para realizar el reparto de escaños, por lo que no benefician ni perjudican a nadie.

LA ABSTENCIÓN

La abstención es simplemente no ir a votar ni, lógicamente, introducir ningún voto. Al no haber voto, éste no se suma y no afecta a los resultados.

Sobre el significado de la abstención, en este caso es mucho más difuso, pues no se sabe por qué la persona no ha ido: si es por indiferencia, descontento con el sistema electoral, enfermedad, etcétera.


  • para nada
    (23/05/15 23:06)
    #1

    No es así en absoluto. Los votos en blanco, nulos o la abstención benefician siempre a los partidos más votados por la ley d,Hont por que los cargos o las concejalias que corresponderían a la suma de estos votos no válidos, en blanco o abstención SIEMPRE se ocupan y no quedan vacios como sería lo correcto. Esos cargos se los reparten entre los de los votos válidos, beneficiándo siempre a los de la mayoría de votos obtenidos.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual