Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Elecciones autonómicas 2015

​De pinchos por el Casco Viejo

  • Rajoy fue desde la calle Zapatería a Espoz y Mina andando, para tomar en un bar una rápida comida a base de pinchos
  • El trayecto fue tranquilo, con algunos gritos aislados en contra y a favor

​De pinchos por el Casco Viejo

​De pinchos por el Casco Viejo

Mariano Rajoy, en Pamplona.

JAVIER SESMA
15
Actualizada 20/05/2015 a las 07:20
  • B.A. pamplona
Mitin, pequeño paseo y pinchos en el Casco Viejo de Pamplona. Fue el programa de la fugaz visita del presidente Mariano Rajoy a Pamplona, donde estuvo algo más de dos horas, exactamente 140 minutos.

Rajoy llegó a las 13.21 horas de la tarde al Palacio de Guenduláin, donde se iba a celebrar el mitin. La presencia policial en la calle Zapatería y alrededores era intensa y algunas personas protestaban por las dificultades para pasar por la zona. Una veintena de integrantes de la plataforma anti desahucios se tuvieron que quedar en la plaza de San Francisco, ya que la policía no les permitió acercarse al hotel. Allí corearon gritos y mostraron sus carteles, cuando pasó el coche oficial del presidente.

POCOS VIANDANTES

El mitin se celebró al aire libre, en el patio del palacio y concluyó a las dos de la tarde. El presidente fue rodeado por afiliados y simpatizantes que quisieron saludarle o sacarse una foto con él.

Quince minutos después, el presidente salió a la calle, para dirigirse a pie hasta la calle San Miguel, luego fue por el Paseo de Sarasate hasta la Plaza del Castillo. Iba rodeado de su equipo y cargos y dirigentes del PP_navarro, entre los que estaban la delegada Carmen Alba; y los candidatos Ana Beltrán y Pablo Zalba.

El trayecto fue tranquilo. En la calle no había a esa hora mucha gente, y los que veían la comitiva se sorprendían al ver a Rajoy y algunos corrían a sacar sus teléfonos móviles para tomar una foto. Hubo quien le gritó "¡Fuera de aquí!", no faltó tampoco algún insulto, pero también quien se acercó a saludarle, quien le dijo "¡Arriba España, amigo Rajoy!", o un simple "¡Mariano, saluda!".

Fotógrafos y cámaras de televisión rodeaban a Rajoy tomando imágenes del rápido recorrido que tuvo como destino el bar Gaucho, en la calle Espoz y Mina. Al minuto de entrar, dos señores se levantaron de una mesa, que fue rápidamente ocupada por el equipo del presidente, para que éste se pudiera sentar. Los pinchos iban a ser la comida principal del día de Rajoy y fueron abundantes: alubias verdes, tostadas con foie, champiñones, pincho de erizo de mar, anguila con tomate, espinacas con gambas y espárragos, entre otros. Bebió vino de Navarra.

Los populares encargaron una fuente de fritos para los fotógrafos y cámaras que tuvieron que esperar en la calle durante la hora en la que el presidente estuvo en el interior del local. Algunos clientes miraban asombrados la mesa del presidente, como una pareja de peregrinos franceses que iba a Santiago y que preguntaron quién era la persona que levantaba tanta expectación.

A las tres y media, Rajoy abandonó el establecimiento. En la puerta del Palacio de Navarra, en la Avenida de San Ignacio, le esperaba el coche oficial para viajar camino a Zaragoza, donde seguía su periplo de campaña, con un mitin a las siete de la tarde.


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual