Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ENTREVISTAS | CANDIDATOS AYUNTAMIENTO TUDELA

"Los problemas en la elección del candidato no tienen por qué influir"

  • Se puede decir que Carlos Gimeno es candidato del PSN por accidente
  • La renuncia por sorpresa y a última hora de la anterior cabeza de lista, Cristina González, llevó al partido a buscar un recambio de urgencia y él fue el elegido

"Los problemas en la elección del candidato no tienen por qué influir"

Carlos Gimeno Gurpegui, candidato del PSN al Ayuntamiento de Tudela.

BLANCA ALDANONDO
1
19/05/2015 a las 06:00
  • JESÚS MANRIQUE. TUDELA
El proceso para la elección del candidato del PSN a la alcaldía de Tudela ha sido el más convulso de las últimas legislaturas. Primero se convocaron unas primarias y sólo se presentó la afiliada Ana García, pero el comité de garantías del partido no la aceptó por “defectos de forma”. Ante esto, la dirección regional eligió directamente a la abogada Cristina González. Se presentó, se hizo pública la candidatura... pero apenas un día antes del fin de plazo, renunció por motivos laborales. Los socialistas tuvieron que tomar una solución de urgencia y eligieron a Carlos Gimeno Gurpegui, psicólogo, orientador escolar en el colegio Elvira España y secretario de Educación en la ejecutiva del PSN.

La elección de candidato del PSN no ha sido nada fácil.

Ha habido dificultades y las típicas tensiones, pero creo que la respuesta ha sido rápida y tengo la confianza de la secretaria general.

Primero se convocaron primarias. Sólo hubo una candidatura a última hora. Pero no se aceptó. ¿Qué le pareció?

Un proceso de primarias siempre genera tensiones. Se presentó una compañera y la comisión de garantías la echó para atrás por defectos de forma. Luego se busca a una candidata que, según ella, tiene dificultades laborales y no puede afrontar este asunto. María Chivite me llama, me dice que Cristina se retira y que necesitaba a alguien de su confianza.

Lo que evidenció el proceso fueron las diferencias entre la agrupación local y la dirección regional. La primera habló de maltrato.

Parece tradicional que el comité local de Tudela y la ejecutiva regional mantengan diferencias. Sí se escenificó esta cuestión, pero no sé en base a qué argumentos.

La dirección regional echó la culpa de que no hubiera candidato a la asamblea local...

Puedo decir lo que dijo el entonces secretario general de la agrupación (Manuel Campillo), que ya no lo es. Dijo que había establecido contactos en base a criterios subjetivos suyos y eso quizás pudo generar ese desacuerdo. Igual lo más deseable hubiera sido que estableciese contactos con personas que le resultaran agradables y otras que no vivieran sus mismas sensibilidades. Quizás ese fue el punto de desacuerdo, iniciativas personales que igual no coinciden con lo que se hubiese esperado. Preparar un relevo hubiera sido lo más razonable y cuando se establecen los contactos para un candidato no se hace con todas las sensibilidades de la agrupación, sino con unas y no con otras.

Entonces llegó Cristina González, pero todo se viene abajo con su renuncia y le eligen a usted.

Cuando me lo ofreció María Chivite me entró vértigo, pero entendí que es un honor liderar la candidatura. Ya no pensé demasiado porque era momento de actuar.

Aceptó más por responsabilidad y fidelidad a su partido o por ser candidato.

En política un valor es la lealtad y yo soy leal a la secretaria general y al partido. Cuando ocurrió lo de Cristina más o menos todo el mundo podía entender que me llamaran a mí y tengo que dar una respuesta de responsabilidad. Buena parte de la afiliación ya me lo había pedido hace uno o dos años. Ahora pienso por qué no dije que sí entonces.

Igual todo esto se hubiera evitado.

Entonces lo rechacé por motivos familiares porque tengo dos hijas muy pequeñas. Pero no porque no me resulte una tremenda distinción ser candidato. Cuando pasó todo, me resitué, hable con mi familia y decidimos aceptar.

¿Cree que todos estos problemas pueden influir en los resultados del PSN en Tudela?

Creo que esto ya ha pasado. No me parece que se deba hacer una ‘terribilitis’ de este asunto.

Insisto, ¿cree que puede afectar?

No tiene por qué. La respuesta del partido ha sido inmediata y solvente. Y el equipo que hay creo que puede paliar la circunstancia que alude con respecto a las dificultades del proceso.

También va el número 6 al Parlamento. Ahora no está muy bien visto acumular cargos...

Esta no era la previsión. Pero si los ciudadanos interpretan que Carlos Gimeno tiene que quedarse en Tudela eso es lo primero.

¿Qué objetivo se marcan?

Liderar el cambio con otro tipo de política muy alejado de la agotada de UPN.

Mayorías absolutas parece que no va a haber. ¿Con quién pactarían?

Tenemos muy claro que vamos a hacer un pacto progresista. El secretario general ya ha dicho que con el PP no se puede pactar, ni con Bildu. Habrá que comprobar si la CUP tienen cierta tutorización o sinergias con Bildu.

Y con UPN supongo que tampoco.

No, no. Pero para nosotros es importante qué pactamos más que el quién. No nos vamos a oponer a un cambio ni seremos ningún inconveniente para generar una alternativa, sino un agente facilitador.

Hay 9 candidaturas y la mayoría son de izquierda, que se presenta muy fragmentada.

La pluralidad es buena. Pero es de sentido común que la fragmentación de la opción progresista puede complicar la posibilidad de cambio. El porcentaje de voto puede ser uno y el resultado de concejales otro. Eso limita esas opciones de alternativa, es un peligro.

¿Qué sería lo primero que haría si es alcalde?

Un pacto de empleo porque la ciudad lo necesita. La brecha social que reflejó el informe de la UPNA no son opiniones ni impresiones. Tudela ha perdido peso específico por inacción del gobierno regional y municipal. Convocaríamos a los agentes sociales y económicos para facilitar las cosas, abaratar el suelo...

¿Y los mayores problemas?

Aparte del empleo, el estado de la ciudad, la escasa accesibilidad, la iluminación, cómo están las calles... En personal y gasto corriente se va el 88% del presupuesto. Hay que analizar servicio a servicio, licitación a licitación y gastar menos dentro para gastar más fuera.

¿Alguna inversión nueva?

Construir un polideportivo nuevo en el barrio de Lourdes, que es un barrio olvidado. Lo necesitamos para el deporte de élite y para el deporte base. Esparza habla de remodelar el Ciudad de Tudela, pero es mejor destinar ese dinero a uno nuevo. Serán proyectos plurianuales que incluso pueden exceder de esta legislatura. Lo que no vamos a hacer es poner en peligro las cuentas del ayuntamiento.

¿Y qué opina del trato que recibe Tudela del Gobierno de Navarra?

No entiendo cómo el ayuntamiento, del mismo color que el gobierno durante 20 años, ha podido dejar Tudela así. El Fondo de Haciendas Locales se ha ido reduciendo, recibimos cada vez menos y eso es cuestión de voluntad política. Entiendo que ha habido dejación.


  • Un tudelano más que cabreado
    (19/05/15 19:03)
    #1

    Madre mía!! Pero que obsesión tienen algunos con bildu.... que si bildu tutela esto que si bildu lo otro... todos estos días me estoy leyendo las entrevistas que este medio está publicando de los y las candidatas a alcalde y creo señor Gimeno que usted no se las lee. Este mismo medio publico hace un par de días la entrevista de la CUP, y si no se la ha leído se la recomiendo, creo que saldrá de dudas.  http://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/mas_navarra/2015/05/15/cup_esta_tutelada_dirigida_por_ningun_partido_231392_2061.html

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual