Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Navarra Navarra

La Hemeroteca
A PIE DE CALLE

UPN dobla a la segunda fuerza

  • El sondeo de CIES que Diario de Navarra publica este fin de semana sigue las pautas ya marcadas en la anterior encuesta realizada hace poco menos de un mes

0
17/05/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • LUIS M. SANZ
El sondeo de CIES que Diario de Navarra publica este fin de semana sigue las pautas ya marcadas en la anterior encuesta realizada hace poco menos de un mes. Con algunas pequeñas variaciones en los porcentajes y su reflejo en escaños, el nuevo estudio demoscópico vuelve a colocar a UPN como el partido más votado, aproximadamente, con el doble de apoyo que el segundo. A pesar de la crisis que le ha tocado gestionar al Gobierno de Barcina y de soportar durante tres años una oposición más pendiente de imposibilitar la gobernabilidad y de rechazar tres presupuestos consecutivos, una mayoría de ciudadanos sigue dándole su confianza, porque no se han creído los mensajes recurrentes sobre una Navarra catastrófica y arruinada, corrupta y saqueada por los sucesivos gobiernos del régimen. Basta con mirar de reojo lo que sucede en comunidades cercanas y lejanas, para observar que aquí las colas del paro son más cortas, los casos de corrupción no colapsan los juzgados y que en políticas sociales, salud y educación seguimos años luz de ventaja.

Toda la oposición, orquestada tras un despechado PSN, no ha sido suficiente para soslayar la posición hegemónica que mantiene el regionalismo navarro desde hace 25 años. Quizás, el más castigado por estos cuatro años de legislatura ha sido quien se puso en la cabeza de la manifestación, el propio Partido Socialista, aunque paradójicamente va a ser con toda probabilidad quien maneje la llave de la gobernabilidad en Navarra.

El barómetro sobre la intención de voto muestra más cosas. La lucha entre los nacionalistas de EH Bildu y Geroa Bai y el populismo zigzagueante de Podemos por liderar el pelotón perseguidor. CIES coloca a las tres fuerzas políticas en una horquilla de 7-8 parlamentarios, pero hasta el 24-M no vamos a saber si Adolfo Araiz, Uxue Barkos o Laura Pérez se convierten en alternativa real al candidato que parece que va a contar con una mayoría minoritaria, el regionalista Javier Esparza. Si los datos se confirman el día de las elecciones, nacionalistas y populistas, incluso con la suma de I-E, no dispondrían de la mayoría absoluta para formar gobierno. Excepto si el PSN -al que EH Bildu le ha cerrado las puertas y Podemos ni se sabe ni contesta- regala sus votos a una fórmula de gobierno que seguramente acabaría por finiquitar las siglas históricas socialistas. Pero sólo así, Araiz, Barkos o Pérez llegarían a presidir esta comunidad.

Precisamente este Gobierno alternativo que tratan de vender como la mejor solución para Navarra, el del cambio, el del nacionalismo, es el mejor de los acicates para la movilización del electorado del centro-derecha, que aunque decepcionado por una legislatura fallida y un gobierno que se ha equivocado en exceso, ve el riesgo de confiar Navarra a un experimento nacional-populista de futuro incierto. O no tan incierto, si nos atenemos a sus programas electorales y a propuestas como la de iniciar el recorrido hacia "la soberanía plena", el derecho a decidir, la euskaldunización, la adopción de la ikurriña, la paralización del Tren de Alta Velocidad, mientras en la comunidad vecina continúan las obras...

Pero, ojo, no habría que perder de vista lo que sucedió en el Reino Unido, porque igual el agur UPN o el fin de ciclo que algunos llevan pregonando desde hace un par de legislaturas, con más ganas que acierto, tiene que esperar.



Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual