Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
a pie de calle

Trampas en el mus electoral

0
Actualizada 15/05/2015 a las 00:46
  • Miguel Ángel Riezu
"Programa, programa, programa" repetía con ritmo pausado pero firme Julio Anguita, el exlíder de IU y hoy musa de Podemos. Basta de palabrería hueca e intercambio de sillones, lo que importa son las ideas y los proyectos, proclamaba. Parecía que en estos comicios marcados por la eclosión de formaciones dispuestas a dinamitar el bipartidismo, de nuevo las ideas y las propuestas iban a ser lo importante. Que habrían pasado a mejor vida aquellos tiempos donde nadie leía los programas porque todo el mundo estaba convencido de la inutilidad de su contenido. Pues no. Mire usted por donde, pero los viejos tics están más vivos que nunca. También entre los que presumen de nuevos, de Podemos a Geroa Bai o Ciudadanos.

Que se lo digan a Podemos, que acaba de limar su programa electoral para Navarra y ha quedado mas descafeinado que un vino sin alcohol. De “los territorios que reivindican su pertenencia a Euskal Herria” ya no queda ni rastro, ni de un proceso constituyente para hacerlo posible. Ahora lo que más que hay son “comunidades limítrofes” con las que colaborar. Menos mal que la propia candidata se ha encargado de aclararlo en una entrevista al afirmar que el blanqueado se ha hecho “para acallar a los de derechas”. Y en fiscalidad desaparece la subida del IRPF y queda, eso sí, la desaparición de la desgravación por planes de pensiones. Esa que usan, por cierto, 63.000 navarros. La revolución añorada se aparca en el papel en aras de no asustar a los votantes potenciales. Es la nueva estrategia nacional de Podemos, ese viraje al centro que tiene indignado al propio Monedero.

Tiene gracia en estas elecciones que hasta los nacionalistas se empeñen en no parecerlo. Una vez más. Suena igual de falso que si UPN dijera ahora que siempre ha apostado por Bilbao como capital de Nafarroa. Hasta Geroa Bai (PNV más independientes) “juega” con las palabras y habla de “confederación” en vez de integración en Euskadi. Y es que la coalición de Uxue Barkos maneja bien los cálculos electorales. Que tengo un buen caladero de votos en los funcionarios... pues aliento esperanzas. Propongo que hasta los directores generales sean empleados públicos de carrera y no cargos de libre designación. Muy buena idea. El único problema es su credibilidad. Es que en el País Vasco, donde ya gobierna el PNV, los altos cargos políticos se siguen contando por centenares.

Y si Ciudadanos apuesta por eliminar la Hacienda foral, pues defiéndalo sin complejos. Aunque suponga un bofetón. Donde su programa nacional dice “suprimir los privilegios forales incorporando a las diputaciones vascas y navarra al régimen común” en el de Navarra lo traducen por el mucho más difuso de crear “una Hacienda consorciada entre el Estado y las comunidades autónomas”.

El problema es que los electores son inteligentes. Y que odian la impostura. Este es el momento de cotejar ideas. Con claridad. Y en esta campaña hay mucho juego de disimulos, mucho maquillaje para ocultar las verdaderas intenciones. Mucha trampa en la partida de mus. Porque como muy bien defendía Mario Vargas Llosa en el Teatro Gayarre esta semana, las propuestas hay que confrontarlas siempre con las credenciales de quienes las hacen.



volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual