Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Elecciones autonómicas 2015

​Navarra, en riesgo de repetir las elecciones

  • Es la Comunidad en la que más grupos podrían entrar en su Parlamento, con un reparto de fuerzas sin mayorías claras

38
14/05/2015 a las 06:00
  • BEATRIZ ARNEDO. Pamplona
El Partido Socialista ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que se repitan las elecciones, encendiendo así las alarmas en el resto de candidaturas. No obstante, esa posibilidad, que sería histórica en Navarra, es real, dado que se prevé que el Parlamento que saldrá de las urnas podría estar muy fragmentado. Según apuntan las encuestas, tienen posibilidades de entrar en la Cámara foral hasta ocho grupos, sin que se vislumbre una mayoría clara.

Casi todos los grupos políticos coinciden en que sería “un rotundo fracaso” tener que repetir las elecciones, por no conseguir que ningún candidato a la presidencia del Gobierno navarro tenga la mayoría suficiente para ser elegido tras el 24 de mayo.

La socialista María Chivite mantiene que la repetición electoral “no sería lo deseable”. “Deberíamos ser capaces de ponernos de acuerdo sobre un planteamiento de Gobierno, y que éste fuera estable y con visos de durar toda la legislatura”. Pero también contempla que si eso no fuera posible, “lo menos malo ante un mal gobierno sería volver a dar la palabra a los ciudadanos”. “A eso nosotros no tenemos miedo”, dice.

“La sociedad navarra no se puede permitir ir a otras elecciones porque sería un parón para esta tierra. Sería un fracaso de todos”, mantiene el candidato de UPN Javier Esparza. El regionalista opina que el ciudadano “debe ser consciente” de esa posibilidad. “Que la gente vote lo que entienda que debe votar, pero Navarra necesita estabilidad con un gobierno fuerte para crecer y generar empleo. En eso UPN tiene mucho que decir, seguramente llegando a acuerdos con otros”.

El candidato a la presidencia de EH Bildu Adolfo Araiz señala por el contrario que sería “un fracaso para todas las fuerzas políticas y para la propia sociedad”. “Rotundamente, yo creo que la sociedad navarra no podría aguantar otro proceso electoral. Necesita un gobierno fuerte”.

Uxue Barkos, de Geroa Bai, cree que una repetición de las elecciones “sería una imposición inadmisible a la ciudadanía”. “En estos momentos, los políticos están en los primeros puestos de las preocupaciones de los ciudadanos. No puede ser que cuando les convocamos a las urnas, encaremos la campaña diciendo que existe la posibilidad de hacerlo otra vez porque quizás nos va a ir mejor. Habrá que dar una respuesta a los ciudadanos en torno a las mayorías que ellos decidan”.

También para la candidata del PP Ana Beltrán sería la constatación de un “fracaso”. “El Parlamento estará muy fraccionado, tal vez con hasta ocho partidos y coaliciones si hacemos caso a las encuestas, lo que podría dar lugar incluso a un gobierno cuatripartito. Pero si no hay un gobierno, ¿mejoraría la situación una segunda vuelta? Lo dudo”.

“En Izquierda Ezkerra no contemplamos esa posibilidad”, subraya su candidato a la presidencia José Miguel Nuin. “Claro que sería un fracaso repetir las elecciones al cabo de 2 o 3 meses”. Nuin confía en que “se pueda constituir un gobierno que cambie la acción política y programática que la derecha ha ejercido en Navarra en los últimos años y que eso no requiera en modo alguno de una repetición electoral”.

A juicio de la cabeza de lista de Podemos al Parlamento, Laura Pérez, eso no se va a producir. “Pese a que hay interés para que eso suceda, no creo que vaya a darse. Desde luego, Podemos va a favorecer el cambio sobre contenidos programáticos y una superación de siglas. Va a ser posible”.

Por último, tampoco es partidario de esa repetición electoral el candidato de Ciudadanos Diego Paños. “Sería la demostración de que hay una división entre partidos muy problemática y que no podemos solucionar”, señala.

Sería una situación nueva

El Amejoramiento, tras el cambio aprobado en el año 2010, recoge que si tres meses después de la celebración de los comicios el Parlamento no hubiese elegido presidente del Gobierno, se disolverá la Cámara y se convocarán de inmediato nuevas elecciones. Es decir, o para el 24 de agosto Navarra cuenta con un presidente o presidenta, o deberá volver de nuevo a las urnas.

El proceso que se abriría sería nuevo en la historia democrática de esta Comunidad, y prácticamente no está desarrollado en la ley foral. Según las fuentes jurídicas consultadas, la disolución del Parlamento ese 24 de agosto sería automática. La presidenta en funciones Yolanda Barcina debería “de inmediato” convocar elecciones, según señala el Amejoramiento. La Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) establece que se deben convocar los comicios con 54 días de plazo, por lo que si la presidenta firmara el decreto de convocatoria el 25 de agosto y se publicara en el Boletín Oficial de Navarra el día 26, los comicios tendrían que celebrarse el domingo 18 de octubre. Y darían paso a una nueva legislatura de 4 años, con lo que Navarra celebraría a partir de ese momento sus elecciones sin coincidir con las municipales ni con las elecciones de la mayoría de comunidades.

En la práctica, ¿qué supondría una repetición de las elecciones? Políticamente, repetir los comicios implicaría un parón institucional, con un gobierno en funciones durante meses y un Parlamento del que sólo quedaría una comisión permanente que no puede legislar. Navarra se vería abocada a una nueva prórroga de sus presupuestos, la cuarta consecutiva, ya que no habría tiempo para elaborar un nuevo diseño de ingresos y gastos ajustado a las necesidades que tenga la Comunidad foral en 2016.

Otra de las repercusiones sería económica. Se duplicaría el coste, al tener que repetir una jornada electoral en la que trabajan cientos de personas, que cuenta con una importante infraestructura en los colegios electorales y a la que hay que dotar de material como papeletas y sobres, urnas en condiciones, etcétera, etcétera, además de las subvenciones públicas que reciben los partidos por su gasto en campaña.


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual