Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
BLANCO SOBRE NEGRO

Campaña contra la resaca

0
Actualizada 13/05/2015 a las 07:27
  • DULANZ
Más vale que tenga razón y que la mayoría de sus potenciales votantes está ese día de resaca. Ramón Morcillo dice que el domingo es una fecha fatal. Si las votaciones fueran un lunes o un jueves la Representación Cannábica de Navarra no tendría límites. Estarían más frescos que la hierba que consumen. A quien se le ocurre convocar unas elecciones en fin de semana. Asegura que hay 20.000 consumidores. Si es verdad les daría para tres o cuatro escaños. Primero tendrían que levantarse de la cama y después elegir su papeleta. En las últimas les votaron 3.166. Que ya son. Y eso que fueron en domingo. Debían de ser los más concienciados. Quedarse un sábado en casa sin salir de marcha tiene mérito. Como los deportistas. Se concentraron para cumplir con su obligación al día siguiente. El candidato a la presidencia del Gobierno de RCN-NOK ha discutido con los suyos por dejarle en la estacada. Ahora lo ve claro. A diferencia del resto se plantea la campaña de puertas adentro para sacarlos a la calle.

Los políticos viven de la política, aunque le pese a Barkos

Al igual que constituiría un absurdo un fontanero sentenciando solemne “yo no vivo de la fontanería, sino de mi trabajo”, el “¡yo no vivo de la política, sino de mi trabajo!” con el que una enojada Uxue Barkos replicó al regionalista Javier Esparza el lunes en el debate de NavarraTV suena a incomprensible. Es de Perogrullo que si un político, ya sea como miembro de gobierno, parlamentario, diputado, senador o edil, recibe cada mes su sueldo por el ejercicio de su actividad, vive de la política. Y más si se dedica a ésta de manera exclusiva. La líder de Geroa Bai es diputada en Madrid desde 2004 y concejal en Pamplona desde 2007. Y cobra por las dos vías. De las Cortes, una nómina. Y del Ayuntamiento de Pamplona, las polémicas dietas. En conjunto, un excelente nivel de ingresos. ¿Trabajo? Por supuesto. Ni se discute. Se da por hecho que ningún político debe recibir dinero público por no hacer nada. ¿O no? Lo que resulta ridículo es no reconocer lo evidente.

El discutido contrato de Laura Pérez (Podemos)

Las vueltas que da la vida. El consejero Esparza impugnó hace más de un año la selección de Laura Pérez para dar cursillos de francés en Artica, un concejo que preside, precisamente, la madre de la candidata elegida. Consideraba ya entonces el responsable de Administración Local que no se ajustaba a derecho. Entonces, ni Esparza ni Pérez tenían la menor idea de que hoy uno y otro iban a enfrentarse como candidatos de UPN y Podemos en las elecciones. La legalidad de la decisión está en manos del juez. Podemos y el concejo defienden que fue correcta. Sin ponerlo en duda, suena muy poco estético. Que la candidata de Podemos, el partido de la ética en la vida pública, obtenga un contrato para dar clases exactamente en el concejo que preside su madre, no parece el mejor ejemplo. No sólo se trata de predicar. También hay que dar trigo.

Ni para ti ni para mí, mejor sumar esfuerzos

Un punto bochornoso. Así fue el tira y afloja entre los candidatos de UPN y PP por quien había trabajado más en pos de la millonaria inversión que VW Navarra realizará en Landaben. Sonó un poco a niños. Pero si es evidente. La inversión es la conjunción de todos los elementos. Todos. Un buen trabajo interno en la factoría entre sindicatos y dirección, con paz social incluida y un excelente nivel de productividad en la plantilla. Y la excelente receptividad tanto del Gobierno de Navarra como del de España, deseosos, con toda lógica, de nuevas inversiones. Así que mejor sumar esfuerzos. Lo que necesitamos son más noticias como esa. Inversiones y trabajo.



volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual