Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Crisis económica

Unas 30.000 personas sufren pobreza severa en Navarra

  • Según los datos del II Informe sobre Desigualdad, Pobreza y Exclusión elaborado por la UPNA

La Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social ha considerado

Día para la erradicación de la pobreza

Imagen del Día para la erradicación de la pobreza celebrado en Pamplona

JULIA URTASUN
3
Actualizada 27/03/2015 a las 10:25
  • EFE. PAMPLONA
Unas 30.000 personas sufren pobreza severa en Navarra, sin haber percibido apenas los signos de recuperación económica, según el II Informe sobre Desigualdad, Pobreza y Exclusión elaborado por la Universidad Pública.

El informe, realizado por la Cátedra de Investigación para la Igualdad y la Integración Social (CIPARAIIS) de la UPNA, constata que existe una tendencia hacia una crisis menos agresiva en su alcance (se inician menos procesos de exclusión), pero más dramática para quienes se encuentran en los escalones más bajos de una sociedad con una fuerte polarización socio-económica.

Esto viene motivado, según el estudio, por el carácter regresivo del desempleo, por la merma de calidad de los nuevos empleos y por las medidas de austeridad en materia de protección social.

El trabajo, coordinado por Miguel Laparra y redactado por una decena de investigadores, precisa que el avance de la recuperación económica en Navarra, tras cinco trimestres de tendencia positiva del PIB, ha de tomarse "con cautela" dado el considerable nivel de paro existente a finales de 2014.

Al respecto recuerda que seis de cada diez parados son de larga duración, lo que supone que se ha multiplicado por 7,5 desde 2008 al pasar de 3.600 a unas 27.000 personas.

También se pone de manifiesto que el tipo de empleos que está creando el nuevo crecimiento "tienen una fuerte tendencia hacia la precariedad, a la extensión de la jornada parcial (que en ocasiones obedece a situaciones de fraude) y al incremento de la siniestralidad laboral".

En cuanto al desempleo, el informe recuerda que Navarra partió de una posición "claramente destacada" pero que durante la crisis su evolución fue peor, en términos relativos, que la media estatal. El número de hogares con uno de sus miembros en paro ha pasado del 7,9% en 2007 al 26,1% en 2013, lo que supone que se han multiplicado por 3,3 frente al 2,7 de la media en España.

También destaca que la incidencia del paro es mayor en hogares cuya persona principal tiene estudios primarios o inferiores, en los encabezados por una mujer o aquellos con alguna persona extranjera.

En las situaciones de desempleo total familiar se han detectado que el nivel de paro se multiplica por siete entre los de menor y los de mayor nivel de estudios y casi por tres entre los extranjeros y los nacionales. Se observa igualmente que el desempleo afecta a los hogares más jóvenes y a aquellos en los que el sustentador de una persona mayor de 65 años.

El estudio subraya además que en noviembre de 2009, el sistema de protección por desempleo cubría en Navarra al 78,7% de las personas desempleadas y en noviembre de 2014, este porcentaje alcanzaba el 55,23%.

En cuanto a las 30.000 personas que sufren pobreza severa, los autores del estudio apuntan a un "grave" deterioro económico de las familias que se encuentran en la escala social más baja con reducciones de nivel de ingresos cifradas por encima del 20%.

Durante el periodo 2011-12, del total de personas que se encontraban en situación de pobreza severa, un 37,8% se encontraba ocupada, lo que, según el estudio, demuestra el debilitamiento del empleo como vía para la integración social.

La pobreza severa afecta más a personas con edad, con bajos niveles educativos, sin empleo, y a hogares monoparentales y extranjeros. En términos territoriales, la Ribera sigue presentando la incidencia más alta en Navarra.

Pese a que la Ribera presenta la menor tasa de envejecimiento de Navarra (18,6%), mantiene la peor posición en el conjunto de los indicadores socio-económicos, especialmente los de desigualdad.

En cuanto a la vivienda, tras opinar que la crisis económica ha supuesto la evidencia e intensificación del riesgo de pérdida de la vivienda habitual, analiza la situación de exclusión de la vivienda a través de cuatro indicadores (insalubridad, hacinamiento grave, tenencia en precario y entorno degradado) y concluye que el 17% de los hogares navarros está afectado por alguna de ellas



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual