Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
club de lectura

Lee el relato ganador: 'Manual de comportamiento ciudadano'

0
Actualizada 17/06/2014 a las 09:25
A dónde va sin saludar Angélico Sinigaglia? -le dijo, ni bien salió de su casa, un personaje de uniforme verde con aspecto de inspector.

-¿Acaso no está enterado de las nuevas normas ciudadanas?-

-Disculpe -sólo atinó a decir el hombre, atribulado.

- Por esta vez pasa, acá le hago entrega del edicto con las nuevas normas.-

Desconcertado quedó el hombre leyendo el MCC1: “Manual de Comportamiento Ciudadano. Parte 1”. Lo hizo hasta llegar al artículo 23 que castiga con siete años de prisión a …quien leyera un edicto en cualquier esquina de la ciudad en el horario de nueve a dieciséis. Siguió haciéndolo en un bar. Cumpliendo con el artículo 47 pidió café con dos medialunas y media (si hubiese estado sentado junto a la ventana podría haber pedido tres medialunas y media).

Se hacía engorroso memorizar las nuevas normas pero era imprescindible hacerlo, máxime considerando que se referían a decenas de acciones comunes de la vida diaria.

Las penas por incumplimiento eran severas (prisión) y no eran redimibles por multa.

Salió del bar saludando con un abrazo a cada uno de los parroquianos (según marcaba el artículo12), notó que también lo saludaban a él lo que indicaba que estaban al tanto de la nueva reglamentación; como era día 6 del mes, según rezaba en el periódico enrollado bajo su brazo izquierdo, debió tomar un ómnibus par, subió al número 22 (días pares tomar colectivos pares y viceversa, artículo 28); usó chancletas para poder entrar el ascensor de su oficina (según lo indicaba el artículo 87 referido a ascensos y descensos en ámbitos públicos y/o privados); antes de sentarse a trabajar cantó el Himno Nacional Islandés al igual que todos sus compañeros de trabajo (nadie se atrevía a preguntar porqué debían entonar la canción patria de un país tan lejano); de regreso lo sorprendió una tormenta que lo obligó a releer -apresuradamente- el manual (estaba seguro de que había un artículo referente al tema), no pudo encontrarlo pero el comportamiento de la gente le marcó el accionar, así fue que se divirtió saltando -con los dos pies a la vez- sobre cualquier charco que se cruzara a su paso; en el mercado compró las frutas y verduras de lunes: mamón, papaya, rábano y achicoria, el martes podría comprar tomates (sólo redondos).

En la intimidad del hogar respiró aliviado.

Al mes siguiente se publicó el MCC2: “Manual de Comportamiento Ciudadano. Parte 2 (privacidad pública)” que dictaba normas obligatorias que debían cumplirse en el ámbito de la más estricta intimidad.

Reglamentaron sus deposiciones diarias (no más de dos), las relaciones sexuales (las de él y las de sus mascotas), y debió descartar el baño de ducha reemplazándolo por uno de inmersión -sin sales de baño-. El artículo referido a la higiene bucal lo obligaba a cepillarse dando la espalda al espejo del botiquín, y la nueva reglamentación prohibía el uso de almohada, almohadón o cojinete.

El artículo 666 exigía la anotación en un cuaderno de los pensamientos diarios (solamente de los hombres y mujeres que tuvieran entre cinco y ciento doce años), por la noche se entregaría en portería.

El castigo por desobediencia del MCC2 era más riguroso (las penas superaban los veinte años de cárcel).

El MCC3 se presentó una noche de invierno en la plaza principal, con asistencia obligatoria. La oscuridad era absoluta (tal cual lo marcaba el artículo 132 del MCC1) y los altoparlantes sólo amplificaban ruidos extraños. El evento duró seis horas.

Al día siguiente las calles estaban desiertas.

En una, celda atestada de ciudadanos, Angélico Sinigaglia pasaba vorazmente las hojas en negro del nuevo manual de instrucciones, de adelante para atrás y de atrás para adelante, una y otra vez.

Así lo hizo durante cuarenta años, hasta el día de su muerte.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra