Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
CONSUMO

El coste medio de una boda se sitúa este año en los 18.270 euros en Navarra, según FUCI

  • Se trata de la quinta comunidad autónoma con mayor gasto, por detrás de Madrid, Cataluña, Valencia y País Vasco

Desfile de la diseñadora Rosa Clará en el marco de la Pasarela Gaudí Novias 2013

Toques de pedrería y líneas años 20, en 'Gaudí Novias'

Desfile de la diseñadora Rosa Clará en el marco de la Pasarela Gaudí Novias 2013

EFE
3
Actualizada 12/04/2014 a las 11:28
  • E.PRESS. PAMPLONA
El coste medio de una boda se sitúa este año en los 18.270 euros en Navarra, superior al gasto nacional, y frente a los 13.968 euros de 2013, según un estudio realizado por la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI). Navarra es la quinta comunidad autónoma que registra un mayor gasto, por detrás de Madrid, Cataluña, Valencia y País Vasco.

En el conjunto del país, el gasto medio se sitúa en los 16.534 euros en una celebración para 100 comensales, frente a los 12.590 euros de 2013.

El estudio de FUCI, que cifra el gasto entre los 11.864 y los 21.205 euros, puntualiza que el banquete representa el principal gasto, ya que supone más de la mitad del desembolso. Este año, el precio medio del cubierto suele ser de unos 75-100 euros, así que para una boda de unos 100 invitados, la suma ascenderá, variando en función del restaurante y menú elegido, entre 7.500 y 10.000 euros, según FUCI.

A este gasto hay que añadirle la música y la barra libre, unos 790 euros de media, aunque muchos establecimientos hoteleros ofertan este servicio sin cargo adicional.

En el caso de los trajes, el de la novias oscila entre los 525 y ñps 1.650 euros, cantidad a la que hay que sumar la compra de los zapatos, complementos, maquillaje, peinado y ramo, complementos que pueden suponer entre 350 y 700 euros. En total, según FUCI, el coste medio para la novia puede llegar a los 1.605 euros. El atuendo de los novios ronda entre 375-780 euros, aunque superar los 1.200 euros si se decantan por un traje de firma.

El estudio constata que la crisis ha hecho surgir el ingenio de los contrayentes, recurriendo a invitaciones de boda digitales o el "do it yourself". En esta partida, destacan las flores y el reportaje fotográfico que se llevan 200-300 euros y entre 900 y 1.500 euros respectivamente.

Mientras, las invitaciones de boda pueden salir por unos 200 euros y los detalles para los invitados por cerca de 450 euros. Además, si se desea contratar música en directo para la ceremonia hay que reservar un presupuesto de entre 200 y 400 euros; y para una orquesta el presupuesto sería de entre 600 y 1.000 euros.

FUCI añade que el viaje de novios es la segunda partida más gravosa, cuyo coste varía en función del destino y duración elegidos, aunque suelen rondar los 1.150 euros por pareja.

Por CC AA, la más cara es Madrid, con un gasto medio de 21.205 euros, seguida de Cataluña y la Comunidad Valenciana, con un gasto medio de 20.282 y 19.525 euros de media respectivamente. En el otro extremo se sitúan Extremadura y Canarias, con un coste medio de 13.035 y 11.864 euros, respectivamente.

En palabras del presidente de FUCI, Gustavo Samayoa, "a pesar de que se produce un incremento sustancial frente al año anterior, la crisis que está sufriendo el país hace que las parejas miren con lupa los precios, acogiéndose a cuantas deducciones y ofertas puedan ofrecérseles".

Según Samayoa, "la búsqueda de un precio inferior no haga que los novios se conformen con una rebaja de la calidad". "En estos momentos hay una gran competencia de los empresarios dedicados al sector nupcial, así que hay que aprovechar para comparar muy bien las ofertas sin olvidarse de revisar la letra pequeña para evitar sorpresas desagradables en uno de los días más importantes de nuestra vida", apostilla.

CONSEJOS

Por ello, FUCI recomienda elaborar un presupuesto que limite los gastos acorde a las posibilidades económicas de cada pareja; comparar precios y calidades; dejar cerrado el precio final de cada producto y qué incluye el mismo; firmar un contrato que detalle las obligaciones de la empresa contratada; concretar los detalles del cubierto y la barra libre; reservar anticipadamente el viaje; guardar todos los documentos de compra y reclamar en caso de considerar que se han vulnerado sus derechos como consumidores.

En la misma línea, indica que fuera de temporada los lugares de celebración están prácticamente vacíos, por lo que es cuando se barajan mejores ofertas. Otra opción que abaratará aún más los costes es organizar una comida en vez de cena u optar por el todo incluido para el viaje de novios, entre otros consejos.


  • Albertoq
    (13/04/14 00:47)
    #3

    Anda que no hay manera de organizarte y que te salga más barato!! Yo no me he casado, pero tengo claro que no pienso pagar 1500 pavos por un reportaje fotográfico ni de broma...es que directamente, si me caso no pienso contratar a nadie para hacer unas fotos realmente ridículas. El viaje te lo buscas por tu cuenta, bastante comisión se llevan las agencias de viajes con la tontería de las lunas de miel, que no deja de ser un viaje como otro cualquiera. En fin, un sacadineros para un día "especial" para el que no hace falta tirar la casa por la ventana.

    Responder

  • Ignaxi
    (12/04/14 18:43)
    #2

  • Ana
    (12/04/14 12:32)
    #1

    Hay que estar mal de cabeza para pagar semejante pasta por una fiesta de un día. Y, luego, a llorar, porque no da para pagar los gastos de cada día.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual