Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
VIVIENDA

La adjudicación de viviendas protegidas baja un 73% en un año

  • En el último lustro, se han adjudicado en Navarra un total de 6.973 viviendas con régimen de protección

Evolución anual de la adjudicación de viviendas.

La adjudicación de viviendas protegidas baja un 73% en un año

Evolución anual de la adjudicación de viviendas.

A.E.
2
04/04/2014 a las 06:01
  • T.B. PAMPLONA
La construcción es uno de los sectores más afectados por la crisis. En Navarra, la construcción de viviendas ha tocado fondo y la paralización de la actividad se ha sentido notablemente en las protegidas. En 2013 apenas se inició ninguna promoción pero existe, sin embargo, un importante stock de pisos sin vender. La crisis ha empeorado la situación económica de los posibles compradores, que además se encuentran con trabas para obtener financiación.

Según datos del departamento de Vivienda del Gobierno de Navarra, en 2013 se adjudicaron 299 viviendas protegidas (VPO, VPT y VPP) mientras que, en 2012, la cifra fue de 1.139, lo que representa un descenso del 73,75%.

La caída del número de adjudicaciones ha sido progresiva en los últimos cinco años, con la excepción de 2011 (ver gráfico).

Por otro lado, a día de hoy, el alquiler gana terreno frente a la opción de compra. Así, en los datos de demanda de compra de vivienda protegida del mes de marzo, se registraron 1.540 solicitudes. Sin embargo, el número de solicitudes en la base de datos de alquiler fue de 5.858: 2.586 solicitudes de sólo arrendamiento, 1.005 de arrendamiento con opción a compra y 2.267 interesadas en ambas opciones. No obstante, más de la mitad de estas casi seis mil personas ya están arrendadas en otra vivienda y esperan algo que se ajuste más a sus expectativas.

NUEVOS MOTIVOS DE RENUNCIA

Desde el inicio de la crisis económica, en el departamento de Vivienda del Gobierno de Navarra corroboran que se incrementan las renuncias por parte de adjudicatarios de viviendas protegidas a causa del empeoramiento de las condiciones económicas y laborales o porque temen que éstas cambien. Como consecuencia de ello, cada vez son más las personas que renuncian debido a que las entidades financieras les deniegan la financiación requerida.

Pero desde el departamento constatan, al mismo tiempo, que se están produciendo renuncias por dos motivos nuevos. Por un lado, por precaución o prudencia, por considerar que no es un buen momento para comprar ante la incertidumbre económica y la posibilidad de perder posteriormente la vivienda. En ocasiones, este motivo lleva a renunciar a la vivienda actual para adquirir una más pequeña y, por lo tanto, de menor precio y más fácil de financiar.

Y, por otro lado, la renuncia por la ampliación de la oferta y de facilidades para obtener mejores precios y otras ventajas. Algunas renuncias se deben a que el comprador quiere adquirir una vivienda protegida, pero renuncia a la actual para comprar otra que considera mejor (por localización, orientación...) o a menor precio.

El año pasado, 169 personas renunciaron a las viviendas protegidas de las que habían resultado adjudicatarias. De estas 169 renuncias, 7 afectaron a viviendas protegidas adjudicadas en 2013 y 162 a adjudicadas en años anteriores.

Aunque no es necesario acreditar la causa de renuncia, y debido a que suele transcurrir un tiempo importante (2-3 años) desde la suscripción del contrato hasta la formalización del mismo en escritura pública, los cambios en el estado civil o en la relación sentimental de los compradores, el traslado de domicilio por motivos laborales a otras comunidades o países, así como la adquisición de vivienda por otras vías (herencias y legados) se encuentran también entre los motivos más habituales.

La penalización tipo por renunciar a la adjudicación de una vivienda protegida es del 10% de las cantidades entregadas, excepto si existe causa motivada de renuncia, en cuyo caso el importe asciende a 500 euros durante el primer año y a 1.200 el segundo año y siguientes.






Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual