Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Defensor del Pueblo de Navarra

Las quejas al Defensor en Navarra, por problemas económicos y sociales

  • Javier Enériz realizó 2.446 actuacionesen 2013 y recibió 954 quejas
  • Enériz dice que "la situación es peor,  por los problemas y por la capacidad de respuesta de la administración"

0
Actualizada 26/03/2014 a las 12:19
  • EUROPA PRESS. PAMPLONA
El Defensor del Pueblo de Navarra realizó el pasado año un total de 2.446 actuaciones y recibió 954 quejas de los ciudadanos, la mayoría relacionadas con problemas económicos y sociales como el cobro de la renta de inclusión social, el acceso a las becas o el pago de impuestos.

Así lo ha dado a conocer el defensor del pueblo de Navarra, Javier Enériz, en declaraciones a los medios de comunicación, antes de entregar este miércoles al presidente del Parlamento foral, Alberto Catalán, el informe anual de actividad de la institución correspondiente a 2013.

Javier Enériz ha explicado a los periodistas que, respecto a 2012, la actividad del Defensor del Pueblo ha sido menor y que se han recibido menos quejas porque en 2012 se dispararon "por la supresión de la paga extraordinaria de los funcionarios".

Sin embargo, pese a la disminución de quejas recibidas, Enériz ha remarcado que "se ha agudizado la situación" que considera "objetivamente peor que en el año 2012, no sólo en los problemas y necesidades que transmiten los ciudadanos, sino también por la capacidad de respuesta de la administración, que tiene menos recursos económicos y humanos".

Según ha detallado Enériz, en el año 2013 el Defensor del Pueblo de Navarra realizó 2.446 actuaciones, recibió 954 quejas y 1.217 consultas, hizo 28 actuaciones de oficio y recibió 19 propuestas de los ciudadanos.

Asimismo, realizó 736 investigaciones a las administraciones, un dato "relevante" que derivó en "437 resoluciones en las que nos hemos dirigido a las administraciones para formularles sugerencias y recomendaciones". Según ha apuntado, "ha caído el grado de aceptación por parte de las cosas que les decimos".

En cuanto a las quejas y consultas recibidas por los ciudadanos, Enériz ha explicado que se dividen en dos grandes grupos, por un lado, los problemas económicos y sociales, que son la gran mayoría, y por otro lado, los no económicos, los que se refieren a la vulneración de derechos que no tienen contenido económico.

En este sentido, el defensor del pueblo ha remarcado que los ciudadanos que se dirigen a la institución es "gente muy necesitada que lo está pasando muy mal", por lo que, según ha indicado, los problemas que "predominan" están relacionados con el bienestar social, el cobro de las rentas de inclusión social y "gente que incluso no tiene estas rentas".

Le siguen las cuestiones relacionadas con la educación, "por los problemas de las becas y los requisitos exigidos para ellas"; con la función pública, "sobre todo los colectivos de sanidad y educación que muestran su malestar por la situación en la que se encuentran"; y Hacienda, "por los problemas que tiene la gente para pagar impuestos y los esfuerzos que tiene que hacer la administración para fraccionar los pagos".

A ellas se unen los problemas de vivienda, "sobre todo vivienda en alquiler", ya que, según ha señalado Enériz, "si antes las quejas eran por el baremo o los criterios dados para la adjudicación de una vivienda que iba a ser en propiedad, ahora la queja es que la gente no puede pagar ni el alquiler".

ASPECTOS NO ECONÓMICOS

En cuanto a los asuntos relacionados con aspectos no económicos, es decir, en los casos que se vulneran derechos que no tienen contenido económico, el defensor del pueblo de Navarra ha citado la situación de las listas de espera, "un problema fundamental, sobre todo, detectado en el área de traumatología".

Otro aspecto "novedoso" del pasado año es el aumento de los problemas de los consumidores, que "no sólo son con las grandes empresas de interés general, como telefonía o electricidad, que son la mayoría, sino también con la administración", ya que "se ha detectado que no tiene un sistema organizado eficaz para defender los derechos de los consumidores".

Según ha explicado el defensor del pueblo, el pasado año también hubo quejas por "problemas en el acceso al empleo público, porque la gente quiere que se garantice la igualdad en el acceso al ejercicio de la función pública", y aumentaron los problemas relacionados con la seguridad ciudadana porque "se nota que han aumentado las multas para recaudar más dinero".

A todo esto, se suman las quejas presentadas en relación con otras garantías vinculadas a la transparencia, dado que, a juicio de Enériz, "por mucho que prediquemos la transparencia no hacemos absolutamente nada si cuando la gente pide información no se la dan".

También se registraron quejas y consultas relacionadas con el medio ambiente, no sólo de derecho de acceso a la información, sino también de ruidos. "Seguimos siendo una comunidad en la que se siguen produciendo muchos ruidos que molestan a la gente en sus domicilios", ha resaltado Enériz.

Finalmente, otro de los asuntos con mayor repercusión son los aspectos de responsabilidad patrimonial en las que "se ve claramente supuestos en los que la administración debiera reconocer desde el principio que ha dañado a alguien en sus derechos y se niega a reconocerle ni siquiera la indemnización". "No se reconoce la responsabilidad patrimonial salvo que se vaya al juez, pagues las tasas judiciales y tengas la suerte de que te de la razón", ha expuesto.

SUPRESIÓN DEL DEFENSOR

Por otro lado, Javier Enériz se ha referido al debate surgido el pasado año sobre la supresión del Defensor del Pueblo de Navarra y ha destacado que el Parlamento foral decidió que esta institución "siga ejerciendo su función con absoluta regularidad".

"Es una institución que está recogida en el Amejoramiento y, por lo tanto, cuesta más quitarla del Amejoramiento que mantenerla", ha apuntado Enériz, quien ha defendido que el Defensor del Pueblo es el encargado de "controlar el ejercicio del poder y que se haga respetando los derechos que tienen los ciudadanos".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual