Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ADOPCIONES EN NAVARRA

Aumentan un 9% en Navarra las adopciones internacionales en 2013

En estos momentos 96 familias están a la espera en Navarra

En estos momentos 96 familias están a la espera en Navarra

En 2013 aumentaron las adopciones internacionales en Navarra

DN (ARCHIVO)
3
13/03/2014 a las 06:01
  • MICHELLE UNZUÉ. PAMPLONA
"¿Qué hijo deseo adoptar?". Esta pregunta se está quedando anticuada ante el cambio en el perfil de niños adoptables. El interrogante más acertado sería "¿Para qué niño me siento capacitado como futuro progenitor?". Al valorar más las capacidades y los propios límites que los deseos por adoptar a un niño sano y pequeño, muchos procesos de adopción se agilizarían considerablemente. Las estadísticas en Navarra apuntan a una tendencia a la baja en la adopción internacional, desde que en 2004 se viviera el máximo apogeo con 133 casos. Desde ese momento la trayectoria ha sido descendente, y sin embargo en 2013 experimentó un ligero repunte y llegaron a buen término 48 adopciones, un 9% más que en 2012, con 44.

La procedencia de los niños adoptados que llegan a la Comunidad foral sigue siendo en su mayoría del Este del globo terráqueo, aunque las restricciones que están poniendo Rusia y China auguran un cambio de tendencia en las próximas décadas. En 2013 Rusia continuó siendo el país del que procede el mayor número de adoptados (15), seguido muy de cerca por China (13); más lejos se sitúan Perú y Etiopía (5 cada uno), Colombia (4), Vietnam (3) y Benim, India y Ucrania con un menor cada uno. Por sexos, fueron 33 niños y 15 niñas, y por edades del menor el tramo con más adopciones fue el de los 3 a 5 años.

"Hay una tendencia de descenso en las adopciones internacionales desde el boom que se experimentó en 2004, aunque sin embargo se ha remontado la cifra más baja, que fue en 2012. Entendemos que es un número ajustado en la capacidad de respuesta de la sociedad navarra. En 2013 hubo trece nuevas familias que se ofrecieron para la adopción internacional y sin embargo 21 que se ofrecieron para la adopción nacional, lo que supone un cambio de tendencia", explica José Luis Martínez Martínez, jefe del Negociado de Adopción del Gobierno de Navarra.

LOS MENORES ADOPTABLES TIENEN UN NUEVO PERFIL

Hace unos años los trámites eran más rápidos y sencillos en la adopción internacional que en la nacional, pero según apunta el secretario de la Asociación de Familias Adoptivas de Navarra (AFADENA), Adolfo García Garaikoetxea, la vía internacional se está agotando por varios motivos. "Los países elevan la dificultad de los requisitos en materia de la salud de los padres, sus estudios... También hay países como Rusia o China que creen que no es digno de mérito reconocer que no pueden proteger a su infancia, en el fondo subyace la vergüenza de dar en adopción internacional. Además, cada vez hay más naciones que ratifican el Convenio de La Haya, que es el que regula la adopción internacional, y por eso disminuyen las adopciones porque es más difícil garantizar la adoptabilidad de los niños. Y también influye que las familias adoptivas españolas baten récords en cuanto a cantidad, muchas tienen certificado de idoneidad para adoptar y por eso el tiempo de espera aumenta tanto", asegura el secretario de AFADENA, una entidad que lucha por visibilizar y normalizar la adopción.

El perfil de los niños adoptantes ha evolucionado y por ello es necesario que también cambien los ofrecimientos de las familias para adaptarse a estos nuevos requerimientos. Los niños sanos y menores de dos años no abundan, pero muchas solicitudes siguen anhelando este tipo de pequeños y por ello las esperas pueden prolongarse seis o siete años. Sin embargo, los niños con necesidades especiales son el perfil mayoritario: mayores de ocho años, en grupos de tres o más hermanos y con discapacidad o enfermedades crónicas.

"La edad de los niños adoptantes se está incrementando claramente, y la tendencia es que siga aumentando. Por ejemplo, el año pasado en Navarra se adoptaron a dos niños de 9 a 11 años, a cuatro que tenían entre 12 y 14 años y a tres que tenían entre 15 y 17 años. Hay solicitantes que abandonan porque las esperas son muy largas, y desde el Departamento de Políticas Sociales incentivamos la espera activa y ofrecemos talleres de espera. Buscamos ofrecimientos que se adapten a estos cambios de perfil de niños con necesidades especiales. Las familias son conscientes de dónde están y la mayoría asumen la realidad y una espera dinámica", apunta Maite Miguez San Román, Jefa de sección de Adopción y Acogimiento Familiar del Gobierno de Navarra.

TERAPIA POSTADOPTIVA

Tan importante, o más, es el asesoramiento que reciben los solicitantes cuando comienzan su vida en común con el menor adoptado. No hay recetas mágicas para ser un buen progenitor, pero tanto el Gobierno como asociaciones como AFADENA ofrecen talleres con terapeutas que abarcan tanto la espera como la postadopción.

"La historia de la nueva familia no comienza en el aeropuerto, los niños tienen un pasado que hay que tener muy presente y es el que explica las dificultades con las que se enfrentan. Para los adoptados, serlo es una condición que se lleva de por vida, las carencias que han vivido causan unas afecciones que hay que tratar", detalla el secretario de AFADENA.

Desde el Departamento de Políticas Sociales se trabaja estrechamente con el sistema educativo y sanitario para ajustarse lo más posible a las necesidades específicas de los niños adoptados. Desde septiembre de 2010 ochenta familias han pasado por SAFAYA, el Servicio de Acompañamiento de Familias Acogedoras y Adoptantes que da apoyo tanto a las familias adoptantes como intervención terapéutica a las familias en procesos de adopción.

En este momento trabajan con 25 familias a través de talleres que imparte Nuevo Futuro. "Un 85% de las adopciones van bien, con los problemas normales que puede tener cualquier familia. En el 15% restante puede haber problemas de adopción incompleta: que sea insatisfactoria porque los padres no tenían expectativas muy realistas, o adopciones frustradas, con vínculos familiares que terminan rompiéndose", desarrolla José Luis Martínez.

EN BUSCA DE RESPUESTAS


El reloj no se detiene y los pequeños que llegaron en la década pasada dentro de poco entrarán en la adolescencia, y con esta etapa vital llegan las dudas y las preguntas sobre sus orígenes. Para dar respuesta a estos interrogantes el Departamento de Políticas Sociales ha puesto en marcha un Programa de Búsqueda de Orígenes, que por ahora se desarrolla de manera poco estructurada. "Desde 1996 han llegado a Navarra 1.400 niños y muchos de ellos están realizando una entrada masiva en la adolescencia. Hay que dar respuestas para que estos adolescentes se reconcilien con su historia. En esta búsqueda de su origen necesitan una orientación previa y un acompañamiento porque a veces estas demandas se traducen en una búsqueda desesperada", reflexiona José Luis Martínez.

Para resolver las dudas que surjan sobre el expediente de adopción y los propios orígenes, los menores tienen que tener el consentimiento de sus padres o ser mayores de 18 años. Con el objetivo de reconciliar al menor con esta etapa de su vida, desde este programa se ofrece esta doble vertiente de búsqueda de información y acompañamiento psicológico.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual