Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
tribunales

Rebajan a 3 años de cárcel la pena por agredir a 2 policías en San Fermín

  • El acusado había sido condenado a 5 años por agredir a dos policías municipales de Pamplona el 7 de julio de 2011 durante la procesión

0
Actualizada 03/03/2014 a las 20:08
  • EFE. Pamplona
La Audiencia de Navarra rebajó de 5 años y 3 meses a 3 años de prisión la condena impuesta a un acusado de haber agredido a dos policías municipales de Pamplona el 7 de julio de 2011 al paso de la procesión de San Fermín.

La sentencia, que es firme, fue dictada por la Sección Primera de la Audiencia tras estimar en parte el recurso de apelación interpuesto por el procesado contra la sentencia del Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona.

En concreto, la Audiencia condenó al acusado a tres años de prisión por un delito continuado de atentado en concurso con un delito de lesiones y falta de lesiones, con la agravante de reincidencia.

Los hechos ocurrieron sobre las 10:15 horas del 7 de julio de 2011 en la calle Mercaderes, en el Casco Viejo pamplonés, donde la Policía Municipal había montado un dispositivo, al paso de la Procesión de San Fermín, cuando un grupo de personas, entre las que se encontraba el acusado, E.J.E.G., comenzaron a corear vivas a ETA y a insultar y escupir a los agentes.

Cuando los policías ampliaban la vía ante la llegada de la comitiva municipal, el acusado lanzó un puñetazo en la cara a un agente, que resultó lesionado y fue conducido por sus compañeros al Ayuntamiento de Pamplona, mientras por radio se informaba a los policías de la descripción del agresor.

El acusado fue localizado en la misma calle Mercaderes por los agentes y, al ir a identificarle, se produjo un forcejeo en el que el procesado agarró a un policía y, junto a varias personas, lo metió en un bar, acción que produjo al agente lesiones en el brazo derecho, en el que le han quedado secuelas.

Una vez dentro del bar, varias personas tiraron al agente al suelo y se le echaron encima de forma violenta, momento en el que el acusado escapó bajando por unas escaleras a la zona del comedor.

Dos agentes entraron en el bar para ayudar a su compañero, que ya había bajado al comedor en persecución del agresor y que, al llegar a una puerta con el rótulo "privado", se encontró con que una camarera le impedía el acceso, hasta que una agente la apartó.

Los agentes rompieron entonces la puerta y comprobaron que en el interior había una oficina y una bodega desde la que se podía acceder a la zona trasera de la barra de la planta superior, por donde al parecer el acusado había salido al exterior.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual