Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Navarra actuará "con diligencia" respecto a las licencias de radio

  • El consejero de Cultura, Juan Luis Sánchez de Muniáin, advirtió que no se darán "a dedo", como demandó Bildu

4
Actualizada 04/02/2014 a las 19:42
  • EFE. PAMPLONA
El Gobierno de Navarra actuará "con diligencia, total transparencia y ciñiendo sus actuaciones al más estricto cumplimiento de la legalidad" y acatará la sentencia del Tribunal Supremo que anula la concesión de dos licencias de radio en 2006, pero no atenderá "la demanda" de Bildu de adjudicar "a dedo".

Así lo señaló a petición de I-E en el Parlamento el consejero de Cultura, Juan Luis Sánchez de Muniáin, tras conocer la sentencia del Tribunal Supremo que anula la adjudicación provisional de las concesiones a Radio Universidad y Net 21 en 2006, y ordena retrotraer ese proceso al punto en el que encabezaba la puntuación Euskalerria Irratia, que finalmente no fue adjudicataria.

El consejero fue contundente al asegurar que su Gobierno va a observar un procedimiento "totalmente garantista" ya que es "obligación" de la Administración llevar a cabo "la plena ejecución de la sentencia", aunque también reconoció que para ello deben observar con atención los cambios legales, económicos y técnicos que han afectado al sector en los 15 años transcurridos desde la publicación del pliego de condiciones del concurso en 1998.

Así, explicó que cuando reciban la notificación del Tribunal Supremo el Gobierno deberá dictar una Orden Foral que dictaminará la la ejecución de la sentencia y su modo de cumplimiento, y que deberá ser notificada a las 24 empresas que concurrieron en 1998, para lo cual deben recabar información sobre si continúan activas e interesadas en el concurso.

Sin embargo, advirtió de que el proceso para cumplir la sentencia puede dilatarse ya que se debe hacer un estudio jurídico "riguroso y complejo" que analice el "giro de 180 grados" que ha dado el sector en estos 15 años: "Es importante observar todo para que no exista la mínima duda sobre el cumplimiento de la sentencia".

Tras señalar que hoy "el panorama legal es completamente diferente al de 1998", también advirtió de que los licitadores que concurrieron en su día puede que hoy no puedan llevar a cabo los compromisos que hoy se pedirían en atención a la actual legislación, todo lo cual hace que éste sea "un tema complejo que hace importante el análisis profundo para dotar de total garantía al procedimiento".

Con todo ello, reiteró que el Gobierno acata que las dos licencias deben ser adjudicadas de nuevo y que las actuaciones se guiarán "por el criterio de transparencia, diligencia y el más estricto cumplimiento de la sentencia", pero también ha sido contundente al asegurar: "Este Gobierno no dará una licencia a dedo, como solicitó el portavoz de Bildu".

Se refirió así a la demanda de otorgar una de las licencias a Euskalerria Irratia, cuyos responsables explicaronen el parlamento su postura en una comparecencia que Sánchez de Muniáin lamentó como "surrealista", al entender incorrecto que "una empresa licitadora venga a decir cómo el Gobierno debe adjudicar un concurso en el que se halla inmersa".

En el turno de los grupos, Ramón Casado (UPN) y Amaya Zarranz (PPN) respaldaron su postura, ante la que se mostraron más reticentes portavoces como Txema Mauleón (I-E), quien vio en sus palabras una advertencia de la dilación por más tiempo del problema que ha supuesto "dar a dedo" durante 15 años dos licencias y pidió al Gobierno que "no use artimañas para nuevamente pervertir el momento procesal en el que se quedó este asunto".

El socialista Román Felones manifestó la "pena y bochorno" que le produce el "empecinamiento en el horror" que a su juicio ha sostenido el Ejecutivo, que en 15 años "no ha sido ni garantista ni diligente ni estricto cumplidor de la legalidad".

Muy crítica también fue Miren Aranoa (Bildu), quien se mostró "preocupada" por el incumplimiento del Gobierno en este asunto y por su "falta de conexión con la realidad de la calle", ya que "se ha negado a dedo una licencia a la única emisora que transmite en euskera en la comarca" pese a la demanda social.

También reticente al tiempo que el Gobierno dice ahora necesitar para resolver el asunto se mostró Nekane Perez (Aralar-NaBai), quien rechazó los "juegos de palabras" y reclamó el compromiso del Gobierno para cumplir la legalidad, pese a que "hasta ahora han tenido muy buenas ocasiones y no las han aprovechado".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual