Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EDUCACIÓN

Los insultos y amenazas que sufren los docentes navarros casi se duplican

  • Son los profesores de Secundaria los que más se enfrentan a las faltas de respeto e intimidaciones de estudiantes y padres
  • Algunos alumnos les coaccionan con causarles daños materiales mientras algunos progenitores tratan de agredirlos

24
29/11/2013 a las 06:01
  • JOANA PERNAUT. PAMPLONA
Juan, profesor de Secundaria, está dando clase en un colegio de Pamplona, cuando uno de los estudiantes, el de casi siempre, interrumpe la lección al levantarse de su silla. "Siéntate, por favor", dice Juan, quien ante la indiferencia del chaval insiste: "Estate tranquilo y vuelve a tu sitio". La respuesta del estudiante, entonces, llega en forma de amenaza: "¡Te voy a pinchar las ruedas del coche!".

En otro centro educativo de Navarra, María, otra docente de Secundaria, mantiene una reunión con los padres de uno de sus alumnos, un encuentro en el que la discusión se va recrudeciendo. "Voy a ir a por ti, te voy a hacer la vida imposible", intimidan a María. Y la controversia no acaba ahí, porque casi llega a las manos. Casi, ya que María logra esquivar el golpe que le lanza uno de los progenitores.

Tanto Juan como María son nombres ficticios, pero estas escenas las han denunciado profesores de Navarra. Ocurrió el pasado curso, un periodo en el que los insultos y las faltas de respeto sufridas por los profesores de Navarra casi se duplicaron respecto al curso anterior. Estos datos los manejan en el Defensor del Profesor de la Comunidad foral, una figura que depende del sindicato ANPE y que acaba de publicar la memoria de 2012-2013 a nivel estatal.

En toda España, han atendido a 3.348 docentes y en Navarra han sido 14, frente a los 8 del curso 2011-2012. El presidente de esta institución en la Comunidad foral, Carlos Rodrigo, aclara que en las aulas navarras no hay mucha conflictividad. Sin embargo, al igual que ocurre en otras provincias, sí detecta un incremento y detalla que muchos docentes optan por no contar lo que están aguantando.

UN COLECTIVO "SOBRECARGADO"

Hasta la delegación inaugurada en Navarra en 2007 llegan, sobre todo, quejas por falta de respeto de los estudiantes y, en segundo lugar, por la poca colaboración de los padres, quienes también acosan y amedrentan a los docentes. A su vez, han notado un aumento de falsas acusaciones de progenitores y alumnado, ante una defensa incondicional de los padres a un hijo que "nunca miente". Una realidad que ha crecido un 3% en España. En general, en un 75% de los casos estos sucesos se viven en Secundaria y el resto, en Primaria.

"Cuando los profesores acuden al Defensor, la situación está ya muy deteriorada", describe Rodrigo, quien agrega que suele tratarse de estudiantes conflictivos, con una coyuntura familiar desestructurada, que se mezcla con las dificultades de la adolescencia. En este sentido, Rodrigo aclara que las denuncias que abordan no responden a casos de estudiantes diagnosticados con agresividad o hiperactividad, quienes cuentan con una atención y un seguimiento específicos en los centros.

Ante estos problemas, el estrés y la angustia que padece el profesor se acrecientan. Unos hechos que se agravan por los recortes que soporta este colectivo por la crisis, que abarcan bajadas de sueldo y más alumnos por aula, entre otras medidas. "El profesorado vive sobrecargado y no llega a donde quisiera", puntualiza Rodrigo. Frente a esta tesitura, y de acuerdo con los números estatales, un 8% piensa en abandonar la enseñanza.

A FAVOR DE LA AUTORIDAD


Desde el Defensor, ubicado en Ansoáin, en la calle Berriozar nº 10 2ª planta, informan de que ofrecen un servicio anónimo a través de un equipo de pedagogos y docentes y una asesoría jurídica. Según el caso, intervienen en el propio centro o llegan a adoptar medidas judiciales.  "Aspiramos a que las personas angustiadas por estas situaciones dispongan de recursos", resume Rodrigo.

En esta línea, desde 2005 el Defensor del Profesor desarrolla una campaña nacional para respaldar la autoridad del profesorado, de manera que no se ponga en entredicho su palabra. Según Rodrigo, se van dando pasos en este sentido, como que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) recoja sus peticiones.


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual