Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Parlamento de Navarra

El Parlamento no considerará crear la Oficina de Atención a Lesbianas y Gays

  • La proposición de ley presentada por I-E ha contado con los apoyos de Bildu, I-E, Aralar-Nabai y los no adscritos, la abstención de PSN, y los votos en contra de UPN y PPN

0
Actualizada 28/11/2013 a las 11:51
  • EFE. PAMPLONA
El Pleno del Parlamento foral ha rechazado este jueves, con los apoyos de Bildu, I-E, Aralar-Nabai y los no adscritos, la abstención de PSN, y los votos en contra de UPN y PPN, tomar en consideración la proposición de Ley para crear la Oficina de Atención a Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGTB).

La proposición, presentada por Izquierda-Ezkerra (I-E) tenía por objeto "instaurar una Oficina de atención al colectivo LGTB que, respondiendo a sus "necesidades específicas", atienda, asesore y contribuya al diseño de políticas tendentes a evitar "cualquier tipo de discriminación derivada de la orientación sexual".

Por ello, en aras a promover la "concienciación ciudadana en torno a la diversidad", se adscribía esta unidad al departamento de Políticas Sociales, a cuyo frente se situará un coordinador designado por el Gobierno de Navarra a propuesta del Consejero del ramo.

La Oficina, que contaría con apoyo técnico de los distintos departamentos y completará su nómina con un administrativo y un diplomado en trabajo social o educación social, estará abierta a la participación de organizaciones sociales y sin ánimo de lucro, cuya aportación también se tendrá en cuenta a la hora de realizar el estudio inicial de demanda, para el que se otorga un plazo de 6 meses.

A tal fin, para "armonizar, concretar y definir" los lindes de esa gestión abierta se proponía crear una Mesa por la Diversidad, en cuya composición se dará cabida a las asociaciones LGTB, al colectivo antisida y a entidades que trabajen en el ámbito de la igualdad de género.

Amén de contribuir al avance normativo en esta materia, la Ley pretendía dar respuesta a la petición que el Parlamento cursó al Ejecutivo Foral el 5 de febrero de 2008, de cara a "garantizar un servicio de atención, información y asesoramiento para las lesbianas, gays, bisexuales y transexuales de Navarra".

En defensa de la propuesta, por I-E Txema Mauleón ha recordado los "hitos" conseguidos en favor de la normalización de este colectivo, como la aprobación por este Parlamento en 2012 de una moción que instaba a lo que hoy propone por ley, ya que ha asegurado que "están cansados de que se tengan muy buenas palabras pero que no se den pasos firmes".

Así, ha relatado la "problemática" que "está ahí aunque no se quiera ver" y son las "situaciones de discriminaciones de hecho" lo que se quiere prevenir.

María Victoria Arraiza (PSN) ha justificado su abstención porque "una ley no es el instrumento más adecuado" para un algo que debería alcanzar al ámbito educativo, sanitario y de la política social, que ya tienen herramientas propias, por lo que ha expuesto sus "dudas sobre la pertinencia" de una oficina de estas características pero ha abogado por impulsar medidas de otro rango contra la homofobia.

Por Bildu, Bikendi Barea ha apoyado a creación de esta oficina, aunque "no vacía de contenidos", por entenderla una muestra más de la "obligación" de las administraciones ya que pese al recorrido de décadas para superar "gran parte de los estigmas e intolerancia" sufridos por gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, "aún hoy se deben erradicar comportamientos homófobos".

Asun Fernandez de Garaialde (Aralar-NaBai) ha defendido la libertad de opción sexual "en todos los ámbitos, en el privado y en el público", ha criticado el rechazo con argumentos económicos del Gobierno de Navarra como "una pasada" que "evidencia que les importa mas la economía que la defensa de los derechos" y ha lamentado que no saliera adelante la propuesta.

En contra, Antonio Pérez Prados (UPN) ha rechazado la necesidad de una ley para este asunto y de una oficina cuyo objetivo sea la no discriminación y la sensibilización objetivos que comparte pero para los que "hay otros medios" y esta medida es "inoportuna e innecesaria".

Amaya Zarranz (PPN) ha negado que la iniciativa consiguiera generar un cambio de actitudes en la sociedad, con el que se ha mostrado de acuerdo pero ha entendido que sería más viable a través de "políticas de igualdad, de educación y a través de los medios de comunicación" y no con una oficina que "en muchos casos no serviría más que para estigmatizar a estas personas". 



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual