Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
INCIDENTES EN EL CHUPINAZO DE 2010

Los imputados piden disculpas a José Carlos Arranz, gesto que "llega un poco tarde"

  • "Hay que aceptar las disculpas, es una cosa humana, pero entiendo que podían haber tenido otra forma de decir 'lo siento' en tres años y medio", señaló el joven madrileño

Agentes de la Policía Municipal de Pamplona retiran la ikurriña gigante durante el chupinazo de 2010.

El joven herido grave por un botellazo relata el "horror" de su día a día

Agentes de la Policía Municipal de Pamplona retiran la ikurriña gigante durante el chupinazo de 2010.

archivo/javier sesma
5
Actualizada 20/11/2013 a las 14:26
  • efe. pamplona
Los acusados por los altercados del chupinazo de 2010 han pedido disculpas al joven José Carlos Arranz, que resultó herido y con graves secuelas, quien ha aceptado el gesto aunque considera que "ha llegado un poco tarde" y que "no le hace feliz" que vayan a la cárcel.

Así lo ha señalado Arranz a los periodistas en un receso de la sesión, en la que ha declarado él mismo y ha relatado las consecuencias de la discapacidad que arrastra desde entonces, pese a que ha recuperado el habla que perdió aunque con evidentes secuelas y ha mejorado de la inmovilidad en que quedó su brazo y mano derechas.

El joven madrileño, quien ese día acudió junto a dos amigos a vivir el chupinazo sanferminero en la Plaza Consistorial de Pamplona, recibió un botellazo en la cabeza, un acto del que se acusa por un delito de lesiones a uno de los trece jóvenes, a los que en conjunto se juzga por desórdenes públicos y atentado a la autoridad, con petición de penas de cárcel e indemnización económica.

Arranz ha confirmado que poco antes de comenzar la vista, dos de los acusados le han pedido "perdón" en nombre de todos, un gesto ante el que ha considerado que "llega un poco tarde pero lo acepto. Hay que aceptar las disculpas, es una cosa humana, pero entiendo que podían haber tenido otra forma de decir 'lo siento' en tres años y medio", como ha señalado que él hubiera hecho en su lugar.

En todo caso, y sobre la petición de tres años de cárcel para el acusado de lanzar la botella que le causó las graves heridas, Arranz ha subrayado: "Que uno vaya a la cárcel a mí no me hace feliz", si bien sí ha considerado que la posible indemnización que pueda dictar supone un "respaldo" para los gastos médicos que aún precisa y que en algunos casos costea de su bolsillo.

En todo caso, ha señalado que lo sucedido, en medio de un altercado entre la policía y jóvenes pamploneses que pretendían exhibir una ikurriña, evidencia "algún fallo en el sistema, porque hay gente que no está contenta", y ha insistido en aceptar las disculpas de los jóvenes "porque sé que no iba contra mí".

"Se ha hecho una víctima sin querer", ha insistido el joven madrileño, quien ha asegurado que le "gusta" la cultura vasca al igual que la diversidad de las existentes en el Estado, aunque ha instado a separar estas reivindicaciones de un acto festivo como es el chupinazo sanferminero, por lo que ha considerado: "Si esto sirve para que en Pamplona cambien las cosas, bienvenido sea".

Sin embargo, ha censurado los hechos, que "está mal porque no tienen que tirar botellas a nadie, sea policía o civiles. Yo soy una víctima de lo que pasó este día y lo acepto", aunque ha culpado de ello a todos los jóvenes que participaron y no sólo al que lanzó a botella que le hirió a él: "Tanto uno como otro tenéis la culpa".

Por ello, y después de más de tres años del proceso, se ha mostrado aliviado "viendo la recta final de todo. Ahora hay juicio y es un desahogo".

Además, Arranz ha recordado la visita que hizo ayer en el Hospital de Navarra a los especialistas que le atendieron en julio de 2010: "Ahora es cuando he podido darles las gracias con mi voz, porque cuando estuve ingresado no tuve la oportunidad porque no podía hablar".


  • pecas
    (21/11/13 06:15)
    #5

    He aquí la persona más adecuada para lanzar el próximo chupinazo. Si él lo quiere ,porque méritos no se pude tener mas.

    Responder

  • Sócrates
    (20/11/13 20:34)
    #4

    Yo también siento vergüenza. Y me solidarizo con este joven que nos ha dado a todas las personas de bien una lección de valores humanos. Si este hecho no sirve para que puedan reflexionar los que se dedican a realizar este tipo de acciones, entonces es que no son personas. Está bien pedir perdón. Pero tiene que haber algo más. Si realmente crees que lo que has hecho está mal, tienes que aceptar las consecuencias. Suscribo totalmente lo dicho por "jabeer" y por "avergonzado". Un abrazo a Carlos y a su familia.

    Responder

  • avergonzada
    (20/11/13 18:36)
    #3

    Te mereces tener suerte en la vida Jose Carlos... Me da vergüenza de que estos tipejos hayan salido de aqui, porque Navarra siempre ha sido una tierra de gente acogedora, sana y con ganas de disfrutar. Me gustaría decir que todos sentimos vergüenza de lo que te hicieron y sentimos mucho todo lo que has tenido que pasar.. y que a pesar de todo, seas tan educado y tan comprensivo. Deberían tomar ejemplo. La dolorosa imagen que han dado de nuestra tierra, por culpa de su acción, nos averguenza profundamente, pero que sepas que en Navarra tambien hay gente pacifica, sana, y acogedora, no gente que quiere imponer por la fuerza y la violencia su cantinela. un abrazo y mucho animo.

    Responder

  • jabeer
    (20/11/13 14:49)
    #2

    Que esto sirva para que, los que no saben o no quieren, separar la fiesta y la reivindicación reflexionen y vean las consecuencias que provocan en personas ajenas a sus "jaleos". Vale ya de "jaiak ta borroka". Todo el mundo, todo, tiene motivos para quejarse o reclamar; pero no se puede en momentos como un chupinazo, meclados en el gentío, montar estos cipotes. Como pamplonés, yo también le pido perdón a Jose Carlos.

    Responder

  • Generosidad, pero también justicia
    (20/11/13 14:35)
    #1

    ¿Pero no habían dicho delante del juez que no fueron ellos? ¿De qué se disculpan entonces? Espero que a sus delitos se le añada el de perjurio y falsedad. Es impresionante la categoría, generosidad y humanidad de la víctima hacia ellos, pero por mi parte, los que atacan a las personas entre rejas, y cuanto más, mejor. Así no le estropearán a nadie la vida en una buena temporada. La sociedad tiene TODO el derecho a defenderse de ellos. ¿Pero qué creían cuando tiraron semejante botellón, que por un milagro no le iba a dar a nadie? ¿O que a ver cómo se las arreglaban para encontrarles en semejante mogollón y que no les iba a pasar nada a ELLOS? Ese botellazo nos podía haber dado a cualquiera, tirio o troyano. Mejor dicho, nos TENÍA que dar a cualquiera, era imposible que no le diera a alguien y así habría que juzgarlo. http://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/mas_navarra/2013/11/18/el_acusado_del_botellazo_chupinazo_niega_los_hechos_137348_2061.html

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual