Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
empresas públicas

La mitad de las tareas de la Administración fue subcontratada

  • La Cámara de Comptos señala en un informe las encomiendas realizadas por el Gobierno de Navarra en el 2011

0
Actualizada 24/07/2013 a las 16:37
  • efe. pamplona
Las empresas públicas subcontrataron la mitad de las encomiendas recibidas de la Administración al no disponer de medios para hacer ese trabajo, según señala la Cámara de Comptos en un informe sobre las encomiendas realizadas por el Gobierno de Navarra en el año 2011.

Por ello, Comptos aconseja en el informe que, en el caso de que una empresa pública contrate con terceros más del 50 % del encargo que ha recibido de la Administración, se justifiquen las ventajas de dicha encomienda, tanto desde el punto de vista económico como de eficacia y eficiencia.

En 2011, las sociedades públicas recibieron 206 encomiendas por parte de la Administración Foral, con un importe global de 53 millones.

Tracasa, con 70 encomiendas y un importe de 15 millones, es la empresa que más facturó por esta vía, seguida de Navarra de Servicios y Tecnologías (Nasertic), con 30 encomiendas por 13 millones.

Gestión Ambiental de Navarra recibió 52 encomiendas por un total de 10 millones y el Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Alimentarias, 24 por las que facturó 7,5 millones.

En relación a la cifra de negocios de las sociedades, los ingresos por encomiendas supusieron el 90 % de la facturación de Nasertic, un 79 % en el caso de Gan y un 71 % en Tracasa.

La Cámara de Comptos indica que el importe de las encomiendas se ha reducido significativamente en estos últimos años, a consecuencia de los recortes presupuestarios.

El informe señala que la razón de las encomiendas es la insuficiencia de medios materiales y humanos de la Administración Foral para realizar esas labores encomendadas a una sociedad pública que, en teoría, está capacitada para ello.

Sin embargo, Comptos asegura que en la mitad de las encomiendas revisadas la empresa pública tampoco disponía de medios para esas labores, por lo que contrató con terceros los trabajos, encargándose de tramitar la licitación y coordinar las prestaciones contratadas.

En general, la contratación de las sociedades públicas con terceros se ha tramitado conforme a la Ley Foral de Contratos Públicos, salvo las contrataciones de la empresa Tracasa a una sociedad en la que participa en un 50 por ciento.

En cuanto al precio de las encomiendas, el informe concluye que todos los departamentos han aprobado un pliego de condiciones y tarifas unitarias para las prestaciones encomendadas, excepto Economía y Hacienda para la empresa Anain y Desarrollo Rural, Industria, Empleo y Medio Ambiente para Namainsa.

Además, en general los precios de las encomiendas comprenden tanto el coste directo de la mano de obra como los indirectos, los gastos por contrataciones externas y otros gastos directamente imputables a la encomienda.

Todos los costes, directos e indirectos, están identificados y soportados en la contabilidad y los sistemas de imputación de los costes indirectos son comprobables y objetivos.

En este sentido, el informe señala que no se ha podido comprobar el mecanismo de fijación de precios en el caso de la empresa Tracasa.

Entre otras recomendaciones, Comptos aconseja que la Administración Foral acredite la necesidad de la encomienda y que disponga de datos sobre costes que puedan contrastarlos con los facturados por las empresas públicas.

También se recomienda aprobar criterios homogéneos para determinar los precios de las encomiendas.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual