Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
tormentas

Recomendaciones para evitar que te alcance un rayo

  • En el exterior, conviene cobijarse en un coche o en edificios que cuenten con pararrayos
  • En el interior, es recomendable cerrar puertas y ventanas y retirar los objetos de las terrazas

0
Actualizada 24/07/2013 a las 07:53
  • alicia burdaspar. pamplona
Con el verano llega la época de tormentas, y con ellas, los rayos. Aunque el hecho de ser alcanzado por uno no tiene por qué ser mortal - de hecho, tan sólo el 20% de los afectados fallecen-, es recomendable tomar ciertas medidas de seguridad, según indica el Gobierno de Navarra. 

Generalmente, las tormentas vienen acompañadas de un frente de viento, lo caul supone otros riesgos añadidos.  Por ello, desde la Agencia Navarra de Emergencias recomiendan apartar o sujetar aquellos elementos ubicados en terrazas y balcones que puedan volar o desprenderse y caer al exterior. "Los rayos buscan caminos donde se pueda trasladar el salto de tensión y esto se hace fundamentalmente en elementos puntiagudos, por lo que conviene recogerlos o tumbarlos", informa la ANE. Si en el momento de la tormenta se está en el interior de un edificio, se deben cerrar puertas y ventanas para que no se produzcan corrientes de aire que atraigan los rayos. También es conveniente desconectar aparatos eléctricos y antenas de televisión para evitar descargas eléctricas.

Si se está en el exterior durante la tormenta, lo más recomendable es buscar un lugar donde cobijarse y evitar permanecer al aire libre. Es fundamental abandonar lugares de baño, como piscinas o lagos, y huir de cimas de montes o lugares elevados. Lo ideal es protegerse en zonas bajas y llanas, nunca en bocas de cuevas o debajo de árboles solitarios; buscar cobijo en un automóvil o en edificios protegidos por pararrayos. Además, es recomendable alejarse de las praderas y lugares muy abiertos, dado que en estos lugares el cuerpo humano, al sobresalir mucho del terreno, se convierte en un pararrayos.

Tampoco es recomendable huir de la tormenta corriendo, y menos aún con la ropa mojada, ya que esto crea una turbulencia de aire que atrae a los rayos.

También es preciso enterarse a través de los medios de comunicación sobre la meteorología.

Las personas afectadas por un rayo pueden tener secuelas importantes, ya que pueden sufrir una parada cardíaca y respiratoria debido a la propia corriente eléctrica sobre los nervios del cuerpo o quemaduras de diversa consideración.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual