Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
DIETAS DE LA CAN

Barcina esperará a que se pronuncie la Justicia antes de tomar "decisiones políticas"

  • Cruce de reproches entre la presidenta del Ejecutivo foral y la parlamentaria de Bildu, Bakartxo Ruiz
  • Yolanda Barcina lamentó en el Parlamento que algunos grupos hayan emitido ya una "condena" sobre el caso de las dietas

10
Actualizada 19/06/2013 a las 20:25
  • EFE. PAMPONA
Las presidenta del Gobierno foral, Yolanda Barcina, aseguró que habrá que esperar a que la Justicia se pronuncie sobre el caso de las dietas de Caja Navarra antes de adoptar "decisiones de carácter político" y denunció que se ha "arrastrado por los suelos" la imagen y el honor de los imputados

Barcina criticó en comisión parlamentaria con dureza al grupo de Bildu, que había solicitado su comparecencia, y les reprochó que ya hayan emitido "condena" sobre unas personas a las que está investigando la Justicia, cuando la propia fiscalía, recordó, pide el sobreseimiento del caso.

Hasta ahora han sido imputados en el caso de las dietas de la CAN el expresidente Miguel Sanz; el exconsejero de Economía Álvaro Miranda; el actual alcalde de Pamplona, Enrique Maya; y el exdirector de la entidad financiera, Enrique Goñi, todos ellos integrantes de la Comisión Permanente de Caja Navarra, al igual que Yolanda Barcina, aforada por su cargo, por lo que su imputación la debería hacer en todo caso el Tribunal Supremo. 

Barcina acusó a Bildu de escoger Caja Navarra como "el tema estrella de esta legislatura" con el objetivo de que se convoquen elecciones anticipadas, a pesar de que la Comunidad foral vive "unos de los momentos más difíciles" de su historia.

Bildu, agregó, mantiene la estrategia del "cuanto peor, mejor" y para ello "es preciso derribar a esta presidenta del Gobierno" y "cobrarse esta pieza política que tanto les molesta en sus planes" nacionalistas.

Para ello, dijo, Bildu utiliza "todos los medios habidos y por haber", en los ámbitos de los tribunales de justicia, los medios de comunicación, que publicaron "panfletos insultantes", y ahora en el Parlamento de Navarra, que se emplea "como caja de resonancia para alcanzar su meta electoral".

La presidenta consideró que en Bildu "jamás les ha interesado Caja Navarra ni su devenir" y a su portavoz, Maiorga Ramírez, solo le interesó "cuando estuvo a punto de entrar en su consejo de administración".

Barcina aseveró que ésta es "una batalla desigual", en la que "han arrastrado por los suelos la imagen y el honor de personas que como mínimo merecen el derecho a la presunción de inocencia", y se ha hecho mediante "campañas mediáticas y vídeos panfletarios llenos de manipulaciones y falsedades".

Se trata de "un ejercicio de cinismo al que ya nos tenían acostumbrados con sus actitudes ante el terrorismo", señaló la presidenta en referencia a Bildu, al que acusó de utilizar "toda su artillería contra esta presidenta", que "todavía no ha tenido posibilidad de defenderse al no haber sido llamada a declarar" ante el juzgado.

La presidenta prefirió "ser prudente y dejar que la Justicia haga su trabajo, desde el máximo respeto, pero desde el convencimiento de que finalmente triunfará la verdad".

Pero si el proceso no termina "como desean" en Bildu, apuntó, en esta formación "no pedirán disculpas", sino que "aprovecharán la ocasión para arremeter contra las instituciones judiciales de esa España a la que ustedes tanto denigran".

Bakartxo Ruiz, de Bildu, señaló a la presidenta que el caso Caja Navarra se va agravando conforme se conocen más detalles sobre el cobro de dietas en la entidad y en esa situación, afirmó, la responsabilidad de Barcina es "cada vez más patente", pero "todavía no ha asumido ninguna responsabilidad".

Ruiz, que indicó que la presidenta navarra "ya es historia", le instó a presentar su dimisión y dejar así de ser aforada "para dar cuantas explicaciones sean pertinentes en los tribunales de Navarra".

Para la portavoz de Bildu, "no es de recibo" que una presidenta "esté a expensas de resoluciones judiciales" y esté "más pendiente de su situación personal y política que de responder a los intereses de la sociedad navarra".

Carlos García Adanero, de UPN, rechazó las acusaciones de Bildu, a los que reprochó que "los tribunales de justicia les dan garantías en la medida que les dan la razón".

Con este tipo de iniciativas, aseguró, el único objetivo que tiene Bildu es "mantener viva la llama" del caso Caja Navarra, para "quitar a UPN del Gobierno" y que éste "pase a estar en otras manos".

Por el PSN, su portavoz, Roberto Jiménez, instó a "no prejuzgar lo que van a decir los tribunales" sobre este caso, aunque también pidió a Barcina que no haga "victimismo", ya que "lo está utilizando como estrategia claramente electoral".

Jiménez aseveró que Navarra vive una situación "insostenible", porque a la crisis económica, social e institucional, creada a su juicio por la propia Barcina, se suman "los temas judiciales" y eso "no es lo mejor para la marca Navarra".

El parlamentario de Aralar-NaBai Juan Carlos Longás censuró "con qué alegría se minimiza lo ocurrido en Caja Navarra", una entidad en la que lo ocurrido fue "enormemente grave".

Tras denunciar que haya quien considere a Navarra como "una finca privada", Longás declaró que la presidenta Barcina "parece Luis XIV", porque "identifica las críticas a su persona y a su situación como ataques a Navarra".

Por el PP, Enrique Martín aseguró que Bildu "confunde los poderes básicos del Estado", ya que "está mezclando el ámbito parlamentario y el judicial" de forma "interesada".

En ese sentido, rechazó "de plano" este "juicio paralelo al que hoy se pretende someter a la presidenta", pese a ser los populares críticos con lo ocurrido en la Caja Navarra.

El parlamentario de Izquierda-Ezkerra Txema Mauleón recordó que su grupo ya solicitó la dimisión de Barcina y la convocatoria de elecciones en el momento en que se rompió el acuerdo de Gobierno con el PSN.

Mauleón entendió que el hecho de que la jueza aprecie indicios de presunto delito de cohecho en Caja Navarra genera una "preocupación social evidente" que tiene "unos efectos en la imagen de Navarra, en la gobernabilidad y en la situación política".

Tras escuchar a los grupos, la presidenta ha indicado a la portavoz de Bildu que uno de sus principales objetivos es que ni Ruiz ni su grupo "sean los jueces de la historia" en Navarra.

La historia de Bildu y otras marcas anteriores de la izquierda abertzale, ha subrayado, "es mucho más negra, más triste y más fuerte para los ciudadanos de esta tierra que la historia de cualquier grupo de este Parlamento".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual