Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Paro

La demanda de cursos de formación a parados se duplica en dos años

  • En 2012, se registraron 19.214 solicitudes por parte de desempleados para cursos del Servicio Navarro de Empleo, 10.098 más que en 2010

En 2012, se registraron 19.214 solicitudes por parte de desempleados para cursos del Servicio Navarro de Empleo.

La demanda de cursos de formación a parados se duplica en dos años

En 2012, se registraron 19.214 solicitudes por parte de desempleados para cursos del Servicio Navarro de Empleo.

ARCHIVO
5
17/06/2013 a las 06:01
Etiquetas
  • RAMARIS ALBERT. PAMPLONA
La demanda de los cursos de formación para personas desempleadas ha aumentado en Navarra casi un 111% de 2010 a 2012, años en los que la cifra de peticiones se incrementó en 10.098 personas.

En ese aumento de solicitudes, se percibe una tendencia por parte de los titulados a retomar su formación con cursos especializados y con programas que refuerzan destrezas como el trabajo en equipo, el liderazgo o el conocimiento de otros idiomas, con el fin de adaptarse a procesos de internacionalización dentro de una empresa.

Según datos del Servicio Navarro de Empleo (SNE), en 2010 se recibieron 9.116 solicitudes de inscripción en cursos de formación para personas desempleadas. Un año después, ya eran 15.825 peticiones, un 73,6% más. Es en 2012 cuando se consolida ese notable incremento en la demanda de formación laboral, con un total de 19.214 solicitudes, lo que representa un 21,4% más que el año anterior y un 110,77%, si se compara con 2012.

El SNE reconoce que cuentan con el mismo presupuesto para atender la creciente demanda de cursos entre la población en paro, por lo que intenta que la distribución de cursos se realice de forma más equitativa, limitando la cantidad por persona e impartiendo formación por internet.

"En 2010 e inicialmente en 2011, las personas podían hacer varios cursos, porque la demanda de formación era menor. Con esa mayor presión a la demanda, hemos limitado la inscripción a un curso", informa el director del Servicio de Formación, Carlos Adín Sanz.

Aunque aún no se conoce el total de solicitudes entre los parados para este año, el SNE estima que contará a lo largo de 2013 con 21.754 plazas ordinarias para los cursos de formación, de las cuales 14.354 son exclusivamente para desempleados.

?No es un aumento de plazas lineal porque no ha habido más dinero, pero lo que hemos hecho es progresivamente ir modificando algún programa para atender a un mismo o a un mayor número de participantes con el mismo dinero?, explica Adín Sanz.


AUMENTAN LAS SOLICITUDES EN CURSOS DE ESPECIALIZACIÓN

Las convocatorias de formación con mayor demanda entre los desempleados en Navarra están agrupadas en materias como oficios, soldadura, servicios auxiliares, contabilidad básica, sociosanitario e inglés.

Sin embargo, el SNE ha detectado un alza entre titulados universitarios y profesionales sin empleo que buscan una especialización mayor, a través de cursos con un contenido muy similar al de Formación Profesional y que, en algunos casos, cuentan con prácticas en una empresa de la Comunidad foral.

"Se nota un mayor número de personas con alta cualificación que accede a cursos de nivel 3, como elemento de especialización o de acceso a prácticas en empresas. Es un curso parecido a algo de FP, salvando las distancias, con una cualificación especializada de unas 200 horas y que sirve de complemento a su gran conocimiento y es un primer encuentro con el mundo laboral", informa Adín Sanz.

Asimismo, son más los parados con una cualificación profesional de alto nivel que buscan enriquecer su perfil en competencias transversales para satisfacer las necesidades actuales de las empresas, y que van encaminadas hacia una mayor internacionalización.

"Ha habido estudios en los que las empresas identifican que los universitarios tienen una alta cualificación, pero le pueden faltar destrezas en trabajo en equipo, liderazgo, gestión de problemas o planificación de proyectos, que no están en el currículum de la carrera", sostiene el director del Servicio de Formación.

El aumento de desempleados en busca de formación en segmentos de todas las edades ha difuminado el perfil del parado que se inscribe en estos cursos, que antes se concentraba entre los 25 y 45 años y que a día de hoy es muy equilibrado entre ambos sexos.

No obstante, sí hay unos colectivos que procuran sumar mayor preparación a la especialización profesional con la que ya cuentan, y éstos son los universitarios de segundo ciclo -quienes ya cuentan con títulos de licenciado, arquitecto o ingeniero- los titulados en Grado Superior de Formación Profesional y los graduados de ESO, respectivamente.

"Todos los graduados de los últimos 10 años se intentan formar en estas áreas porque el currículum no lo incluía. Cuando más formación tienes, ves lo importante que es estar en permanente reciclaje y buscas más formación. Cuanta menos formación tienes más te dejas. Hace falta otro tipo de destrezas", concluye Adín Sanz.


  • Maikel
    (17/06/13 17:29)
    #5

    Varias conclusiones: 1) Los cursos no aumentan apenas la empleabilidad de los que los realizan, las empresas no valoran casi la formación complementaria. 2) Lo unico que sirven es para mantener "ocupados" a sus cursantes y borrarlos de un plumazo de las listas del paro. 3) Más valdría invertir ese dinero en fomentar a las empresas a realizar nuevos contratos y no en SOBRE-FORMAR a mucha gente. 4) Para los sindicatos estos cursos son como la gallina de los huevos de oro, sólo les beneficia  a ellos.

    Responder

  • RG
    (17/06/13 15:38)
    #4

    Una vista del espíritu!.  Con la cantidad de cursos que han dado en España y en toda Europa ya no tendrian que haber parados!. Es un terapia ocupacional para que no se agarren a la kalachnikov.

    Responder

  • Los datos
    (17/06/13 12:28)
    #3

    A finales de 2010 había 36.000 parados en Navarra y a finales de 2012 eran 52.000, sgún la EPA. La demanda de cursos de formación está muy correlacionada con el nivel de desempleo, por lo que los datos nos ofrecen dan que pensar de que el desempleo es mucho mayor y ha crecido más de lo que se dice. Si se ha duplicado la demanda de cursos en dos años, es que prácticamente se ha duplicado el paro y que el paro real se aproxima a 70.000 personas, entre todo tipo de parados, los d ela economía real y los de la economía sumergida. Estos últimos, como sabemos, son demandantes de cursos de formación. Esto cada día va peor y el remedio no es dar cursos y más cursos (es el síntoma) sino impulsar políticas económicas adecuadas, no el más de lo mismo una y otra vez.

    Responder

  • Formación, qué negocio!
    (17/06/13 09:44)
    #2

    Dos conclusiones dijo..
    Y la foto de dónde es...de un SINDICATO. Me gustaría que sacaran también una estadística de QUIEN SE LLEVA los cursos. Que paradoja, los centros de formación pequeños, empresas constituidas para tal fin, cerrando o impartiendo una décima parte de los cursos que se impartían antes del 2009. Pero esto no gusta, aunque se diga desde la Cámara de Comptos...

    Responder

  • Dos conclusiones
    (17/06/13 08:08)
    #1

    La primera es que, como hay más demanda de cursos y no hay aumento de presupuesto, lo que se hace es repartir la formación. Es como el reparto de empleo de los funcionarios. De una plaza con una formación de 100 horas se sacan dos plazas a 50 h cada una. La segunda conclusión es que la universidad y los otros niveles educativos no preparan en cosas esenciales: trabajo en equipo, liderazgo, solución de problemas, etc.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual