Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
JUICIO POR EL CRIMEN DE VALTIERRA

El acusado dice que Dayan "le tenía aterrorizado y le disparó por miedo"

Javier Samanes, acusado de asesinar en Valtierra al joven Dayan Murillo Blasco, ante su abogado Eduardo Ruiz de Erenchun.

El acusado dice que Dayan "le tenía aterrorizado y le disparó por miedo"

Javier Samanes, acusado de asesinar en Valtierra al joven Dayan Murillo Blasco, ante su abogado Eduardo Ruiz de Erenchun.

efe
Javier Samanes (d), acusado de asesinar al joven Dayan Murillo Blasco, en la sesión del juicio.

El fiscal afirma que el acusado se aseguró de que Dayan muriera

Javier Samanes (d), acusado de asesinar al joven Dayan Murillo Blasco, en la sesión del juicio.

efe
0
Actualizada 18/06/2013 a las 00:32
  • EUROPA PRESS. PAMPLONA
El fiscal afirmó que el acusado de matar al joven de 22 años Dayan Murillo Blasco en enero de 2012 en Valtierra, Javier S.S., "aseguró" su muerte al disparar a la víctima "tres veces por la espalda, desde un lugar oscuro, acechando, y escondido".

Así lo manifestó el Ministerio Público durante su exposición en el inicio del juicio con jurado popular que se celebra desde este lunes en la Audiencia de Navarra. Tras la intervención del fiscal, expusieron sus argumentos el representante de la acusación particular, Javier Asiáin, y el de la defensa, Eduardo Ruiz de Erenchun

El fiscal solicita para el acusado 17 años y 6 meses por un delito de asesinato y la acusación particular eleva la petición a 20 años. El Ministerio fiscal señala en su escrito que el 7 de enero de 2012, sobre las 23.30 horas, el acusado, Javier S.S., de 31 años, y la víctima mantuvieron una breve discusión en la puerta de un bar de Valtierra, hecho que se volvió a repetir en otro bar horas más tarde, sobre las 6.30 horas.

Según este relato de los hechos, el acusado se fue a su domicilio y cogió una escopeta de repetición. El fiscal indica que regresó al lugar de la discusión y realizó tres certeros disparos dirigidos a la espalda de la víctima, de forma que ni la propia víctima, ni quienes se encontraban a su alrededor en la plaza pudieron hacer nada para evitar el resultado.

En su intervención, el fiscal afirmó que la muerte de Dayan Murillo Blasco a manos de Javier S.S. "es un asesinato porque quedará demostrado que le disparó por la espalda tres veces, desde un lugar oscuro, acechando, escondido", algo que conlleva "un mayor gravamen, que es utilizar un medio que asegure" la muerte.

Asimismo, destacó que al margen del hecho de que "un hombre muere a manos de otro hombre", hay "otras circunstancias que pueden tener una trascendencia enorme para la valorar la pena".

En este sentido, el fiscal incidió en que "el hecho de que dispare desde un lugar oscuro y por la espalda aumenta la responsabilidad", mientras que "la ingesta previa de alcohol podría ser un atenuante", ya que, según añadió, esto "pudo que le hiciese, en alguna medida, cometer ese hecho".

DECLARACIÓN DEL ACUSADO


Javier S.S. afirmó que no tuvo "intención de disparar ni de matar" a la víctima y aseguró que el fallecido le tenía "aterrorizado" y que disparó por "miedo" a la víctima.

El acusado, que sólo contestó a las preguntas formuladas por su abogado, indicó que la víctima llevaba dos años "metiéndose" con él y que en la noche de los hechos se dirigió hacia él diciéndole que le iba a matar. "Pensé que la única salvación que tenía era coger el arma antes de que me cogiera él", ha añadido.

Preguntado por el día de los hechos, el procesado relató que sobre las 10 horas se fue con un amigo a Castejón a una fiesta campera y que bebió alcohol durante todo el día. Asimismo, añadió  que consumió sustancias estupefacientes.

Según señaló, al principio de la noche en Valtierra se encontró varias veces con la víctima y mantuvieron una "leve discusión" que "no pasó a mayores". Sobre las 6 horas, añadió, a la salida de un bar de la localidad, se volvió a encontrar con Dayan Murillo, quien, según el acusado, comenzó a "meterse de forma violenta y agresiva" con él, con "zarandeos e insultos".

"Yo le dije que me dejara en paz y que estuviera tranquilo. Me empezó a dar golpes y collejas. Él seguía más crecido, me dio golpes y llegó a amenazarme de muerte. Perdí la paciencia y le dije que estaba ya más que harto", afirmó.

Posteriormente, explicó Javier S.S., se fue "muy afectado" a su casa y, "harto" de lo que le estaba "haciendo", cogió una escopeta y volvió al lugar de la discusión para "meterle miedo, en ningún momento con la intención de dispararle o de matarle".

El acusado señaló que cuando llegó al lugar de los hechos, la víctima fue hacia él diciéndole que le iba a matar. "Dayan estaba en la puerta del bar y vino a por mí diciéndome que me iba a matar, que me iba a dar una paliza, y la única salvación que tengo es coger el arma antes de que me coja él", relató el procesado, que ha precisado que no le disparó de frente.

Javier S.S., que destacó que estaba "influenciado por la bebida, insistió en que en ese momento se sintió "muy nervioso" y que tenía "mucho miedo", ya que le tenía "aterrorizado". "Perdí la cabeza", aseguró el encausado.

Por otro lado, indicó, a preguntas de su abogado, que tiene tres armas a su nombre y que tenía "afición" por la caza, pero que "nunca" ha participado en competiciones de caza. Además, aseguró  que las armas le dan "pánico".

Finalmente, el acusado se mostró "muy arrepentido" por lo que hizo y puso de manifiesto que "nunca" ha tenido "problemas con nadie". "Siempre he sido tranquilo y si alguna vez he visto que podía haber algún problema, me iba", aseguró.

ACUSACIÓN PARTICULAR

Por su parte, el abogado de la familia de la víctima afirmó  que "está claro que Javier S.S. mató a Dayan Murillo con disparos de una escopeta de caza que dirigió a la espalda", por lo que defendió que "la cuestión fundamental no es si el acusado lo mató o no", sino "examinar las circunstancias en el hecho de matar", que califica de asesinato.

A su juicio, en estos hechos "hay un acto volitivo, un querer", así como "un acto cognitivo". "La decisión de matar fue tomada por él y sólo por él", argumentó el abogado, quien puso de relieve que el acusado se fue a su domicilio, cogió una escopeta de repetición y regresó hasta el lugar de los hechos "con la determinación de matarle". 

A este respecto, insistió en que "eligió ir a coger la escopeta, volver, y matar a Dayan" y agregó que "eso es un asesinato". El acusado, según el representante de la acusación particular, "le disparó por la espalda con la determinación de matar", algo que conllevó "la muerte instantánea". La víctima no tuvo "posibilidad de defenderse", concluyó.

"UNA PERSONA PELIGROSA"

En su exposición, el abogado de la defensa mostró su desacuerdo con las exposiciones del fiscal y la acusación particular y ha indicado que informará sobre su petición de pena al término de la vista oral.

Afirmó que la muerte de Dayan Murillo es "una muerte brutal" que no va a "justificar", pero añadió que la víctima "era una persona peligrosa" y que "lo que le estaba haciendo Dayan a Javier incidió en el ánimo y en la decisión" del acusado. Además, argumentó que la ingesta de alcohol por parte del acusado también influyó en su comportamiento.

El abogado, que destacó que en la vista oral declararán dos testigos que fueron "agredidos" por Dayan Murillo, señaló que en el transcurso del juicio intentará que el jurado popular "conozca" a su defendido, que "jamás había tenido una pelea, ni un sólo incidente con nadie".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual