Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
SUCESOS

Continúa en estado grave una de las 3 navarras heridas en Turquía

Accidente de un globo aerostático

Un turista brasileño murió y otras 24 personas resultaron heridas en Capadocia, en el centro de Turquía,. El accidedente se produjo cuando el globo aerostático en el que iban chocó contra otro globo.

0
Actualizada 22/05/2013 a las 19:20
  • EFE. PAMPLONA
Las tres navarras heridas en Turquía al accidentarse el globo aerostático en el que viajaban continúan ingresadas en dos hospitales diferentes, dos de ellas con evolución favorable tras ser atendidas de heridas traumáticas, y una tercera en estado grave al tener perforado un pulmón. 

Así lo señaló en sus declaraciones Jesús Borda, marido y padre de Irene Apesteguía Yábar y Verónica Borda Apesteguía, de 64 y 35 años respectivamente, quienes evolucionan favorablemente de sus heridas y quienes compartían viaje con Águeda Oyaga Aristu, de 73 años, quien permanece grave en otro hospital del país.

El accidente, en el que murieron tres turistas brasileñas, ocurrió el pasado lunes cuando el globo en el que sobrevolaban la región turca de Capadocia cayó al suelo, tras lo que además sufrieron heridas graves y permanecen en la UCI tres brasileños y un español, si bien eran 22 personas las que seguían ingresadas con diversos pronósticos.

Borda explicó que su mujer tiene fracturas en las piernas y un golpe en el pecho, por el que permanece ingresada en observación, mientras que su hija también fue operada del aplastamiento de una vértebra y de fracturas en un tobillo y descansa ya en planta, aunque "tras el primer susto ya estamos más tranquilos al haber hablado con ellas y comprobar que están bien".

No hay tanto optimismo en el caso de Oyaga, cuya situación es "bastante crítica", señaló Borda tras hablar con la hermana de la herida, quien "aparte de heridas en las piernas tiene un golpe en el pecho y al parecer alguna costilla rota le ha perforado un pulmón".

En todo caso, advirtió de que "las noticias son un poco inciertas" y no descartan desplazarse hasta Turquía, si bien en el caso de su mujer e hija la evolución es favorable y la tranquilidad es mayor al haber podido hablar con la joven.

"Están tranquilas y esperando a que les hagan alguna prueba. Estaba previsto que las pusieran hoy juntas en una misma habitación, pero la última vez que he hablado con ella aún no habían subido a la mujer", una situación de la que además "están al tanto" desde la embajada española en Turquía.

En todo caso, Borda reconoció estar "un poco nervioso" hasta que no tenga mejores noticias, un aspecto sobre el que señaló desconocer cuándo repatriarán a sus familiares: "No saben aún cuándo será pues, aunque dependerá de cómo evolucionen, no les habían dicho aún nada".

Recordó que su mujer y Águeda llevaban dos décadas viajando juntas al menos una vez al año, una iniciativa a la que en los últimos años y "cuando podía" se les unía su hija Verónica, señaló Jesús Borda, quien supone que "cuando se les pase el susto" volverán a pensar en viajar.

Sin embargo señaló que lo sucedido "no tiene remedio" ni era evitable: "Esas cosas pasan porque tienen que pasar y no se puede echar la culpa a nadie".

Las autoridades turcas comenzaron a investigar el accidente, que sucedió cuando la cesta de otro aerostato que volaba a más altura rompió la tela del globo que acabó estrellándose.

Varios testigos declararon a los medios turcos que el accidente se produjo por el tráfico intensivo y descontrolado de globos en el área.

El suceso ocurrió poco después de que el globo despegara a primera hora de la mañana de la localidad de Goreme, al oeste de la provincia turca de Nevsehir.

A 300 metros de altura, empezó a perder el equilibro tras el impacto de la cesta del otro globo.

El piloto, de nacionalidad portuguesa, logró controlar la nave hasta unos 50 metros de altura, pero a partir de ahí empezó a caer de forma descontrolada.

Una veintena de empresas ofrecen en la región de Capadocia, muy popular entre los turistas de todo el mundo, vuelos en globo por entre 50 y 150 euros, siempre a primeras horas de la mañana.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual