Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TEMPORAL DE INVIERNO

La nieve da paso a la lluvia y provoca inundaciones en Navarra

0
Actualizada 15/01/2013 a las 20:20
  • E.PRESS. PAMPLONA
El temporal que afecta a Navarra pasó de la nieve a la lluvia en una jornada en la que se registraron inundaciones en distintos puntos de la Comunidad foral por la crecida de los ríos, así como diversos accidentes de tráfico, primero por la presencia de nieve y posteriormente por la formación de balsas de agua en las carreteras. 

El Gobierno de Navarra decretó el nivel 1 de alerta por riesgo de inundación en las cuencas de los ríos Baztán-Bidasoa y en la del río Arga, ante las precipitaciones acumuladas en las últimas horas en forma de lluvia y nieve en la mitad norte de la Comunidad foral. Asimismo, mantiene el nivel de prealerta de protección civil por nevadas.

También el Ayuntamiento de Pamplona activó este martes en nivel de alerta el Plan municipal ante inundaciones en el municipio, debido al rápido aumento de los caudales de los ríos Ulzama y Arga de la capital navarra.

La nevada de la pasada noche y la lluvia que cató durante las últimas horas hicieron que se registren a última hora de la mañana 180 metros cúbicos de agua en el río Ulzama a su paso por Olave y en el Arga a la altura de Huarte, lugares donde se realizan las mediciones.

En este sentido, según las informaciones del Ejecutivo foral, el caudal del río Arga a su paso por la Comarca de Pamplona creció durante toda la jornada y se espera que el pico máximo se registró a las 18 horas, con un caudal que superó los 300 m3/s, una cifra similar a la ocurrida en las últimas inundaciones de 2009.

Además, vistos los importantes caudales que arrastran los ríos Arakil (270 m3/s) y Larraun (180 m3/s), la Agencia Navarra de Emergencias (ANE) prevé que el riesgo de inundación pueda trasladarse al valle de Etxauri a partir de medianoche, donde confluyen los ríos Arga y Arakil, lugar donde se podrían superar los 1.000 m3/s.

LA MAYORÍA DE COLEGIOS HAN ABIERTO CON NORMALIDAD

A pesar del temporal, los centros educativos públicos de la Comunidad foral abrieron este martes sus puertas con normalidad, excepto el colegio de Erro y el colegio e instituto de Garralda, que no han abierto por no tener suministro eléctrico.

El colegio de Roncal, por su parte, sólo atendió a aquellos alumnos que se desplazaron por sus propios medios debido a que las líneas de transporte escolar no efectuaron sus recorridos; mientras que el colegio de Larraintzar fue desalojado ante la posibilidad de que el desbordamiento del río dificultase el regreso de los 273 escolares del centro a sus domicilios.

Asimismo, los centros de salud y consultorios médicos también mantuvieron su actividad ordinaria y sólo se registraron problemas con el suministro eléctrico en el Centro de Salud de Burguete, por una incidencia en la línea que afectaba a toda la zona.

Además, el Departamento de Salud reforzó la atención continuada en el Valle de Salazar manteniendo un médico y una enfermera, además de en Ezcaroz, en Ochagavía, Esparza de Salazar y Oronoz por los posibles problemas de accesibilidad que se puedan registrar en esa zona.

ACCIDENTES EN DISTINTAS CARRETERAS

Pese al temporal de nieve y lluvia que se registró este martes en la Comunidad foral, la red principal de carreteras de Navarra permaneció abierta durante toda la jornada, si bien las fuertes lluvias que se registraron provocaron balsas de agua en diferentes carreteras y distintos accidentes.

Entre los incidentes registrados, destacaron las tres salidas de vías de vehículos, todas ellas sin heridos, en las que intervino la Policía Foral en las carreteras N-121-B (dos de ellas) y en la NA-240-A.

También atendió la Policía Foral a varios camiones que en torno a las cuatro de la madrugada quedaron atrapados por la nieve entre los túneles de Belate y la variante de Ostiz, en la N-121-A y a un quitanieves que había quedado atascado en Villaveta (Lónguida), en la carretera NA-150.

Asimismo, bomberos de la Agencia Navarra de Emergencias realizaron achiques de agua en el interior de viviendas, especialmente en el tercio norte de la Comunidad foral, y desplazaron en prevención a Baztan al Grupo de Rescate Acuático.

Además, la Guardia Civil y la Policía Foral han rescatado en la zona de las huertas de Irubide de Alsasua a una persona que había quedado atrapada en su vehículo por el desbordamiento del río, debido a las intensas lluvias.

CIERRES DE CARRETERAS

Ante esta situación, el Gobierno navarro desaconseja utilizar por la acumulación de balsas de agua la Ronda de Pamplona (PA-30), especialmente en su tramo inicial entre Talluntxe-Noáin y Mutilva-Aranguren, y recomienda utilizar alternativamente la AP-15 para el tránsito norte u otros recorridos urbanos para los desplazamientos cortos.

Además, en la carretera que une Pamplona con Behobia (N-121-A) se habilitó un paso alternativo a la altura de Ostiz y también se registraron problemas en las carreteras locales NA-2410, cortada en el punto kilométrico 13 por el desbordamiento del río Arakil; la NA-1300, a la altura de Betelu, la NA-4161 (Larraintzar-Iraizotz, pk 0 a 2) y la NA-1210 (ventas de Arraitz-Oronoz) y la travesía de Bera (NA-8304).

Por otro lado, permanecen cerrados al tráfico por la nieve en la red secundaria los puertos de Belagua (NA-137), desde Mata de Haya; y de Laza (NA-140).



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual