Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Sortu

Sortu busca “apropiarse del navarrismo” para su estrategia soberanista

La sigla dominante en EH Bildu marca en un documento interno el “reto” de dar una “nueva orientación” al ‘cambio’

Principales dirigentes de Sortu en Navarra (Miren Zabaleta, coordinadora, es la tercera por la izquierda en la fila de abajo), durante la asamblea del pasado marzo en Pamplona.

Principales dirigentes de Sortu en Navarra (Miren Zabaleta, coordinadora, es la tercera por la izquierda en la fila de abajo), durante la asamblea del pasado marzo en Pamplona.

Calleja
Actualizada 07/12/2017 a las 14:00

Sortu, líder de la coalición EH Bildu, integrante del cuatripartito que sustenta al Gobierno de Uxue Barkos, se ha fijado el “reto” de “dar una nueva orientación” al cambio político que se registró en Navarra tras las elecciones de 2015, con el desalojo de UPN de las principales instituciones. “Conforme al plan para Euskal Herria, el objetivo que nos hemos marcado es iniciar el camino a recorrer hasta que Nafarroa sea un estado dentro de la República Confederal Vasca”, expone la sigla abertzale.


El plan de la actual marca de Batasuna está desgranado en un documento de la formación al que ha tenido acceso este periódico. Se denomina Anexo F: agendas territoriales y, en lo concerniente a Navarra, identifica las elecciones forales y municipales de 2019 como hito clave en la estrategia. “Serán el principal punto de inflexión en la batalla entre el régimen y el cambio”, destaca el análisis. “En esas elecciones volveremos a medirnos. Así mismo, es evidente que a partir de esa cita electoral se establecerá un nuevo paradigma en Nafarroa, ya que, en el mejor de los casos, en una hipotética segunda legislatura el cambio dejará de ser cambio”.


Ese nuevo “paradigma” sería el “soberanismo navarro”, con el que Sortu quiere transformar la actual dicotomía entre régimen y cambio en otra que confronte a régimen con “soberanía”. “Consistiría en apropiarnos del navarrismo que el régimen ha utilizado como bandera y establecer así el nuevo marco ideológico-discursivo de la polarización”, establecen los abertzales, que abogan por la confluencia en torno al soberanismo de “los diferentes proyectos políticos, las diferentes maneras de entender las relaciones entre Nafarroa, el Estado y el resto de territorios vascos, y las diversas fuerzas transformadoras”. Sortu aspira a un “cauce común” para la defensa de Navarra como “sujeto político soberano”. “Que la ciudadanía pueda decidir todo aquí”, aclara la sigla dominante en EH Bildu, para describir que su “soberanismo navarro” impulsaría “el camino que en su día recorrieron Catalunya con el Estatut y la Comunidad Autónoma Vasca con el Plan Ibarretxe”.


EL PLAN HASTA LAS ELECCIONES DE 2019


El liderazgo de Sortu recayó en Arnaldo Otegi entre el pasado enero, cuando el partido vivió su proceso de ‘refundación’, y junio, momento en el que el expreso dejó el mando para asumir la coordinación general de EH Bildu. En Navarra, la máxima responsable de Sortu es Miren Zabaleta.


Ya a comienzos de este año, la actual Batasuna definió como su hoja de ruta la conformación para 2026 de una “República Vasca confederal” que integre a Euskadi, Navarra y el País Vasco francés, con agendas propias para cada uno de los territorios y, a la vez, una agenda “de país”. EH Bildu ha asumido el guión de su sigla motora y en el último Debate sobre el Estado de Navarra empezó a plantear su propuesta de república de Euskal Herria. Los socios de Uxue Barkos quieren un cambio en la relación con el Estado y abordar este asunto en una ponencia parlamentaria. El debate sirvió para que el cuatripartito presentase y aprobase una resolución que, entre sus puntos, destacó la consideración de Navarra como “protagonista y sujeto político propio con capacidad para tomar decisiones sobre el estatus jurídico y político” de la Comunidad. UPN, PSN y PP votaron en contra.


Este paso casa con uno de los objetivos que Sortu establece hasta las próximas elecciones para Navarra en su anexo de agendas territoriales. “Para 2019, abrir el debate a favor de un nuevo estatus político de Nafarroa”, reza el documento. “Es decir, promover un debate encaminado a pasar del vaciamiento y agotamiento del Amejoramiento a una situación que recoja la plena capacidad de decisión de Nafarroa”. Junto a esto, los abertzales centran su estrategia de cara a 2019 en “convertir en primera fuerza del cambio el soberanismo vasco de izquierdas que representa EH Bildu”, así como que el sindicalismo vasco se convierta “en mayoría sindical proactiva”.

 

“El ‘cambio’ no ha sido tan profundo como habríamos querido”

 

El documento de Sortu al que ha tenido acceso este periódico hace también un análisis de la actual situación política que se vive en Navarra, recién rebasado el ecuador de la legislatura. “El cambio que llegó a las instituciones en 2015 abrió un nuevo ciclo. Desde entonces, la batalla política principal se sitúa en la dicotomía régimen contra cambio, que marcará la trayectoria hasta las elecciones forales y municipales de 2019”, expone el texto, que se refiere a dicha “dicotomía” como un “gran logro”, ya que “el cambio de gobierno era el único horizonte en la agenda de determinadas fuerzas políticas”.


Sin embargo, Sortu, partido que guía EH Bildu, asume que “la relación de fuerzas a favor del cambio todavía es débil”, pese a contar con una “base sólida”, dice, en “amplios sectores municipales y populares”. “No podemos olvidar que el cambio a nivel de Nafarroa se dio por un escaso margen de 300 votos y, según los datos, aún no se ha producido ningún cambio significativo en la relación de fuerzas entre el espacio del cambio y el del régimen”, sentencia.


Los socios de la presidenta Barkos defienden como éxito que, tras dos años en las instituciones, “la falacia régimen o caos está superada”. En contraposición, reconocen como “innegables” las dificultades. “El cambio no ha sido tan profundo como habríamos querido”, dicen los abertzales, quejosos de haber llegado “sólo hasta donde lo ha permitido la alianza entre diferentes”. Referencia al acuerdo entre Geroa Bai, Podemos, Izquierda-Ezkerra y la propia Bildu.


El documento abertzale avanza que, en los próximos tiempos, la “dicotomía” cambio-régimen puede “difuminarse”. Entre los motivos, apunta al TAV y el Convenio Económico, “cuestiones clave en las relaciones Navarra-Estado y en las cuales la línea del PNV tiene un peso notorio en Geroa Bai”, formación de Barkos. Por otro lado, el diagnóstico de Sortu expone que los diferentes partidos ya empiezan a prepararse para las elecciones de 2019. “Que los árboles no nos impidan ver el bosque: la clave radica en situar la batalla entre cambio y régimen con visión estratégica e impulsarla desde el soberanismo de izquierdas”, concluye.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra