Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Agresión en Alsasua

Covite "desmonta" ante Junker las "falsedades" sobre la agresión de Alsasua

En ese contexto, menciona las "campañas de odio" contra las Fuerzas de Seguridad, el señalamiento de los lugares donde se practican controles de tráfico, la "difusión de mensajes incitando al odio" en Alsasua.

Consuelo Ordoñez en Alsasua

Consuelo Ordoñez en una protesta en Alsasua

COVITE
Actualizada 14/11/2017 a las 15:18
  • EFE. San Sebastián

El colectivo de víctimas Covite ha enviado una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, en la que "desmonta" la "campaña de la izquierda abertzale" sobre la agresión contra guardias civiles en Alsasua y pide que el mandatario europeo trasmita "cercanía y apoyo" a los agentes atacados.

Covite señala en una carta dirigida a Junker que, "además de las secuelas", las víctimas de los ataques "siguen padeciendo señalamiento y acoso" y "continúan desatendidas por autoridades e instituciones nacionalistas, volcadas en dar voz a los agresores y a su entorno".

Pide a Jean-Claude Juncker que la Comisión transmita su cercanía y su apoyo a las víctimas de la agresión.

En la misiva, de la que Covite ha dado cuenta hoy en un comunicado, el colectivo de víctimas del terrorismo "desmonta una a una todas las falsedades" que a su juicio la izquierda abertzale ha vertido desde que "radicales pertenecientes a la organización Ospa Mugimendua agredieran" el 15 de octubre de 2016 a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua.

Firmada por la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, la iniciativa está motivada por un escrito del vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, en respuesta a eurodiputados del PNV, EH Bildu, IU y Podemos, en el que aseguraba que la Comisión Europea seguía el caso "con interés" y que actuaría como "guardiana de los tratados".

Covite, que interpuso ante la Audiencia Nacional la denuncia por delitos de terrorismo y de odio contra los agresores de Alsasua, pretende que la versión de las víctimas "llegue a las más altas instancias de la UE" con el objeto de "frenar la manipulación que la izquierda abertzale, amparada en otras fuerzas políticas, están haciendo del caso".

Recuerda que la organización Ospa Mugimedua "fue creada al amparo de la campaña de ETA Alde Hemendik! (Fuera de aquí), que persigue la expulsión de las Fuerzas de Seguridad de Navarra y el País Vasco".

En este sentido, detalla las "estrategias de hostigamiento y presión" que padecen, como "atentados contra sus hogares" y su "caracterización como agentes torturadores".

Sobre las acusaciones que ha hecho la izquierda abertzale de que el caso ha sido un "montaje policial-judicial" asegura que la propia Ospa afirmó en un comunicado que los guardias civiles fueron "increpados" y alude a las manifestaciones convocadas en apoyo a los agresores.

También recoge los insultos que recibieron cuatro miembros de Covite que acudieron a Alsasua con pancartas pidiendo que se desterrara el odio del pueblo a quienes espetaron gritos como "¡Fascistas!", "¡Aquí no pintáis nada!", "¡Asquerosos!", "¡Fuera de aquí!".

En ese contexto, menciona las "campañas de odio" contra las Fuerzas de Seguridad, el señalamiento de los lugares donde se practican controles de tráfico, la "difusión de mensajes incitando al odio" y la "utilización de niños en la celebración del Ospa Eguna" en Alsasua.

La carta adjunta imágenes de atracciones donde cuelgan carteles de perros ataviados con un tricornio de la Guardia Civil así como las declaraciones de los padres de una de las chicas agredidas que asegura que "los problemas empezaron" cuando su hija empezó a relacionarse con un guardia civil y reconocían que "temían por su integridad física".

Respecto a las acusaciones de "desproporcionalidad" en la petición fiscal, que solicita cincuenta años de prisión para siete de los ocho arrestados al considerar la agresión como un delito de terrorismo, Covite afirma que el Código Penal español es "uno de los más benignos y garantistas de Europa".

Considera que, incluso en el caso de que los agresores no fueran acusados de terrorismo, sino de delitos de odio, atentado contra la autoridad, lesiones y amenazas, la petición de penas "sería similar".

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra