Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Selva de Irati

El turismo colapsa Irati

El aluvión de vehículos obligó a cerrar este jueves el acceso al paraje natural a las doce del mediodía por la imposibilidad del aparcamiento de la Virgen de las Nieves de absorber más afluencia circulatoria

Detalle del aparcamiento del Señorío de Bertiz, saturado este jueves por la mañana.

Detalle del aparcamiento del Señorío de Bertiz, saturado este jueves por la mañana.

Actualizada 13/10/2017 a las 08:36

A buen tiempo, no hay paraje atractivo que se resista al tirón del turismo. Si además cuenta con una reputación más que merecida por su alto poder cautivador, la afluencia se eleva a cotas más que preocupantes que aconsejan adoptar medidas para canalizarla y evitar consecuencias peores. El año pasado, durante el puente de Todos los Santos, el acceso desde Ochagavía hasta el corazón de Irati provocó un infarto en el flujo circulatorio. Hubo que decretarse el cierre provisional a la ruta que desemboca en el parking habilitado en las cercanías de la ermita de la Virgen de las Nieves.

Este jueves, buen tiempo y fin de semana prolongado, el temor a un nuevo colapso encendió las luces de advertencia a primeras horas. El aluvión posterior confirmó los presagios.

A las doce del mediodía, el paso a Irati quedó anulado. Policía Foral desplazó una patrulla para clausurar el enlace en orden a una solicitud recibida el año pasado -tras la saturación del puente de Todos los Santos- de la Junta del valle de Salazar. Sin respiro alguno por la densidad de visitantes ante el mostrador, personal adscrito a la Oficina de Turismo de Ochagavía diferenció entre el ramal que desemboca en la ermita de la Virgen de las Nieves -cerrado al tráfico- de la vía que conduce a las pistas de Abodi, libre de la medida de control.

Según confirmó ayer Policía Foral, cuando se alcanza la cifra de 350 vehículos la desembocadura del entorno de la Virgen de las Nieves queda restringida. El tránsito elevado empequeñeció el aparcamiento que se abre a los senderos peatonales de la Selva de Irati, sin posibilidad desde el mediodía de absorber mayor registro del permitido por sus dimensiones.

Los aledaños del Señorío de Bertiz, otro de los destinos naturales predilectos con máximas en la cercana Elizondo de 27 grados, se convirtieron en alternativa de aparcamiento ante el cartel de ocupado que colgaba en la entrada al bello paraje. A uno y otro lado del acceso principal, en Oronoz-Mugaire y Oieregi, en Bertizarana, los pequeños parkings y los arcenes ampliaron el área de cobertura de estacionamiento.

Como en Irati, los más rezagados hicieron de la paciencia su mayor virtud en su deseo de disfrutar de un día de la naturaleza y respirar aire puro. En tal propósito, hubo coincidencia de pareceres y destinos en la estación de la hoja caída.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra