Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Agricultura

3.600 agricultores navarros perderán hasta 40 millones al año por una medida de la UE

La norma comunitaria prohíbe el uso de fitosanitarios en 16.700 hectáreas

Una cosechadora realiza labores de recogida de grano en un campo allá por el pasado mes de julio.

Una cosechadora realiza labores de recogida de grano en un campo allá por el pasado mes de julio.

Actualizada 17/10/2017 a las 09:43

En estos días los agricultores navarros preparan sus máquinas para proceder a la siembra del cereal que cosecharán entre junio y julio de 2018. Pero la Unión Europea (UE) les ha empañado la cosecha con una nueva norma que prohíbe el uso de fitosanitarios (plaguicidas), no en los campos de cultivo tradicional, sino en aquellas superficies que Bruselas les obliga a ‘reservar’ por temas medioambientales como condición indispensable para poder recibir las ayudas de la Política Agraria Comunitaria (PAC).

La medida afecta a 3.600 agricultores navarros y a 16.682 hectáreas, según datos de la última campaña PAC en la Comunidad foral. El sindicato UAGN estima que la prohibición del uso de fitosanitarios (contra plagas y malas hierbas ) supondrá unas pérdidas para el agro foral desde hasta 40 millones al año. Ayer, su presidente, Félix Bariáin, criticó la política medioambiental de la Unión Europea. “Son normas que se hacen desde un sillón, sin consensuar con el productor, que dificultan y encarecen nuestra labor y que afectan a la sostenibilidad económica de agricultores y ganaderos”, afirmó. A su juicio, una sostenibilidad medioambiental mal entendida “vaciará los pueblos”.

PÉRDIDA DE RENTABILIDAD

El técnico de sindicato, Iñaki Mendióroz explicó que la UE obliga a todos los agricultores que solicitan ayudas de la PAC y que tengan más de 15 hectáreas a dedicar un 5% de su extensión a las llamadas Superficies de Interés Ecológico (SIE). En Navarra, la exigencia afecta a 3.600 productores que en 2016 sumaron 29.938 hectáreas.

Bruselas da dos opciones a los productores para esas fincas medioambientales. Una, dejarlas en barbecho, medida a la que en Navarra se acogieron 13.256 hectáreas. Y dos, dedicarlas a los cultivos fijadores de nitrógeno, como por ejemplo habas, bezas, guisantes y alfalfa, y cuyas cosechas se venden posteriormente, generalmente para alimentar ganados. “Esos cultivos hacen que el nitrógeno se quede en el suelo, lo enriquece mucho y, al año siguiente, si se siembra un trigo o cebada, ya no es necesario echar casi abono”.

A estos cultivos se destinan las otras 16.682 hectáreas y que son las afectadas por la prohibición de usar fitosanitarios. “Muchos dejarán esas fincas en barbecho porque va a ser muy costoso quitar las malas hierbas y sacar las cosechas adelante. En ellas se producían unas 278.000 toneladas de grano. Se dejarán de producir porque no es rentable y perderán dinero. Prevemos un descenso de la superficie de estos cultivos, pero no lo sabremos hasta el año que viene”, apuntó el técnico. “Sin fitosanitarios se incrementarán las pasadas de tractores por los campos para quitar hierbas, lo que supone más emisiones de CO2 en la atmósfera”.

EL 'ROUNDUP', EN EL AIRE

Otra medida que preocupa al sector y sobre el que la UE debe pronunciarse en breve es sobre el uso en cultivos de glifosato (conocido por roundup). “Si lo prohiben que no se piense la sociedad que no va a comer alimentos cultivados con glifosato. La mayoría de productos prohibidos por la UE en los últimos años para cultivar hortalizas y frutas son empleados en países como Marruecos, Argentina, Chile, etc, que luego nos importan sus productos”.

“Marginados” por el cuatripartito

 

La política medioambiental de la Unión Europea no es la única que enfada al sector agropecuario de Navarra, que defiende que la sostenibilidad no está reñida con la actividad agrícola convencional. Para el presidente de UAGN, Félix Bariáin, el departamento de Desarrollo Rural, regido por Isabel Elizalde (EH Bildu), “no se ha dado cuenta que la agricultura convencional, la del Canal de Navarra, la de la agroindustria, la ganadería extensiva e intensiva, es la que da de comer a la población”. El líder sindical afirmó que los productores convencionales se sienten “marginados” por el cuatripartito. Subrayó que no desea que se quite dinero para la ecológica, “que tiene su nicho de mercado pero jamás va a alimentar a toda la población”. “No hay que demonizar la agricultura convencional. El hecho de usar herbicidas y abonos no es malo si te ciñes a las normas. Si alguien cumple la trazabilidad de un alimento son los productores convencionales”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra