Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Canal de Navarra

Barkos tilda de “cabezonería” pedir 21.500 ha para regar en la Ribera

La presidenta responsabiliza a los gobiernos de UPN de la falta de agua en la Ribera

Canal de Navarra, a su paso por la Zona Media.

Canal de Navarra, a su paso por la Zona Media.

28/06/2017 a las 08:42
  • M.S./Europa Press

La presidenta Uxue Barkos criticó que “se está sacralizando” el número de hectáreas a las que debería atenderse en la segunda fase del Canal de Navarra, lo consideró una “cabezonería”, sostuvo que ha sido su Ejecutivo el que ha “impulsado” el desarrollo de esta infraestructura, después de quedar “paralizado en 2011” y aseguró que ha sido en estos dos años de legislatura cuando se ha “engrasado la maquinaria”.

“Se habla de 21.500 hectáreas, que algunos siguen defendiendo, pero en 1999 la superficie de la segunda fase era de 29.000 hectáreas. En 2010, con UPN en el Gobierno foral y el PSOE en el central, se acuerda un estudio de optimización de las zonas regables y se llevó el proyecto a las 21.500 hectáreas. Son los anteriores gobiernos de UPN, PSOE y PP quienes toman decisiones clave que suponen un retraso y minimización del proyecto sin estar muy claro qué explicaciones se dieron”, indicó Barkos.

La presidenta afirmó que en agosto de 2015 “ninguno de los trabajos de definición de la segunda fase se había acometido” y explicó que “este Gobierno consideró imprescindible la elaboración de un estudio de alternativas que se ha realizado en poco más de un año de acción de Gobierno”. Destacado que en lo que va de año el Gobierno ha mantenido más de 30 reuniones con ayuntamientos, con comunidades de regantes y con diferentes entidades y empresas para el desarrollo del Canal. Y recabadas estas opiniones, el Gobierno de Navarra podrá fijar en julio una primera aproximación de la superficie de la zona regable de la segunda fase.

Barkos recordó que “las infraestructuras del Canal tienen un coste importante en la cuenta de los navarros, estamos hablando de varias decenas de millones de euros que se van a prolongar durante varias décadas, por lo que hay que mirar con un enorme detenimiento, rigor y ambición que cada milímetro de Canal que se construya se corresponda con las necesidades reales”.

La presidenta reconoció que la Ribera “no tiene el agua que necesita y esta responsabilidad no es de este Gobierno, este Gobierno lo va a solucionar”, para añadir que “quien ha tenido olvidada durante años a la Ribera de Navarra han sido quienes han tenido responsabilidades de Gobierno en los últimos años”.

RESPUESTA DE UPN y PP

El portavoz de UPN, Javier Esparza, respondió a Barkos que “es mentira que los anteriores Gobiernos paralizaran el proyecto, es mentira con todas las letras”, y le recordó a Barkos que ella “votó en el Congreso de los Diputados en contra de la segunda fase del Canal de Navarra”. “Los demás nos jugamos el tipo defendiendo este proyecto. ¿Dónde estaba usted, la ínclita defensora de la Ribera? Hace falta tener cara”, afirmó, para señalar que las 21.500 hectáreas “son las que piden los regantes y así se lo han trasladado al Gobierno por escrito”. “El proyecto se va a hacer quiera este Gobierno o no”, aseguró.

La portavoz del PSN, María Chivite, subrayó que “es el Canal y no otras alternativas lo que tenemos que desarrollar, es el Canal lo que tiene que llegar a la Ribera y para ello hay que ejecutar la segunda fase”.

Ana Beltrán (PP) manifestó que “los dos años de legislatura en relación con el Canal de Navarra se pueden resumir en una frase: hacer como se hace para no hacer nada, porque Barkos sigue sometida a los dictados de Bildu, porque la clave de todas las infraestructuras de Navarra es que Bildu no las quiere, y como Bildu no las quiere, Barkos se cuadra y manda a sus consejeros para ver cómo se para sin que se note demasiado que es cosa de Bildu”.

Por parte de Geroa Bai, Unai Hualde reiteró que “el Gobierno Navarra se encontró con el proyecto paralizado, con una sociedad para llevar a cabo la obra en quiebra y con la necesidad de hacer un replanteamiento por decisión de Arias Cañete y de Barcina”.

El parlamentario de EH Bildu Dabid Anaut afirmó que UPN y PP tienen una “actitud ciega que aboga por construir muchas infraestructuras y muy grandes, y si no se construyen, hablan de apocalipsis”. “Hacen utilización política del Canal. Todos tenemos preocupación con el tema del agua para la Ribera. Yo no conozco a nadie que quiera dejar a la Ribera sin agua”, dijo el representante de Bildu.

Por parte de Podemos, Rubén Velasco aseguró que “hay que tener en cuenta el cambio climático, la previsión de disminución de las precipitaciones y el aumento de la temperatura” y se mostró “muy de acuerdo” con el estudio de alternativas que ha desarrollado el Gobierno. No obstante, puso como pega que el Ejecutivo ha presentado el estudio “prácticamente” con las conclusiones decididas.

Por último, la parlamentaria Marisa de Simón (I-E) afirmó que “hay que buscar una solución razonable y razonada” para llevar agua a la Ribera y felicitó al Gobierno por la gestión que está haciendo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra