Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Accidentes de tráfico

Fallece un motorista de Estella tras chocar con un turismo en Huesca

Luis Etxeberria Uharte, de 58 años, se accidentó en la N-240 , a la altura de la localidad de Canal de Berdún

La moto que conducía colisionó frontalmente contra un turismo, cuyos dos ocupantes resultaron ilesos

Fallece un motorista de Estella al chocar contra un coche en Huesca

Curva de la N-240 donde tuvo lugar el accidente mortal, con agentes de la Guardia Civil y la grúa.

CEDIDA/HERALDO DE ARAGÓN
Luis Etxeberria Uharte, vecino de Estella de 58 años, en una imagen reciente

Luis Etxeberria Uharte, vecino de Estella de 58 años, en una imagen reciente

CEDIDA
Actualizada 25/06/2017 a las 08:38

El vecino de Estella Luis Etxeberria Uharte, de 58 años, falleció ayer por la mañana en Canal de Berdún (Huesca) tras sufrir un accidente con la moto que conducía. El fallecido chocó contra un turismo, cuyos dos ocupantes resultaron ilesos,
El suceso ocurrió a las 11.20 horas de ayer en la N-240 (Pamplona-Jaca), a la altura del kilómetro 309.400, en término municipal de Canal de Berdún. Por causas que investiga la Guardia Civil, la moto que conducía el vecino de Estella colisionó frontalmente contra un turismo. El conductor de la moto falleció, mientras que el conductor y ocupante del turismo resultaron ilesos. Hasta el lugar se desplazaron los servicios de emergencia de Huesca, que no pudieron hacer nada por salvar la vida del vecino de Estella. Agentes del equipo de Atestados de la Guardia Civil de Huesca se encargaron de elaborar el atestado.

En el momento del suceso, el fallecido viajaba a Jaca, donde reside su novia, Pilar, en un trayecto que acostumbraba a hacer con frecuencia en fin de semana desde Estella, donde vivía.

Aficionado a las motos desde joven, Luis Etxeberria ya había sufrido un grave accidente en octubre de 2006 cuando conducía entre Pamplona y Estella. En aquella ocasión se accidentó a la altura de la localidad de Lorca. Pasó un tiempo ingresado, situación que se agravó cuando sufrió una infección en el quirófano del hospital.

Bombero, aficionado a las salidas en moto, trompetista y donante de ‘oro’

 

Luis Etxeberria Uharte o Koldo, como le conocían muchos de sus amigos, tenía un carácter especial, reconocen, pero una vez superada esa primera barrera y ganada su confianza, destacaba por una generosidad y entrega difíciles de comparar. Muchas de las facetas que ilustran su biografía así lo atestiguan: bombero u homenajeado por sus más de cien donaciones de sangre en Estella, entre otras. “Era una persona muy buena, sin ningún tipo de malicia. Siempre estaba haciendo favores a todo el mundo”, le retrataba ayer Antonio Domblás Hermoso, de 59 años, conocido como Toribio y gran amigo del fallecido desde hace más de 25 años.

Natural de Pamplona y de 58 años, Luis Etxeberria trabajaba como bombero y se había instalado en Estella hace ya varios años, en cuya base desarrolló durante mucho tiempo su carrera profesional. Aunque ahora trabajaba en Pamplona, ya no abandonó la ciudad del Ega, y vivía a medio camino entre ambas localidades. Padre de dos hijos, se encontraba separado y desde hace un tiempo tenía pareja, Pilar, vecina de Jaca, ciudad que también visitaba con frecuencia. Muchas veces en moto, sumando a su novia a concentraciones moteras y viajes con sus amigos de Estella. “Ella había encajado perfectamente con nosotros y nos acompañaba en las salidas, aunque iba en coche”, cuenta Antonio Domblás, rememorando una reciente en Benidorm.

GRUPO DE 'LOS MOTEROS'

En el entorno del bar Pigor, de Estella, eran varios los aficionados a las motos que se juntaban para disfrutar de sus salidas a dos ruedas. “Tenemos un grupo llamado ‘los moteros’ y en él estamos seis o siete amigos de Estella, con alguno de Vitoria”. Entre ellos estaba Luis Etxeberria, y ayer la noticia de su fallecimiento dejó muda una cuadrilla de natural alegre. “Nos hemos quedado de piedra. Luis ya sufrió hace años un accidente muy grave (en Lorca, en octubre de 2006) y se había convertido en un motero prudente y que viajaba siempre bien equipado. Pero claro, tu carrocería eres tú mismo...”, reflexionaba Domblás.

La vivencia del accidente en 2006 no sólo le hizo más precavido en carretera, también le sirvió para conocer de primera mano la otra cara de un acto muy generoso en el que ya tenía larga experiencia. A resultas de la intervención tras el suceso, necesitó tres bolsas de sangre. Fue una manera de que el azar le devolviera las más de 100 donaciones altruista que había realizado durante años y que pocos meses después le valieron un homenaje por parte de la delegación de Adona (donantes de sangre). “Siempre recibo mucho más de lo que doy”, manifestaba entonces.
El perfil de este estellés de adopción no estaría completo sin otra de las facetas que más le caracterizaba: la música. “Era muy aficionado. Tocaba la trompeta en varias fanfarrias, como Igarri”. Por encima de todas, Domblás resalta cómo era. “Una grandísima persona”.

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra