Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Marcha Solidaria

Practicando el 'retro running' en la II Marcha Solidaria de Aspace y Adacen

Cientos de familiares, trabajadores y voluntarios sortearon ayer el calor del mediodía en la II Marcha Solidaria conjunta que organizan Aspace y Adacen, y que recorrió durante dos horas 4,5 kilómetros de caminos y calles de Cizur y Zizur Mayor

Foto de Rufino García López, residente de Aspace Cizur, ayer junto a sus sobrinos Keralt y Alejandro, su madre Loli López y su prima Oihane Garate.

Rufino García López, residente de Aspace Cizur, ayer junto a sus sobrinos Keralt y Alejandro, su madre Loli López y su prima Oihane Garate.

Actualizada 12/06/2017 a las 07:42

El anglicismo, “retro running”, que significa ‘correr para atrás’, figuraba ayer en letras mayúsculas en un gran cartel a unos veinte metros de la entrada del centro de Aspace en Cizur Menor. No se trataba de una nueva extravagancia deportiva, ni de esnobismo lingüístico. Simplemente era una metáfora, la de que cómo “marcha atrás también se avanza”. Los últimos metros de la II Marcha Solidaria que ayer celebraron las asociaciones navarras Aspace y Adacen tenían que recorrerse así. Marcha atrás. Un divertido momento final que arrancaba la sonrisa de los participantes y que abordaban, no sin cierta dificultad. Los usuarios del centro contaban con la ventaja de sus sillas motorizadas. Y la de haber practicado antes.

Las dos entidades, que se dedican al tratamiento y la integración de personas con parálisis cerebral (Aspace) y con daño cerebral adquirido, generalmente, tras un accidente, (Adacen) iniciaron su colaboración hace dos años. Con esta marcha, buscan “visibilizar” su existencia y atraer donativos para financiar sendos proyectos relacionados con el deporte adaptado. “Aunque no se cobra por participar, sí que aceptamos aportaciones voluntarias”, indicaba Rafael Olleta, gerente de Aspace.

En su caso, pretenden adaptar el salón de actos del centro de Cizur (el Ramón y Cajal) para hacer una pista de entrenamiento de boccia. Practican este deporte no sólo a nivel recreativo. Unos veinte residentes de sus centros de Cizur e Iturrama compiten a nivel individual, en parejas o por equipos. Los campeonatos los celebran en el polideportivo de la Universidad de Navarra. Pero entrenan en el salón de Cizur, con el suelo irregular porque esconde algunas conducciones. “La boccia, como la petanca, es un deporte de precisión. Si el suelo está ondulado, por mucho que apuntes, la pelota se te va a ir”, explica Isabel Sánchez, la técnico de deportes. Aspace, con 350 socios, cuenta con 21 centros residenciales, asistenciales y de empleo en Navarra, donde atiende a 800 usuarios y emplea a 300 trabajadores sin discapacidad.

En el caso de Adacen, buscan financiar la adquisición de material para deporte adaptado en su centro de Mutilva, indicó su gerente Francisco Fernández. “Por ejemplo, hacemos canoa”. Adacen, con 940 asociados, tiene 40 plazas de centro de día y 10 de residencia, todas concertadas con el Gobierno foral. Ensaya también “un nuevo modelo de atención ambulatoria” en sus dependencias de Mutilva y Azpilagaña, donde ofrecen servicios de estimulación especializada: logopedia, fisioterapia, etc. a 110 usuarios. “Buscamos que sea una estancia más flexible que la del centro de día, de forma que solo acudan dos o tres días a la semana”, cuenta Fernández.

PASEO AL SOL CON CHARANGA

El objetivo de esta II Marcha Solidaria era superar las previsiones del año pasado, con 500 participantes. Se inscribieron 800 personas. A las 11 horas, con el mercurio por encima de los 30 grados y untados a conciencia de crema solar, iniciaron la caminata. Durante dos horas, el grupo, heterogéneo en edad y condición, recorrió 4,5 kilómetros entre chalés de Cizur y calles de Zizur, dejándose ver con sus camisetas rojas y oír con los voluntarios de la charanga Galzagorri de Zizur. Con el avance de las horas, el excesivo calor mermó la concurrencia, pese a que fue apaciguado con botellas de agua en la parada de avituallamiento del colegio zizurtarra. Resultó providencial, en este sentido, la idea del Grupo Solidarios de parroquias del Valle de Aranguren de repartir, antes de salir, gorras sobrantes de otro evento.

Bajo un enorme paraguas, con el que su hijo la protegía a modo de parasol, la elizondarra Conchita Lasa, de 84 años, amatxi de la usuaria de Aspace Maider Monasterio, fue quizás la participante más longeva en su silla de ruedas. Ese domingo, le tocaba cuidarla a su hijo Federico, residente en Zizur y la “sorprendió” con ese plan del día. A Rufino García López, de 46 años, residente del Ramón y Cajal, le empujaba la silla su prima Oihane Garate López y le rodeaban sus sobrinos Keralt y Alejandro García Bonilla. Aunque no verbaliza, se le veía disfrutar. “Lo entiende todo” dice su madre, la villavesa Loli López Jiménez, que les acompañó unos metros

Mikel Morales Pereira, de 36 años, trabajador de limpieza del centro de Aspace en Iturrama, paseaba ufano y charlatán de la mano con su novia, tímida y también usuaria. Compañeros en Salesianos, se encontraron una noche de marcha y llevan ya tres años juntos. Mikel sufre Charcot, “una enfermedad de los huesos, pero no dejo que me afecte. Vivo la vida, hago feliz a la gente y hago teatro”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra