Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Educación

Que el acoso no sea un mal trago

El tiempo de comedor y el patio del mediodía son un momento para que surjan problemas de acoso escolar entre los niños porque están ‘más libres’. Las monitoras de comedor trabajan para evitarlo

La pedagoga de 'Gourmetfood' Vicky Calatayud Álvarez y la monitora de comedor Marta Armendáriz Lumbier guían a un grupo de alumnos de Educación Infantil del CP San Juan de la Cadena de Pamplona para representar una obra de teatro sobre el acoso escolar, en la que los niños llevan caretas de animales.

La pedagoga de 'Gourmetfood' Vicky Calatayud Álvarez y la monitora de comedor Marta Armendáriz Lumbier guían a un grupo de alumnos de Educación Infantil del CP San Juan de la Cadena de Pamplona para representar una obra de teatro sobre el acoso escolar, en la que los niños llevan caretas de animales.

Calleja
27/05/2017 a las 06:00

Ander Urrutxi se pone la careta de cocodrilo e insulta a Alicia Beroiz, que lleva la de conejo. Mientras, otros niños, que representan el papel de pirañas, jalean al malvado reptil. Y otros tres compañeros, con careta de gacela, tienen que defender al conejo de los ataques. Estos alumnos de Educación Infantil del colegio público San Juan de la Cadena de Pamplona representan una obra de teatro sobre el acoso escolar adaptada a su edad. El objetivo, prevenirlo siempre en las aulas pero, sobre todo, en el horario del comedor y el patio del colegio al mediodía. “En ese momento, están más libres y los adultos no siempre les pueden escuchar”, apunta la responsable del comedor de este centro del barrio de San Juan, María Olóriz. La iniciativa ha surgido de la empresa de catering Gourmetfood que da de comer a 3.000 alumnos de 70 centros de toda Navarra. Sus pedagogas, Vicky Calatayud Álvarez y Mónica García Marín, coinciden en formar a las monitoras de comedor y a los alumnos para evitar este problema.

“Algunos niños se ríen porque tengo el pelo cortito y no me puedo poner coletas. Pero a mí me gusta mucho mi pelo”, explica con mucha madurez Candela Fernández, de 6 años. “Y a mí, a veces, me dicen que soy bajo”, lamenta Ander Urrutxi. “¿Y qué les decís vosotros a esos niños?”, les interroga la monitora de comedor Marta Armendáriz. “Pues que no se metan con nosotros. Todos somos diferentes”.

En la formación a las monitoras se insistió en diferenciar qué es bullying (un acoso reiterado en el tiempo) y qué no. Y a los niños se les ha hecho mucho hincapié en que no sean espectadores. “El papel de las ‘gacelas’ es fundamental. No tienen que quedarse callados sino apoyar al niño acosado y contarle a un adulto lo ocurrido”, dice Calatayud.

Este tipo de iniciativas se siguen también en otros centros como el colegio público Ermitagaña. Allí, las educadoras del comedor junto con la empresa de servicios educativos Káeru promueven iniciativas con el lema “Para el buen trato entre compañeras y compañeros”. Alumnos de 4º de Primaria organizaron una manifestación con lemas como “Me gustan los abrazos más que los tortazos” o “Si me pegas y humillas, eres un gallina”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra