Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ATROPELLOS CICLISTAS

Así se vive el peligro de una ruta de 80 kilómetros junto a un grupo de cicloturistas

Tras los últimos atropellos ocurridos en Valencia, Tarragona y Navarra, ya son 19 los ciclistas muertos en todo el país en lo que va de año

Atropellos ciclistas

Se puede rebasar la línea continua, siempre que no se les ponga en peligro ni a ellos ni al resto.

Iván Benítez
15/05/2017 a las 06:00

Ha vuelto a ocurrir. Al accidente del pasado domingo en Valencia en el que una conductora bebida y drogada atropelló mortalmente a tres ciclistas, se suma ahora los sucedidos el sábado por la mañana en Tarragona, donde una conductora en estado de embriaguez se llevó por delante a seis ciclistas (uno resultó herido de gravedad y dos leves), y ayer mismo en Navarra. En lo que va de año han muerto 19 ciclistas en todo el país, frente a los 15 que hubo en el mismo periodo en 2016, según los datos de la DGT. En la última década han sido 400 fallecidos en las carreteras españolas (vías interurbanas): 372 de 2008 a 2015; más 51 en 2016 y 2017.


Un par de horas después del suceso de Tarragona, a las nueve de la mañana, cuatro cicloturistas de Pamplona madrugan para iniciar su habitual ruta de fin de semana. Han quedado en Berriozar para ir hasta Basaburua. Unos ochenta kilómetros. Antes de salir, los más veteranos del grupo, Ángel Iriarte y Josetxo García, de 63 y 64 años, cuentan que ya llevan cuarenta años pedaleando y que los sustos “están a la orden del día”, principalmente en rotondas. Ambos empezaron a andar en bicicleta de niño, por afición, y ahora lo hacen como vía de escape. “Cuando nosotros empezamos no había ni carreteras, ni utilizábamos casco”, sonríen. A pesar de los trágicos acontecimientos, Raúl Gil, de 50 años, cree que se respeta más a los ciclistas. El mayor problema con el que se encuentran, dice Mikel Aizkorbe, de 58 años, es el desconocimiento de algunos conductores: “No se respeta el metro y medio de distancia entre el coche y la bici y encima nos adelantan sin visibilidad. Nosotros solemos colaborar con los vehículos dándoles paso, pero cuando el viento sopla en contra no les oímos llegar”. Además, añaden, “en las rotondas los conductores tienen que saber que, si se circula en grupo, los ciclistas se convierten en uno”. Es decir, “una vez que el grupo está dentro se debe ceder el paso por igual al primero y al último. Somos como un tráiler”, ilustran. Sin más demora, los cuatro parten hacia Basaburua. Así fue una parte del recorrido.

 

Atropellos ciclistas

“En las rotondas nos convertimos en uno”

Raúl Gil, de 48 años, Mikel Aizkorbe, de 58, Ángel Iriarte, de 63 y Josetxo García, de 64, atraviesan una rotonda a la salida de Berriozar. “En una rotonda los conductores tienen que respetar por igual a un grupo de ciclistas. Nos convertimos en uno. Somos como un trailer”.

 

Atropellos ciclistas

“Hay que avisar con pitidos cortos"

A lo largo de la ruta se suman otros ciclistas. En Larrainzar, primer susto. Un vehículo (el de la fotografía) los supera a toda velocidad. El copiloto se asoma y les dedica un gesto de burla. “Eso es lo que no hay que hacer”, lamentan. “Además, se tiene que avisar con pitidos cortos”.

 

Atropellos ciclistas

“Me acaba de rozar un espejo retrovisor”

Los cuatro ciclistas dejan atrás Basabura y se pierden en el horizonte de asfalto. Mientras, en un bar de la localidad almuerza otro grupo. En este pelotón improvisado se encuentra un hombre de 72 años llamado Fernández Mata, El maño. “Me acaba de pasar rozando el retrovisor de un Land Rover”, lamenta. “Llevo 40 años andando en bici y es raro el día que no se tenga un susto”. A su lado, Javier Lago, de 43 años, opina que es un tema de educación. “Muchos conductores mantienen la velocidad y te pasan muy cerca. La gente no se mentaliza, somos un vehículo más”.

 

Atropellos ciclistas

“Esperar 10 segundos antes de adelantar”

Ciclistas de Hernani toman el desvío a Beruete. La vía es estrecha. Algunos conductores se impacientan. Al llegar a Aldaz, se bajan de la bicicleta y se hidratan. “En Guipúzcoa hay más tráfico pero están más acostumbrados a los ciclistas”, comentan. “Es clave esperar diez segundos antes de adelantar. Puede cambiar el desenlace de un adelantamiento”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra