Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Burgui

Burgui homenajea a las almadías en una jornada de lluvia intensa

La localidad rescató la memoria de este oficio de antaño en una jornada pasada por agua en la que se entregó la Almadía de Oro a Laura Sola, trail runner y esquiadora de montaña, y a la Federación Navarra de Deportes de Montaña y Escalada

Jornada lluviosa en el 'Día de la Almadía'

Cientos de personas reunidas para ver el descenso de almadías en Burgui

DN
Personas de todas las edades revivien el oficio de los almadieros.

Personas de todas las edades revivien el oficio de los almadieros.

'Día de la Almadía' en Burgui 16 Fotos

'Día de la Almadía' en Burgui

Fotos del 'Día de la Almadía' en Burgui

Jesús Garzaron
30/04/2017 a las 14:28
Etiquetas
  • Izania Ollo
  • Iranzu Larrasoaña

Nos han quitado el mejor tramo, el que nos ponía la piel de gallina”. José Luis Esarte Goyena, de 68 años, es el almadiero más veterano. El bajo caudal del río Esca hizo que este año se acortara el recorrido para facilitar la llegada de las almadías a la presa. Burgui celebró ayer la 26ª edición del Día de la Almadía.

“No hemos podido recorrer los tres primeros kilómetros. Es una pena, porque ese es nuestro momento, cuando estamos solos”, aseguraba Esarte, vecino de Salazar que, junto a Pablo Fanlo, de Ochagavía, dirigía uno de los remos traseros. “Durante muchos años fui el único almadiero de fuera del valle de Roncal”, aseguraba minutos antes de zarpar hacia la presa. Las abarcas sumergidas a orillas del río y los bajos del pantalón empapados no frenaban sus ganas de mantener viva esta tradición. “Mientras el cuerpo aguante, vamos a almadiar”, añadía con una sonrisa.

Preocupados por la falta de agua, jóvenes y veteranos se afanaron en retirar los pedruscos que sobresalían amenazantes. “No nos gusta quitar piedras, pero este año tenemos que llegar hasta la presa como sea”, prometía conforme se acercaba a una de las dos almadías que, aguardaban en el margen derecho. “Y luego dicen que el cambio climático es una invención... Hace unos años, con las ‘mayadas’, bajábamos el Esca en el quinto mes del año con el agua del deshielo. Incluso hemos tenido que suspenderlo por las riadas”, aseguraba.

LA LLUVIA, A DESTIEMPO

Tras semanas con los ojos puestos en el caudalímetro, los nubarrones no pudieron aguantar más. Las primeras gotas se estrenaron en el momento más inoportuno: instantes previos a que las embarcaciones de madera saltasen la presa.

“Ha empezado a venir gente joven, y eso es bueno. La pena es que este año no han podido hacer el recorrido original, que es donde se aprende, de verdad, a manejar la almadía”, contaba Arturo Erlanz Abad, de 65 años. Ayer manejaba con maestría el puntero de la balsa, algo que lleva haciendo desde que se retomó la tradición hace 26 años. “Los más mayores aseguran que desde 1949 no recuerdan un caudal tan bajo”, añadía.

A los que quieren vivir la emoción en primera persona se les pide trabajo. “Es importante que sepan que no todo es diversión, también se pasa frío, hay que trabajar, retorcer la verga...”. Actualmente, la Asociación Cultural de Almadieros Navarros cuenta con 23 miembros.

Antes de que los remos se adentrasen en el Esca, Iker Zilbeti Muniain, de 18 años, se preparaba para su bautizo en las calmadas aguas de Roncal. “Mi padre lleva años bajando con la almadía y, como lo veía, me animé”, explicaba con un pie en cada tronco. “No me han dado ningún consejo, pero bajaré con mi padre y sé que él me ayudará”.

Al tiempo que cientos de personas desplegaban los paraguas, los almadieros se asomaban desde lo alto de la presa. Siete lavanderas llevaron al público a otra época.

HOMENAJE A LA MONTAÑA

“Los de Uztarroz no somos delfines, así que espero que no me toque practicar la natación”, comentaba Laura Sola de Miguel, trail runner y esquiadora de montaña. Ella, junto con Martín Montañés Alsasua, de la Federación Navarra de Deportes de Montaña y Escalada, recibieron la Almadía de Oro por su trayectoria en los deportes de altura.

“Este reconocimiento es un impulso a las mujeres que hacen deporte ya que siempre lo tenemos más complicado que los hombres. Por suerte cada vez somos más”, aseguraba de Miguel. “Para mí es un día importante porque e sun reconocimiento que me dan desde mi valle. No he dormido muy bien porque estoy nerviosa, pero estoy disfrutando del día a tope”, añadía mientras disfrutaba de las típicas migas roncalesas.

Montañés veía en este reconocimiento a la Federación la estrecha relación que tiene el deporte de montaña con este valle navarro. “No estoy nervioso, cuando tenga que recoger el galardón, tras la comida, será otra cosa”, comentaba. “Queremos que el refugio de Belagua vuelva a estar en marcha y estamos dando los pasos necesarios para ello. Hemos optado a unos fondos europeos y, de momento, hemos superado la primera fase”, añadía el presidente de la Federación.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra